¿A qué huele Dios?

Dios

El pasado martes se puso a la venta un libro titulado “Waking up in heaven”, algo así como “Despertando en el cielo”, escrito por Crystal McVea. Esta mujer afirma que en 2009, durante unos minutos en los que estuvo clínicamente muerta, tuvo la oportunidad de ver, sentir, tocar y oler a Dios. Ese mismo día apareció en una entrevista de la cadena Fox, en la que promocionaba su libro, y que os he traducido para que todos la entendáis. Maximizad para leer mejor.

En esta ocasión me está costando bastante, pero no quiero ser irreverente con las creencias de nadie.

La idea de una vida eterna y feliz después de la muerte ha sido la clásica mentira con la que los listos se han aprovechado de los temores de los débiles mentales, que sienten una angustia irresistible al pensar que tras fallecer todo acaba. Es una simbiosis perfecta. Los listos obtienen beneficio económico en esta vida, a cambio de que los tontos obtengan beneficio espiritual en la otra. Es el gran timo que se ha perpetuado a lo largo de la historia de la humanidad, y que no tiene riesgos: nadie va a volver para reclamar cuando descubra que tras la muerte no hay nada, y que le han engañado.

Los sucesos que los pacientes narran tras una experiencia cercana a la muerte tienen en su mayoría explicaciones conocidas. A esto hay que añadir la interpretación subjetiva que hace cada uno de las sensaciones que percibe, y que en el caso de ser creyentes, se enfocan irremisiblemente a un contacto con la divinidad y el “más allá”. La percepción de verse el propio cuerpo desde una posición elevada, la proyección rápida de momentos pasados a lo largo de la vida, la luz cegadora al final de un túnel, tienen todas ellas explicaciones científicas basadas en secreciones hormonales por la percepción traumática de la muerte, y por la falta de oxígeno en el cerebro. Todo lo demás es ganas de vender libros, y de vivir a costa de los tontos.

Por cierto, para no gustarle hablar en público, a Crystal hay que reconocer que no se le da mal.

  • @ Prof. Tornasol:
    Fantástico comentario. No se podría haber explicado de mejor forma lo evidente.

    Muchas gracias por la aportación.

  • @Cazadordemitos:

    Gracias.

    La cebras no tiene úlcera porque sólo desencadenan su sistema de huida en caso de oler a un león (R. Sapolski). Nosotros estamos en permanente estado de alerta no por acontecimientos inminentes presentes sinó por supuestas amenazas futuras. Hay muchas maneras de combatir este estado de estrés permanente. Unos toman Prozac, otros se refugian en la religión.

    Conste que yo no considero negativo el sentimiento religioso, siempre que uno sea consciente de que una cosa son las creencias subjetivas y otra la realidad compartida por todos.

    Saludos.

  • Prof. Tornasol dijo:
    La cebras no tiene úlcera porque sólo desencadenan su sistema de huida en caso de oler a un león (R. Sapolski). Nosotros estamos en permanente estado de alerta no por acontecimientos inminentes presentes sinó por supuestas amenazas futuras. Hay muchas maneras de combatir este estado de estrés permanente. Unos toman Prozac, otros se refugian en la religión.
    Conste que yo no considero negativo el sentimiento religioso, siempre que uno sea consciente de que una cosa son las creencias subjetivas y otra la realidad compartida por todos.

    Estimado Prof. Tornasol, independientemente que esté de acuerdo con sus comentarios, en líneas generales, me gustaría hacer, si no es inconveniente, algunas puntualizaciones:

    Aclarar primero que todos los primates, así como otra buena cantidades de animales, pueden sufrir la sintomatología de la «Indefensión». Indefensión que es una de la primeras causas de padecer estrés y depresión.

    Me resulta realmente interesante su aseveración, no se si ésta última hecha desde el chascarrillo, sobre la «bipolaridad» a la hora de afrontar nuestras experiencias vitales pasadas y sus expectativas futuras. y de la que estoy seguro que existen alternativas menos, llamemos.., «lesivas», física e intelectualmente.

    Si estoy de acuerdo que ambas soluciones están siendo el «común refugio» en una realidad, la actual, harto injusta. Mas esto, y desde una visión positivista, no hace mas que evidenciar la necesidad de los profundos cambios que tal sociedad necesita, ante las «soluciones» pedorreras que propone.

    No comparto, tampoco, su última aseveración, no porque no ese de acuerdo con la libertad personal de elección, si no porque su premisa es irreal, y creo que no hace falta que me extienda mas en el comentario.

    Saludos,

  • Yo solo diré esto: El dia que se levante el primer muerto y nos diga como es el otro mundo (no cuentan experiencias cercanas a la muerte. Debe estar practicamente en nivel zombie para tener un periodo de tiempo más o menos medible y contrastable), podremos pensar que hay vida despues de la muerte.

    Mientras tanto, a gozar, a gozar, que el mundo se va aca… ah, no, eso fue el año pasado XD

  • Apreciado Lampuzo,
    Gracias por tu crítica (de tu, por favor…).

    Me resulta realmente interesante su aseveración, no se si ésta última hecha desde el chascarrillo, sobre la “bipolaridad” a la hora de afrontar nuestras experiencias vitales pasadas y sus expectativas futuras. y de la que estoy seguro que existen alternativas menos, llamemos.., “lesivas”, física e intelectualmente.

    Desde luego que la dicotomía Prozac-Religión es falsa por simplista. No son más que ejemplos de mecanismos antagónicos que se emplean para superar el estrés.

    Si estoy de acuerdo que ambas soluciones están siendo el “común refugio” en una realidad, la actual, harto injusta. Mas esto, y desde una visión positivista, no hace mas que evidenciar la necesidad de los profundos cambios que tal sociedad necesita, ante las “soluciones” pedorreras que propone.

    Precisamente pienso que recursos del tipo Prozac-Religión no son la solución. Totalmente de acuerdo en que son necesarios cambios profundos. Pero, por una vez y sin que sirva de precedente, estaría de acuerdo con la recientemente fallecida M. Thatcher cuando decía que «no existe la sociedad, existen personas y familias». Quiero decir que los cambios sociales han de ser precedidos de cambios individuales. Todos y cada uno de nosotros hemos de tomar conciencia de que vamos por muy mal camino y que las soluciones no están ni en fármacos ni en el más allá. Hemos de analizar las causas principales de nuestros temores y nuestra inseguridad, que muchas veces tienen nombres y apellidos, y actuar en consecuencia. Pero temo que estoy entrando en un off-topic…

    No comparto, tampoco, su última aseveración, no porque no ese de acuerdo con la libertad personal de elección, si no porque su premisa es irreal, y creo que no hace falta que me extienda mas en el comentario.

    ¿Cuál es la premisa irreal? Por favor, extiéndete en tu comentario. Me interesa tu opinión.

    Saludos cordiales.

  • Prof. Tornasol dijo:

    ¿Cuál es la premisa irreal? Por favor, extiéndete en tu comentario. Me interesa tu opinión.

    Conste que yo no considero negativo el sentimiento religioso, siempre que uno sea consciente de que una cosa son las creencias subjetivas y otra la realidad compartida por todos.

    El «sentimiento religioso» no propone nada positivo que no sea asumible por una voluntad ajena a sus dogmas, ya que tales comportamiento han sido, y espero serán, siempre afectos al ser humano. Por el contrario, la aceptación de sus premisas si afectaron, y afectan, a esos mismos cambios que tu y yo suponemos imprescindibles por su necesidad, ya que todo acontecimiento social que se base en la imposición irrebatible de ideas es una lacra.

    Podríamos asumir, y así entiendo su comentario, que las «soluciones religiosas» a los avatares humanos suponen, dentro de un mundo de claro-oscuros, una alternativa asumible, siempre y cuando uno sea «aséptico» en su consideración, pero esto no es así. La realidad es, y uno no tiene mas que asomarse a las «nuevas iglesias cristianas», para tener una evidencia de su final propósito.

    Y así, el hecho es que una persona que ha sufrido un trauma severo, y que su organismo ha puesto todo sus recursos en afrontarlo, predique a posteri la existencia de una divinidad odorífera y encarnada que en vez de llevársela a los supuestos parabienes eternos -- que en vista de lo que hay sería lo mas deseable -- , la devuelve al mundo del supuesto eterno pecado de dos deidades de los cultos a la Fertilidad mediterránea; Adonai y Hebat,. Sinceramente..: ¡Hay que tener muy mala leche..!

    Saludos,

  • @Lampuzo:
    Gracias por la respuesta. Entiendo y acepto tu punto de vista. La religión no es asumible, de acuerdo, pero es de facto asumida. En cualquier caso, entre los creyentes, como en cualquier otro colectivo humano, siempre habrá gente honesta y farsantes. Creo que la señora del artículo es del segundo grupo.

    Saludos.

  • no es que sea creyente, soy escéptico, pero no se puede decir tajantemente que tras la muerte no hay nada, tan sencillo como que no sabemos, probablemente nunca sabremos ni la ciencia lo puede confirmar o desmentir, por eso se me hace anticientífico decir que tras la muerte no hay nada

  • Hombre, sin saber demasiado sobre biología post morten, (¿se dice así?) puedo asegurar que tras la muerte de un individuo, de cualquier especie, hay vida. Si no, ¿qué son los gusanitos y escarabajitos que se lo comen a uno? Formas vivas, indudablemente.

    Por eso sé a ciencia cierta que morirse no es el final de la vida, es el principio de muchas pequeñas vidas.

    Pero qué bonito es todo… :dormir:

  • «La idea de una vida eterna y feliz después de la muerte ha sido la clásica mentira con la que los listos se han aprovechado de los temores de los débiles mentales, que sienten una angustia irresistible al pensar que tras fallecer todo acaba. Es una simbiosis perfecta. Los listos obtienen beneficio económico en esta vida, a cambio de que los tontos obtengan beneficio espiritual en la otra. Es el gran timo que se ha perpetuado a lo largo de la historia de la humanidad, y que no tiene riesgos: nadie va a volver para reclamar cuando descubra que tras la muerte no hay nada, y que le han engañado.»

    no puedo creer que siga habiendo entre la comunidad atea seres con tan corto entendimiento y empatia. O sea que yo, siendo ateo y no creyendo que haya nada despues de la muerte, pero sientiendo por eso una honda pesadez, soy un debil o un estupido? en que categoria me pondrías? .Me irrita leer comentarios de tamaña soberbia, Unamuno tenia razon al hablar de aquellos ateos que califico como padecientes de estupidez emocional. Parece que el autor del articulo no tiene seres queridos o esta tan adormecido que le da lo mismo seguir siendo o no.

  • @ Jorge:
    Pero tu lógica está completamente equivocada.

    Si el fenómeno no pudiera medirse porque no se cuenta con los instrumentos medición necesarios y existiera al menos una posibilidad teórica que pudiera explorarse, podrías mantener un punto de vista escéptico. Pero en cambio no existe ninguna evidencia (ni la más mínima) que permita dar lugar a dudas sobre la posibilidad de vida después de la muerte y como tampoco existe ninguna teoría que permita especular sobre lo mismo, lo que tú estas haciendo no es tomar una posición escéptica sobre el asunto, tú estas prefiriendo creer.

  • @ herrweishaupt:

    La cuestión interesante…ya que habla de Unamuno…me encanta…es si ese pesar es intrínseco o adquirido. Que haya conspiranoicos en el bando ateo lo veo normal, estamos por todas partes :-D …lo cierto es que como poder fáctico las creencias nacidas para explicar la muerte, especialmente en tiempos pretéritos, han sido un aglutinante social bestial: la «mejor» respuesta es la más compartida ;)…¿Unamuno dixit?

  • @ herrweishaupt:
    Bueno, el autor de artículo es agnóstico (según creo). Pero el asunto de la vida después de la muerte esta más allá de la duda razonable y entra de lleno en el campo de las creencias.

    Ahora, por lo que puedo notar de tu propio post parece que eres creyente, de ser así, creo que ya respondiste la única pregunta que formulas y solo te queda escoger grupo.

    Todos hemos perdido o perderemos a muchas personas queridas, si una noción infantil de continuidad te hace sentir mejor, es tu problema. Pero no cambia los hechos.

  • Jorge dijo:

    no es que sea creyente, soy escéptico, pero no se puede decir tajantemente que tras la muerte no hay nada, tan sencillo como que no sabemos, probablemente nunca sabremos ni la ciencia lo puede confirmar o desmentir, por eso se me hace anticientífico decir que tras la muerte no hay nada

    Pregúntaselo a las aseguradoras de vida… Si hubiera una mínima posibilidad de volver a la vida tras la muerte, nadie cobraría una sola póliza.

  • herrweishaupt dijo:

    no puedo creer que siga habiendo entre la comunidad atea seres con tan corto entendimiento y empatia. O sea que yo, siendo ateo y no creyendo que haya nada despues de la muerte, pero sientiendo por eso una honda pesadez, soy un debil o un estupido? en que categoria me pondrías?

    No, entras dentro de la categoría de personas que tienen un sentimiento profundo de ausencia por sus seres queridos desaparecidos, lo que le sitúa dentro de la categoría de seres humanos emocionalmente equilibrados y estables. El hecho que considere improbable que pueda reunirme con ellos en el «Mas Allá» o que pueda «sentir su presencia» u otras «gaitas paranormales», no anula la sensibilidad hacia la perdida y hacia su recuerdo.

    Pero lo que si me toca las gónadas, es que ciertas comunidades religiosas, se consideren exclusivos propietarios de tales sentimientos, porque ellos piensen lo contrario. Un ejemplo mas de su exclusión y de su estúpida creencia de ser lo adalides de la moralidad, la sensibilidad, y la ética en el Universo.

  • No se a que huele dios, pero de momento para lo único que está demostrado que vale es para poner detrás de «Me cago en»

  • @ lamentira:

    La idea de una vida eterna y feliz después de la muerte ha sido la clásica mentira con la que los listos se han aprovechado de los temores de los débiles mentales, que sienten una angustia irresistible al pensar que tras fallecer todo acaba. 8-O 8-O 8-O 8-O 8-O Es una simbiosis perfecta. Los listos obtienen beneficio económico en esta vida, a cambio de que los tontos obtengan beneficio espiritual en la otra. Es el gran timo que se ha perpetuado a lo largo de la historia de la humanidad, y que no tiene riesgos: nadie va a volver para reclamar cuando descubra que tras la muerte no hay nada, y que le han engañado.

    ¡¡¡Me ha dejado pasmado con semejante alegato!!! 8-O
    Y eso que no quería ser irreverente…..me asusta pensar cuando saque a relucir su lado más oscuro. :terror:

    Si quiere algo más jugoso podría probar con este personaje, Dr. Eben Alexander. Parece ser que se quiere pasar de listo, y para postre podemos incluir a unos cuantos ateos de primer orden en esta historia. :inbestigo:

    http://newsweek.tumblr.com/post/33080596787/when-leading-neurosurgeon-dr-eben-alexander-found

    :saludo:

  • busgosu dijo:

    Si hubiese otra vida en este universo para todos los seres biológicos y también para toda la materia del universo, que hayan existido en toda la historia del universo, ¿cómo seria el espacio para esa dimensión extra?, ¿sería más grande que el propio universo?, ¿cómo se ordena esa descomunal cantidad de existencias espirituales?, ¿hay derecho de admisión?, ¿el cielo estaría tan lleno que no habría más remedio que eliminar existencias?, ¿se puede uno reproducir en el cielo?, ¿si me quieren sodomizar me puedo negar o debo cumplir todos lo desos amorosos de los espíritus? ¿se pueden asar los espíritus de unos pollos?, ¿se puede decir “me cago en dios”?, ¿buda está sentado en el cielo?, ¿de qué se habla en cielo si no hay problemas que resolver?, ¿cuales son las motivaciones para tener una vida en el cielo?, ¿qué podemos hacer en el cielo?, ¿el cielo es aburrido y está peor que este mundo?, ¿donde está libro de reclamaciones?, ¿tiene algún sentido de existir el cielo?, ¿se puede cerrar el garito por incumplimiento de contrato vital?

    Aquí encontrara respuestas a las preguntas que formula, otra cosa es que le cuadren en su propia cosmovisión.

    http://refu-emecu.com/librodelosespiritus.pdf

    :saludo:

  • AK dijo:

    Creo que Dios pinta poco en nuestros desvaríos.

    Al revés las deidades «pintan» y «han pintado» mucho, y son el origen de infinidad de conflictos a lo largo de 12000 años, si no mas, de historia de la Humanidad.

    Me hace mucha gracia eso del «escalafón moral» de la Humanidad. ¿Quien sino las religiones han sido las definitorias de las diferentes éticas que a dado el mundo y las culpables de todas las aberraciones morales desde el Neolítico?

    ¡Que cucos..! Cuando no les interesa, es la Humanidad desenfrenada la culpable

  • Lampuzo dijo:

    AK dijo:

    Creo que Dios pinta poco en nuestros desvaríos.

    Al revés las deidades “pintan” y “han pintado” mucho, y son el origen de infinidad de conflictos a lo largo de 12000 años, si no mas, de historia de la Humanidad.

    Me hace mucha gracia eso del “escalafón moral” de la Humanidad. ¿Quien sino las religiones han sido las definitorias de las diferentes éticas que a dado el mundo y las culpables de todas las aberraciones morales desde el Neolítico?

    ¡Que cucos..! Cuando no les interesa, es la Humanidad desenfrenada la culpable

    Claro claro, las religiones son las causantes de los desastres que han ocurrido y siguen ocurriendo en el mundo, y como las religiones no han sido creadas y no están compuestas por los propios seres humanos, la única explicación que nos queda es que la culpa es del tío ese con barba que dicen ver algunos iluminados…..¡¡¡como no me habré percatado antes!!!

    :saludo:

  • me da risa y pena la idea de algunos ateos (yo los llamo quemabiblias) de que la religiosidad humana se reduce a una puja entre picaros manipuladores y debiles mentales. Ese tipo de teoria simplista para explicar la realidad me recuerda fuertemente a la conspiranoia.

    lo que me toca a mi las gonadas es el aire de soberbia intelectual de algunos miembros de este mundillo, del cual soy parte. Parecen estar contentos de saber que no hay nada después de la muerte, como si acaso aceptar el problema lo hiciera menos tragico. Ese es el problema de la condicion humana: la inevitabilidad de la aniquilacion de la personalidad. Se es mortal y no hay escapatoria. Eso es trágico, la muerte es trágica, no importa que propósito cumpla. Si lo tuviere, es un mecanismo que no cuadra con nuestra condición de seres volitivos y emocionales, ademas de racionales.

  • por cierto, me resultan muy divertidas y certeras las objeciones de busgosu a los posibles modelos de vida despues de la muerte. Yo me pregunto: si existe el dios cristiano, ¿nuestra vida eterna se limitaria a comtemplarlo en todo su esplendor por toda la eternidad? ¿sería una existencia de perpetua felicidad, por tanto terriblemente aburrida?

  • @ Jorge:
    Es simple sentido comun decir que tras la muerte no hay nada

  • herrweishaupt dijo:

    me da risa y pena la idea de algunos ateos (yo los llamo quemabiblias) de que la religiosidad humana se reduce a una puja entre picaros manipuladores y debiles mentales. Ese tipo de teoria simplista para explicar la realidad me recuerda fuertemente a la conspiranoia.

    Y a mi me encanta la hermenéutica constante, utilizada hasta para analizar sus deposiciones, de los creyentes.

    ¿Quemar yo una Biblia hebrea..? No, de igual manera que yo no quemaría los textos ugaríticos de Ras-Samra o la Biblioteca de Asurbanipal.Por cierto, creo recordar, entre otras referencias la Biblioteca de Alejandría.., que los creyentes y otros participes en los dogmas incuestionables, si lo hacen.

    El hecho de la Muerte forma parte del milagro de la Vida, y no debería haber mas conjetura que rascar, caballero. Un episodio, que bien entendido, debería de proporcionar innumerables cambios en una decadente sociedad económico-religiosa ya de largo hartazgo, mezquina, y sin solución.

  • AK dijo:

    Claro claro, las religiones son las causantes de los desastres que han ocurrido y siguen ocurriendo en el mundo, y como las religiones no han sido creadas y no están compuestas por los propios seres humanos, la única explicación que nos queda es que la culpa es del tío ese con barba que dicen ver algunos iluminados…..

    Acaba de dar Ud. una ejemplo de porqué la divinidades son innecesarias para dar explicación a las proposiciones sociales humanas a la largo de la Historia.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies