Un viaje mágico a través de la Tierra de los errores de razonamiento

razonamiento

Hay varios tipos de errores en el razonamiento analítico a los que todos somos propensos, (quizá algunos más que otros). Estos errores se pueden cometer por accidente y en algunos casos de forma deliberada, con la intención de hacer pasar por buena una idea. Vamos a examinar 4 de estos errores:

  1. Error de tipo I: falsos positivos,
  2. Error de tipo II: falsos negativos,
  3. Error de tipo III: responder a las preguntas equivocadas,
  4. Error de tipo IV: formular la pregunta inadecuada.

A modo de ejemplo vamos a aplicar estos errores a tres situaciones hipotéticas, que de seguro les serán familiares a los fans de escepticismo científico:

  1. Desde el reino de lo paranormal, se anuncia que hay una casa encantada. La hipótesis nula es que no hay ningún fantasma en el edificio, al menos hasta que encontramos evidencia de que existe.
  2. Según los teóricos de la conspiración el gobierno está construyendo campos de prisioneros en los que disponer a millones de ciudadanos. La hipótesis nula es que no existen tales campos, hasta que encontramos la evidencia de que existan.
  3. Y por último, la medicina alternativa afirma que las vitaminas pueden curar el cáncer. La hipótesis nula es que no lo hacen, a menos que esto pueda ser demostrado con pruebas controladas.

Así que empecemos.

Error tipo I: Falso Positivo

Un falso positivo es no creer en la verdad, o más formalmente, el rechazo de una hipótesis nula verdadera (no hay nada allí, aunque creemos que sí que lo hay). En los casos en los que la hipótesis nula es correcta, un error de tipo I la rechaza en favor de una afirmación incorrecta que se toma como cierta. Un error de tipo I se produce cuando la conclusión a la que se llega es falsa, ya sea por basarse en evidencias incorrectas, por aceptar evidencias mal interpretadas, por errar un análisis, o por cualquier otro factor.

En la casa embrujada, un error de tipo I es aquel que se producen cuando no le pasa nada a la casa, pero los investigadores erróneamente llegan a la conclusión de que está llena de ectoplasmas. Por ejemplo, se graba un sonido inexplicable y se considera que es la evidencia de la presencia de un fantasma, o pueden tomarse testimonios de testigos y tomarlas como evidencias.

El teórico de la conspiración comete un error de tipo I, cuando el gobierno no ha construido campos de prisioneros para exterminar a los ciudadanos, pero se encuentra con algo que le hace rechazar la hipótesis nula y concluir que sí que está sucediendo. Tal vez se observan coches sin matricular aparcados en el exterior de un terreno vallado, del que no se sabe qué finalidad tiene, y erróneamente considerarlo como una prueba inequívoca de la existencia de estos campos. Tal vez el analista ha visto tantos videos de YouTube que ha llegado a la conclusión de que tantos teóricos de la conspiración no pueden estar equivocaos. Tal vez simplemente odia al gobierno, por lo que automáticamente acepta cualquier idea que evidencie su maldad.

Por último, la medicina alternativa comete un error tipo I cuando se llega a la conclusión de que las vitaminas tratar con éxito un cáncer aunque en realidad no lo hacen. Tal vez se desconfía de la ciencia médica y erróneamente se concluye que la medicina alternativa es mejor,y que por lo tanto, deben de funcionar.

Error tipo II: Falso Negativo

Los cínicos son los que suelen cometer los errores de de tipo II: la aceptación de la hipótesis nula cuando en realidad es falsa (cuando existe algo, pero se llega a la conclusión de que no existe). Si usted tiene poderes psíquicos, pero yo estoy convencido de que no los tiene, estoy cometiendo un error de tipo II. Los paisanos de Pedro cometen un error de tipo II cuando éste grita “¡el lobo!” y hacen caso omiso de la advertencia pensando que es falsa. El homínido que oye un crujido en la hierba y supone que es sólo el viento comete un error de tipo II, cuando la pantera salta sobre el y lo devora.

Tal vez en algún lugar exista una casa embrujada, y tal vez los cazafantasmas las limpien. Si me río de ellos y desestimo al fantasma cometo un error de tipo II. Si se demostrase que el gobierno realmente está poniendo en práctica planes de exterminio de millones de ciudadanos en los campos de prisioneros, todos los que no nos hemos preocupado por ello (me incluyo) hemos cometido un error de tipo II. El descartar la megadosis de vitamina también sería un error de tipo II si resultase que sí que funciona realmente.

Los errores de tipo I y II  no se limitan al ámbito de la pseudociencia, sino que son también aplicables en la vida cotidiana, en las decisiones empresariales y de investigación. Si soy un vendedor de orgonitas estaré cometiendo un error de tipo I si pongo un tenderete a la salida de una conferencia de físicos nucleares, y estaré cometiendo un error de tipo II si descarto dar una charla en la que afirme que soy la reencarnación de Cristo porque presumo que nadie me va a creer.

Ambos errores Tipo I y II pueden ser sutiles y complejos, pero en la práctica, el error de tipo I puede ser entendido como el idealismo excesivo, la aceptación de cualquier idea nueva, y el error de tipo II, como el exceso de cinismo, el rechazo sistemático de las nuevas ideas.

Error tipo III: Responder a la pregunta equivocada

Los errores del tipo III y IV son un poco más complicados, pero son tan comunes que hace falta entenderlos bien. Un error de tipo III es cuando se responde a la pregunta equivocada, saltándose una pregunta previa que queda sin responder, y por lo tanto se llega a una conclusión que al estar apoyada en una premisa no resuelta, no es válida. Es como responder a un problema cuyo enunciado todavía no se ha formulado.

Los cazadores de fantasmas en la casa encantada cometen un error de tipo III, cuando asumen que la baja temperatura en una habitación tiene como causa la presencia de un fantasma, por lo que llegan a la casa e instalan multitud de termómetros para recoger la lectura de temperatura de cada rincón. Hacen un trabajo perfecto. Reportan las variaciones térmicas del edificio con una precisión asombrosa, pero cometen un error de tipo III, porque nadie ha demostrado que los fantasmas hagan bajar las temperaturas.

Los teóricos de la conspiración cometen un error de tipo III, cuando publican una lista detallada de todos los lugares que han identificado como campos de prisioneros del gobierno. Pero la cuestión no es «¿Dónde están esos campos?», porque hemos saltado la pregunta realmente importante, «¿existen tales campos?». Pueden proporcionar un listado kilométrico de sitios sospechosos, pero hasta que se demuestre en primer lugar que cada elemento de la lista es realmente lo que dice ser, la lista no tiene ningún valor.

El vendedor de vitaminas comete un error de tipo III, cada vez que recomiende a un cliente un suplemento o incluso una dosis. Pero se trata de un error de tipo III, porque él está haciendo caso omiso a la pregunta precedente, que es ¿qué vitamina es la que previene o cura qué cáncer?

Error tipo IV: Formular la pregunta equivocada

Mientras que el error de tipo III se suele cometer sin mala intención, el error de tipo IV (formulando la pregunta equivocada) a menudo indica un engaño deliberado. Mediante la selección de la pregunta equivocada sobre la que discutir, es posible tener un mayor control sobre los resultados. La selección de la pregunta equivocada es una gran manera de desviar la atención lejos de la pregunta correcta.

Los productores de programas de misterio saben lo que se necesita para producir un programa de éxito. Ellos saben que no van a tropezarse con ningún fantasma, ni que van a conseguir grabarlo en la cámara. Así que desvían la atención formulando preguntas equivocadas. ¿Podemos obtener lecturas interesantes en nuestros medidores eléctricos y de temperatura? Al estructurar su programa en torno a las preguntas equivocadas, cometen un error de Tipo IV de forma deliberada, con el fin de obtener las respuestas deseadas.

A los teóricos de la conspiración les encantan los errores de tipo IV, ya que es una de las herramientas más eficaces para construir argumentos que apoyan los fenómenos que no existen. Si el teórico de la conspiración nos quiere convencer de que el gobierno está construyendo campos de prisión para esclavizar a los ciudadanos estadounidenses, no es necesario realizar esa pregunta. En su lugar, formulan una gran variedad de preguntas relacionadas que seguro que tienen respuestas positivas. ¿Hay ejemplos de corrupción en el gobierno? ¿El gobierno ha encarcelado a gente en el pasado? ¿Existen leyes que permiten a los gobiernos gozar de más poderes en situaciones de emergencia? ¿Hay parcelas de tierra para el que no hay ningún propósito obvio? Estas preguntas son todos los grandes errores de Tipo IV para un teórico de la conspiración.

Del mismo modo, los defensores de la medicina alternativa pueden formular preguntas de tipo IV para apuntalar sus proclamas de las que no tienen evidencias. ¿Hay ejemplos de corrupción en las grandes farmacéuticas? ¿Alguno de los compuestos naturales tienen un valor terapéutico? ¿Dependen los científicos de las subvenciones económicas? ¿Es la ciencia médica un gran negocio? Una vez más, estas preguntas tienen fácil respuesta positiva y parecen justificar el uso de vitaminas para tratar el cáncer, cuando en realidad, ninguno de ellos tiene alguna relación directa con eso.

 

Así que ahí lo tenemos. Hay cuatro tipos de errores de razonamiento. Cuatro casos que habrá oído mil veces, y que oirá mil veces más. La próxima vez que lea o escuche un documento o programa de misterio o pseudociencia trate de identificar estos errores. Seguro que encontrará muchos. Si consigue familiarizarse con ellos los podrá detectar con más facilidad y también será más difícil que los cometa usted mismo.

Fuente: Skeptoid

  • la mentira te luciste con este articulois :aplauso: :aplauso:
    aunque pusiste ejemplos de la pseudociencia, para que nosotros entendamos mejor cada tipo de errores de razonamiento. Estos errores no solo se presenta en la pseudociencia, sino tambien en la ciencia y en las investigaciones puras y aplicadas.

  • Estupendo articulo. Muy didactico. :saludo:

  • No se si catalogaría al falso positivo y al falso negativo tal y como los has descrito (nunca había leído nada sobre ellos fuera de la estadistica) como errores del razonamiento. Después de todo un buen razonamiento puede llevar a una conclusión falsa (por ejemplo por falta de evidencias) y uno malo a una conclusion cierta. Besos

  • don menti :ok:

    A pesar de la excelente explicación, los rafatriny`s subcuánticos, al leer el artículo, sin duda comenterán el error tipo 2
    :-D

  • Tambien hay gente que tiene un tipo de razonamiento que podria catalogarse de no razonamiento o mejor dicho el que solo razona consigomismo.
    Es decir, al que todo le parece mentira, para el, todo es falso, solo el sabe, para el, todo lo que le dicen es falso, da igual lo que sea lo que digan y da igual quien se lo diga, sera falso. seguro, y espondra su supremo razonamiento.
    Se podria catalogar como gente de suprema inteligencia.

    Es decir, TU.

    Saludos mi inteligente amigo.

  • Ésto engloba prácticamente a todos los programas o blogs de misterio y conspiraciones, así como los lumbreras que comentan en ellos.

  • @ jesus:
    «Mi inteligente amigo» comete el error de no dar nada por sentado hasta que no esté demostrado y pueda probarse y medirse mediante la razón y la lógica. Si es que se puede considrar error, porque para mí es más bien una virtud.

    El verdadero error es creerse cualquier cosa que te digan en un programa o en Youtube porque, aun en elcaso de que fuese verdad, la gente tiene tan poca capacidad crítica que no ve nunca los fallos de planteamiento.

  • Creo que en las páginas conspiranoicas gana el error de tipo IV por goleada, es lo que tiene la falta de evidencias y la ineludible necesidad de quedar siempre por encima, que tienen los charatanes.
    Muy buen post

  • Enhorabuena por el artículo :aplauso: .

  • al menos Jesse Ventura investiga cada teoría cosnpirativa que encuentra y saca sus conclusiones. :et:

  • @ Jesús:
    Gracias amigo. Estas invitado a mi futura conferencia en la que revelaré que soy Cristo reencarnado. Ah, son 50€.

  • @ lamentira:
    El fuerte de «jesus» (jésus) no parece ser la cultura

    ¡¡¡ Haberle pedido 100€ !!!

  • @ jesus:

    Hay que gente que se niega a reconocer lo evidente, lo racional, que bien pueden catalogarse entre los fanáticos, los idiotas, los cobardes o bien entre los pesebreros. Dicho de otra manera, en referencia a éstos últimos, aquellos cuya razón cotiza en moneda de curso.

    Es decir, todos aquellos a los que la verdad, por unas premisas u otras, les suscita «intolerancias orgánicas» debido a una imposibilidad psíquica o moral.

    Se podrían catalogar como personas con una relevante incapacidad, como bien podría ser Ud., por su comentario.

    Saludos, mi patético «amigo».

  • Gran post,pero opino que las personas por lo general todavía no tienen un nivel de comprensión «medio» como para entender esas cosas.

    Un ejemplo que te voy a poner,es «La película 2012».Mucha gente que conozco,y no precisamente «conspiranoicos»,al ver «2012»,se creyeron que era «real»,aceptaron esa información como verdad,y en su «subconsciente»,se implantó éste mensaje,»2012 fin del mundo» :miedo: ,y luego al mirar los antecedentes se preguntaron :nose: ,bueno ya en el 2000 nos avisaron del fin del mundo,y también el 6 de junio de 2006(666),y era mentira… :mareo:

    El problema es que nunca se darán cuenta de que acaban de caer en una triple trampa de la programación :adivino: .

    La mayoría de los que investigan «conspiraciones» no se dan cuenta del trasfondo esotérico y simbólico de las cosas,que bajo mi punto de vista,es mucho más enrevesado y surrealista y la mayoría de los que ven series y películas simplemente se quedan en el «subconsciente» con la «personalidad» de los personajes,las «canciones» de la serie,y otras chorradas sin fundamento,pero sin conocer el trasfondo real y esotérico,sin ser conscientes del mensaje real y de la programación.

  • Dejando al margen las pseudociencias, pienso que todo este tipo de errores también pueden darse en las ciencias, tal y como comenta roberthfelipe en uno de los comentarios anteriores.
    En especial el tipo IV, ya que la necesidad de conseguir avances en algunas teorías científicas, hace que a veces no se planteen las preguntas apropiadas. Aunque tal vez esta sea la única manera de progresar en la ciencia, ya que es muy dificil hacer siempre la pregunta apropiada si no se tiene una explicación completa del fenómeno que se esté estudiando. Es después de tener esta explicación cuando se puede saber si la pregunta planteada era realmente correcta.
    Saludos.

  • @ Paprivi:

    Nadie está exento de los errores de razonamiento, y eso incluye a la comunidad científica. Es por esto que le exposición de las ideas a la crítica de los pares es una práctica saludable (y necesaria) cuando se hace ciencia.

  • ¡Dante!

    El numerólogo de cabecera del blog… :-D

    el próximo 21 de febrero ocurrirá algo extremadamente extraño…

    será el día 21/02/2012

    un número capicúa 21022012 de un mes (bis)iesto del siglo 21 que ocurre en martes (2º día de la cuarta semana del segundo mes) 242, que casualmente también es capicúa :magufo:

    Ese día se abrirá un portal interdimensional entre está realidad que nos subyuga y la realidad verdadera, que no es otra que la realidad de los mundos intraterrenos, nosotros no somos más que holografías de nuestro verdadero ser, que se encuentra en el interior de la tierra tostandose al sol interno, bajo la opresión de los annunakis, que nos dejan tener este universo virtual que es una construcción mental, para hacernos vivir en la ilusión de que estamos en un universo fractal radiocuenticodiferencial que vibra al unísono con el nivel de frecuencia del amor incondicional…

  • Reflexiones Profundas dijo:

    Ese día se abrirá un portal interdimensional entre está realidad que nos subyuga y la realidad verdadera, que no es otra que la realidad de los mundos intraterrenos, nosotros no somos más que holografías de nuestro verdadero ser, que se encuentra en el interior de la tierra tostandose al sol interno, bajo la opresión de los annunakis, que nos dejan tener este universo virtual que es una construcción mental, para hacernos vivir en la ilusión de que estamos en un universo fractal radiocuenticodiferencial que vibra al unísono con el nivel de frecuencia del amor incondicional…

  • [Este es el comentario completo]

    Reflexiones Profundas dijo:

    Ese día se abrirá un portal interdimensional entre está realidad que nos subyuga y la realidad verdadera, que no es otra que la realidad de los mundos intraterrenos, nosotros no somos más que holografías de nuestro verdadero ser, que se encuentra en el interior de la tierra tostandose al sol interno, bajo la opresión de los annunakis, que nos dejan tener este universo virtual que es una construcción mental, para hacernos vivir en la ilusión de que estamos en un universo fractal radiocuenticodiferencial que vibra al unísono con el nivel de frecuencia del amor incondicional…

    :meparto: :meparto: .

  • Gran articulo!!! el error de tipo III influye mucho en la forma como se aborda el tema de los «sonidos extraños».

  • @ Amildao:
    Ya ves tú.

  • Lampuzo dijo:

    Hay que gente que se niega a reconocer lo evidente, lo racional, que bien pueden catalogarse entre los fanáticos, los idiotas, los cobardes o bien entre los pesebreros. Dicho de otra manera, en referencia a éstos últimos, aquellos cuya razón cotiza en moneda de curso.

    Excluiría a los pesebreros: aún reconociendo lo evidente, lo racional, preferirán abrazar el ideario más corriente, común, a pesar de su irracionalidad, y es que las causas de este comportamiento se basan en la preponderancia… prelación individual de unas razones sobre otras…prejuicios fundamentados en cuestiones sociales como la de pertenencia al grupo… sólidamente fundamentadas en el miedo al fracaso social. Del mismo modo excluyo también a los cobardes del conjunto de personas que no reconocen lo evidente por errores de razonamiento. En ciertas ocasiones, por no decir cotidianamente, todo el mundo a de comulgar con ruedas de molino…lo que quiero decir, es que quienes defienden posturas irracionales a menudo tienen buenas razones para hacerlo…

    En tu blog leí algo similar:

    «” Los criterios de conducta menos exigentes deslojan en España a los más exigentes” (Transposición a lo política-social de la Ley de Gresham: “La mala moneda expulsa de la circulación a la buena”) De acuerdo con esta norma, en la vida colectiva española las gentes se conducen conforme a la tabla de valores más estimados por la masa.»

    Y es que la moneda de curso, lo frecuente, supone una base, fundamento empírico, sobre el que se podría construir una teoría del comportamiento… de algún modo la propensión a creer en algo no es gratuita, sino una necesidad psicológica/sociológica. Al margen de los errores de razonamiento que se puedan cometer las decisiones que se toman en gran medida no dependen de estos; dejarse llevar por el corolario intelectual de otros, o consensuar un comportamiento, establecer un código, independientemente de lo que se piense, en la práctica resulta socialmente satisfactorio…podría parecer deshonesto o cobarde…pero pensemos, por ejemplo, en la percepción que las diferentes culturas han ido teniendo de la esclavitud. ¿Cómo llegó el ideal de «todos los hombres libres» a cuajar en un colectivo?….si llegase a decir que por la depreciación en las rentas del trabajo, veríamos como el ideario en el que supuestamente se basa la emancipación del hombre tiene una hoja de ruta marcada por razones más mudanas, como la de tener agua corriente en casa. el pesebrismo y la cobardía son procesos adaptativos de interacción social.

    El comportamiento humano tiene una lógica, por poco razonable que parezca, y los idearios de civilización que el consenso político establece están supeditados a esa misma lógica…evolutiva… :droga:


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies