La datación del Sudario de Turín (y III). Las críticas.

Y llegamos por fin a la cuestión que ha motivado esta serie: las críticas a la datación del Sudario de Turín.  Uno de nuestros lectores nos dejó la dirección de esta página que, a pesar de no ser nada original, es un buen ejemplo de cómo funciona el mundo de la sindonología y de lo crítico que hay que ser cuando a uno le cuentan algo, incluso aunque suene muy científico.

La página en cuestión hace un totum revolutum de cuatro «teorías» de por qué la prueba del 14C se equivocó al datar el Sudario de Turín.  Como suele ser habitual en estas lides, lo primero que llama la atención no es lo que dicen, sino lo que no dicen:  ¿Qué les hace pensar que la datación fue errónea?  Pues simple y llanamente que contradice el dogma que ellos ya tienen a priori: el sudario envolvió a Jesucristo.  Cualquier evidencia de lo contrario está equivocada, cualquier indicio que se pueda usar a favor es una prueba indiscutible.Lo segundo que llama la atención es que las cuatro hipótesis planteadas son contradictorias entre sí.  Si una es cierta, las demás son falsas.  O hay contaminación bacteriana, o un remiendo o alteraciones químicas… pero ¿todo a la vez?Así que vayamos a analizar los puntos que se exponen uno por uno.

Primera teoría: Las muestras que se tomaron no se corresponden con la tela original, sino que se trata de remiendos y añadidos posteriores.

Esta es uno de los caballos de batalla favoritos de los sindonólogos.  En realidad no es una teoría, sino varias, de nuevo incompatibles entre sí.  La primera vez (que yo sepa) que se propuso algo así fue por parte de Sue Benford y Joseph Marino.  Benford era/es una enfermera y Marino un monje benedictino retirado, ninguno de ellos con ningún tipo de formación técnica relevante.  Sin formación alguna y sin examinar la tela en persona, sino en fotografías, afirman haber sido capaces de detectar un parche invisible en la zona donde se tomó la muestra y que no fue detectada por Testore y Vial, los dos expertos textiles que examinaron detalladamente la sábana antes de cortar la tela.  Este parche invisible, pero que ellos ven sin problemas en fotografías de dudosa resolución también se le escapó a Metchild Flury-Lemberg, experta textil encargada de la restauración de la tela en 2002 y que tras cientos de horas de trabajo meticuloso no encontró ni rastro de esos parches.

Pero el autor de esta página (que por cierto, se llama «La Sábana Santa, espejo del Evangelio») se centra en la versión de Raymond Rogers que, inexplicablemente consiguió publicar en la revista Thermochimica Acta.  En el artículo, Rogers afirma que Luigi Gonella le proporcionó algunos fragmentos de la muestra tomada para la datación, así como algunos hilos de la muestra Raes, una muestra tomada a finales de los años 1970, adyacente al lugar donde se tomó la del radiocarbono y que encontró en ella algunas fibras de algodón.  Como no se cree la datación del 14C, decidió datar la tela a partir de un método propio: la concentración de vanilina (el compuesto que da su aroma a la vainilla) en la tela y que se degrada con el tiempo.

El primer problema que tiene este artículo es el origen de las muestras.  Según Rogers, se las proporcionó Gonella.  Si esto fuera verdad, Gonella habría cometido una violación grave del protocolo.  Si es mentira, no hay más que decir.  Gonella nunca confirmó la historia de Rogers, pero supongamos que es verdad.  El primer punto es ¿de dónde salió esa muestra? La única parte que se desechó del trozo cortado de tela fue una pequeña tira en la que se observaron algunos hilos, es decir, un trozo que se descartó por haber encontrado indicios de contaminación.  Pero esa no es la única pega.  Rogers recibió las muestras en 2003, las muestras se tomaron en 1988.  ¿Dónde se guardaron durante 15 años? ¿En qué condiciones? Cuando se trata de criticar la datación de 1988 cualquier detalle nimio sirve, pero el usar muestras de origen incierto en el mejor de los casos, con contaminación más que probable y sujetas durante 15 años a condiciones incontroladas no parece plantear ningún problema a los sindonólogos.

El segundo problema no es menos grave.  La vanilina no se usa para datar muestras.  Y no es por casualidad, sino por un motivo muy sencillo.  Mientras que la desintegración radiactiva no es alterada por las condiciones ambientales y químicas a las que está sujeto el elemento a datar, la degradación de la vanilina sí. No importa que el sudario haya estado sometido a altas o bajas temperaturas, a humo, al sol o a la oscuridad o cualquier otra cosa que se nos pueda ocurrir: el 14C tiene una semividad de 5700 años.  En cambio, las vanilina se degrada a un ritmo diferente según la temperatura, la luz, compuestos químicos, etc.  Y eso en una tela que ha viajado por media Europa, sufrido incendios y ha sido toqueteada por miles de personas significa que no tenemos ni idea de a qué ritmo se ha descompuesto la vanilina.  El propio Rogers en su artículo admite que esto es un problema y que «si el sudario hubiera sido almacenado a una temperatura constante de 25ºC, se tardarían 1319 años en perder el 95% de la vanilina.  A 23ºC, se tardarían unos 1845 años.  A 20ºC, se tardarían unos 3095 años.».  Teniendo en cuenta que el aire acondicionado no se inventó hasta el siglo XX, ¿cuanto se tardaría en perder el 95% de la vanilina en varios siglos de olas de calor, heladas invernales, lluvias torrenciales y sequías?  Incluso ignorando todos estos problemas la datación que realiza Rogers casi da risa.  Con su método, el sudario tiene «entre 3000 y 1300 años de edad».  O sea, el sudario lo mismo pudo envolver a Ramsés XI como a Carlomagno.

Y por supuesto, de realizar la datación a ciegas y con muestras de control, tal y como se realizó la del radiocarbono, ni hablamos.

Segunda teoría: las muestras estaban contaminadas con material orgánico, lo que altera el resultado de la datación.

Esta «explicación» fue propuesta por primera vez por Leoncio Garza-Valdés, un cardiólogo tejano con gran devoción católica.  Según él, en el sudario habría crecido una capa orgánica (capa bioplástica, la llama él) de bacterias y hongos que, al incorporar carbono moderno harían que la datación resultara en una fecha más moderna que la real.

Como suele ser habitual en cualquier ámbito pseudocientífico, los sindonólogos no se conforman con formular teorías desmontables por cualquier bachiller medianamente aplicado, sino que están ávidos de presentar un aval «científico» aunque eso signifique usar frases fuera de contexto de científicos prestigiosos.  Y el caso de la capa bioplástica no iba a ser menos.  Para ello picaron un poco a Harry Gove, uno de los desarrolladores del método de datación con aceleradores. Claro que no hacía falta picarle mucho, porque tenía un cabreo de tres pares porque su laboratorio no había sido uno de los seleccionados para la datación.  Y claro, no iba a desaprovechar la oportunidad de dejar claro que él lo hubiera hecho mejor.  Así que, en una entrevista en un documental de Discovery Channel, no perdió la oportunidad de dejar caer que a los laboratorios que realizaron la datación se les podría haber pasado.  Como los argumentos de autoridad son tan queridos a los sindonólogos, es difícil entrar en una discusión sin que te aireen las declaraciones de Gove.  Es una lástima que, con cabreo y todo, Gove no lleva las cosas al extremo de afirmar que una contaminación podría haber rejuvenecido la tela 1.300 años.  De hecho, en su libro Relic, Icon or Hoax? Carbon Dating of the Turin Shroud afirma que la probabilidad de que el sudario sea del siglo I es «de alrededor de una entre mil trillones, o sea, prácticamente nula».


Harry Gove, en el documental de Discovery Channel.

Y la razón de que Gove no se moje es perfectamente comprensible.  Para empezar, los laboratorios sí tuvieron en cuenta la posible existencia de contaminación.  En la anterior entrada vimos que los laboratorios aplicaron toda clase de métodos de lavado, incluyendo lejía y ácidos.  Además, las muestras de control fueron datadas correctamente así que, si se eliminó la contaminación en ellas, ¿por qué no se habría eliminado en el sudario?

El siguiente problema con esta teoría es totalmente insalvable: ¿Cuánta contaminación hace falta para que una muestra del siglo I se date en el siglo XIII-XIV? Las matemáticas necesarias son de nivel de bachillerato, así que lo pondré aquí.  Si queréis os lo podéis saltar.  Ya os adelanto el resultado: mucha contaminación.

Supongamos que empezamos con una cantidad N0 de 14C en el siglo I.  Medimos cuánto queda en el año 2.000 (voy a usar números redondos para hacerlo más fácil).  Si no hay contaminación, la cantidad que queda viene dada por la ley del decaimiento radiactivo:

N=N0e-λtr            (1)

donde tr es la edad real de la muestra.  Así que para calcular la edad sólo tenemos que despejar tr=-(1/λ)ln(N/N0).

Pero resulta que nuestra muestra está contaminada.  Vamos a ser bestias y vamos a poner toda la contaminación de golpe en el año 2.000.  En ese caso, la cantidad de 14C que medimos ya no es N sino N+Ncont. Y como no nos hemos dado cuenta, resulta que lo que realmente medimos es:

N+Ncont=(N0+Ncont)e-λtm         (2)

donde tm es la datación errónea que hacemos.  Si combinamos (1) y (2), llegamos a la expresión:

Ncont/N0=(e-λtm-e-λtr)/(1-e-λtm)        (3)

Si ahora despejamos con los valores tr=2.000 años tm=700 años y λ=1.20968×10-4 (la constante del 14C) llegamos a la conclusión de que la contaminación necesaria para que una muestra de 2.000 años sea datada en 700 debe ser más de 1,6 veces el peso de la muestra original.  Y si tenemos en cuenta que lo que tenemos no es la muestra original sino la que ya ha decaído, resulta que la masa de la contaminación debe ser más del doble de la masa de la muestra pura.  Es decir, por cada gramo de tela, deberíamos tener dos gramos de porquería.  Más que una tela contaminada, lo que tendríamos es un montón de porquería con algo de tela.  Vamos, que difícilmente se le pasaría tamaña suciedad a nadie por muy descuidado que fuera.

Tercera teoría: los efectos del incendio de 1532 alteraron la composición de los hilos, lo que afectó al resultado de la datación.

A partir de aquí, los intentos de desacreditar la datación del sudario empiezan a rayar el esperpento.  Esta idea surgió nada más y nada menos que del ilustre Dr. Kouznetsov, del que ya hemos hablado en este blog.  Para el que no tenga ganas de leer mucho, lo fundamental es que Kouznetsov simplemente se inventó los datos que publicó.  Mientras que la datación por radiocarbono no se vería afectada por un incendio, el método de la vanilina propuesto por Rogers, sí.  A esto es básicamente lo que se llama tirar piedras contra tu propio tejado.

Cuarta teoría: la misma fuente que produjo la impronta sobre la Sábana pudo alterar la cantidad de Carbono 14.

Aquí ya abandonamos el terreno de la apariencia científica y entramos en el terreno del «¿pero qué c* me estás contando?».  Veamos la lógica de este razonamiento.  No me gusta la datación que han hecho, porque eso descarta que mi dios haya resucitado.  Como yo sé que ha resucitado, me puedo inventar que durante la resurrección haya sucedido lo que a mí me dé la gana, por ejemplo que cuando alguien resucita, emite neutrones.  Esos neutrones convertirían parte del  13C de la tela en 14C, rejuveneciéndola en la proporción justa para ser datada en la época en la que aparecen los primeros documentos históricos sobre el sudario.

Para acabar de rematar la faena, no sólo se esgrime que el genio que pensó esto era profesor de Harvard, sino que la teoría la apoya Frank Libby, inventor de la datación por radiocarbono.  Es una pena que Libby muriera 8 años antes de la datación y que los sindonólogos no le dejen tranquilo ni muerto.

ouija2
Frank Libby, criticando la manera en la que se dató el sudario.

Por último, en esta página se deja caer, ya sin la categoría de teorías, que la datación por radiocarbono puede fallar y se critica el método seguido.Dejando de lado que se sabe perfectamente cuándo y por qué puede fallar la datación por radiocarbono (y ninguna de esas circunstancias se da en este caso) repiten como repiten sin analizar casi todas las páginas sindonológicas los casos de la momia 1770 y la momia de ibis.  Para no alargar la cosa, en ambos casos la datación de las vendas de estas momias arrojó que eran más modernas que los cuerpos que envolvían.  Diversas evidencias apuntan a la conclusión lógica: que fueron revendados de nuevo después de su entierro inicial.¿Lo peor? Que aunque parezca increíble, hay «teorías» todavía más descabelladas.

Agradecimientos:

LamanzanadeNewton, por sugerir el tema.

Mo, una biblioteca andante sobre el Sudario de Turín, con el que he tenido el placer de participar en varias discusiones sobre el tema.

  • Enhorabuena Javi, lo esperaba con ganas. Impepinable :saludo:

    Por cierto, grandes momentos contigo, Mo y el trapo de marras. :-D Aprendí mucho entonces y lo sigo haciendo ahora.

    Grande, búfalo. Ahora a esperar a los de siempre :levangelio:

  • Hola,
    Hace algún tiempo que vengo siguiendo este foro y me parece de lo mejor en nuestro idioma. No soy un escéptico, si no más bien un objetivista y esta serie de la “sábana santa” me ha parecido la explicación más clara que he leído al respecto. El asunto de la vanilina me tenía bastante confundido hasta ahora.
    Gracias.

  • Ah, caramba, parece que no fui original en mi post anterior, que el reactor nuclear había sido la resurrección nomás.

    Insisto, no creo que una muestra irradiada sea lo mismo que una muestra moderna. Me parece que si la tela del sudario hubiera sido expuesta a radiación (no digamos ya de un milagro radiactivo :magufo: , pero sí de una irradiación real por la razón que fuera) de ninguna manera se hubiera podido confundir con una muestra más moderna, porque se hubieran disparado los isótopos del resto de los elementos como en una coctelera.

    Además, no se puede dejar de observar que la datación coincide con la prueba documental. Que no es poco.

    Excelente artículo.

  • @ Dr. Bacterio:
    @ claudio:
    Gracias.

    @ Rafa el Gris:
    Bueno, ya si admitimos milagros, ¿qué problema hay con admitir milagros radiactivos? :-D

  • Mis felicitaciones Javi por la serie de artículos y gracias por las pequeñas vacaciones de 5 días que me has permitido tomar. :-D

  • Simplemente magnifico, muchas gracias por haberte currado este documental en 3 partes, desde luego cuando algún religioso me discuta el tema, ya se donde mandarle. :-D

    Y muchas gracias por comentarme en los agradecimientos, me alegro de haber sacado el tema, por que no solo he aprendido mucho de esta historia, si no que ha quedado un trabajo estupendo.

    Así que de nuevo, «chapeau» y gracias. :aplauso:
    Saludos cordiales.

  • Magníficos post Javi, aunque encuentro una pega. Para que la imagen de Libby se vea claramente, tienes que poner el negativo, como en la sábana: la distribución de los cristales del gel en suspensión que conforman la emulsión fotográfica se ve influída por el estado vibracional a frecuencias de entrelazamiento cuántico que se produce entre un medium y un espíritu (ni el suyo ni el de ningún vivo cuentan; esto se debe a que la interacción osmótico-cuántica de materia entre las dimensiones terrenal y espiritual es la causante del nuevo estado vibracional de la materia)… he dicho :sleep: .

  • Dr. Bacterio dijo:

    Enhorabuena Javi, lo esperaba con ganas. Impepinable
    Por cierto, grandes momentos contigo, Mo y el trapo de marras. Aprendí mucho entonces y lo sigo haciendo ahora.
    Grande, búfalo. Ahora a esperar a los de siempre

    ¿Estamos hablando de la épica leyenda del hilo de los miles de comentarios? Creo que aún se entonan romances sobre la gesta de Mo. Lamentablemente ese hilo acabó más o menos así…

    Sun salud☼.

  • @ Persona:
    :meparto:

  • Mo <> Mou, no? :-D

  • @Persona:

    Efectivamente, ese hilo. Aunque habría que llamarlo EL hilo.

    Sun saludo.

  • ¿Te perdiste ese hilo Lamentira? Pues explica perfectamente la dedicatoria que le hace Javi (por cierto Javi, excelente artículo). Lo de Mo en ese hilo fue un ejercicio de paciencia y dedicación, sobre todo paciencia. Javi ha sintetizado y añadido información más técnica a la conversación de un hilo que duró meses durante los cuales Mo y él tumbaron uno tras otro los argumentos de un sindonólogo, al que desde luego hay que reconocer su persistencia (o testarudez, según como se mire).

    Ahi estábamos Bacterio, Tru, Parsley, Jorge, un servidor… la muchachada vaya, comiendo pipas y disfrutando del espectáculo.

    Sun salud☼.

  • lamentira dijo:

    Mo Mou, no?

    Ya veo lo que te tira :-D

    @ Persona:
    @ Dr. Bacterio:
    Tendriamos que haber vendido entradas. :-D

    La pena es que, con el cambio de formato de Magonia, no se si se ha perdido el hilo. Habia comentarios muy interesantes, incluyendo algunos del innombrable.

  • Si, una pena el cambio de formato, pero tenemos que agradecer la contumacia del «innombrable» y de sus secuaces en la defensa de sus absurdos…cuanto juego dieron! :lloro:

    Perdón, es que me emociono, un saludo :cerveza: .

  • Siento que no entre ningún creyente para divertiros.
    Mi madre, católica practicante, absolutamente llena de Fe, no tenia ni putaidea de la existencia de este trapo. Le comenté de que iba esto, su respuesta: «vaya estupidez hijo, cómo va a existir eso».
    Lo siento, a los creyentes se la suda el sudario. No les hace falta. Necesitáis para la diversión un magufo que pueda relacionar el sudario con los iluminati y akkunakis.
    Así que Javi, lo siento, los católicos no necesitan trapos para creer en su Dios resucitado, en la multiplicación de peces y panes y en cualquier otro dogma que marque la Iglesia de Roma.
    Aprovecho para comentar a los habituales del foro que no hace falta en cada entrada pelotear al autor, por estética, digo

  • @ Orco:
    Nadie ha dicho que lo necesiten. Los creyentes, igual que los ateos, los hay de todos los colores.

    Tiene que haber de todo en la viña del Señor.

  • @ Orco:
    No deja de llamarme la atencion que sigas por aqui despues de afirmar:

    YA me he cansado, acabas de perder a un lector, me habeis aburrido con vuestra poca educación y sobretodo prepotencia, sois como lo q criticais…. saludos

    Claro, que entonces escribias como ESTREBETY.

    Y antes de eso escribiste como chiwichiwi:

    Siento decirte que me has decepcionado, porque si estaba equivocada desde luego que no son formas, pensaba que este blog era muucho más serio, igual podría haber hasta aprendido algo, pero no por c**nes y punto.
    Creo que has perdido a una seguidora ya desde hace tiempo.

    Y en medio escribiendo como estrella. Ya veo que no eres capaz de mantener una decision, ni tu sexo, ni tu nombre… ¿Tenemos algun problema de personalidad multiple? :silba:

  • Enhorabuena, Javi.

    Por cierto, el pie de foto de Frank Libby es fantástico :aplauso:

  • @Orco:

    «Aprovecho para comentar a los habituales del foro que no hace falta en cada entrada pelotear al autor, por estética, digo»

    Los habituales del foro también te comentan que no hace falta que te sientas obligado a comentar cualquier estupidez que se te pase por la cabeza en cada entrada, por estética, más que nada. Piensa antes de escribir y que no lo haga tu madre por ti.

    De todas formas, si te jode que se reconozca el trabajo de los demás y no el tuyo, no te preocupes: enhorabuena por el gilicomentario del día, muy bueno.

  • Orco dijo:

    Siento que no entre ningún creyente para divertiros.

    Como dice el refran: a falta de pan buenas son tortas.

    No tendremos creyentes, pero eres el 1º troll del articulo. Puedes estar satisfecho…. :facepalm:

  • cuando orco habla de su mama, en realidad se refiere a el mismo!

    y ën lo profundo de su siquis es! » puta madre, esta tan bien explicado, que me ha tirado a bajo toda esperanza de la prueba de que jesus existio»… y ahora a quien podre rezarle? :lloro:

  • HOla Javi: Gracias por la mención. Tu blog me parece perfecto: claro y distinto. Hacía falta. Yo quisiera dejar una mención al padre de todo esto, porque de él aprendimos un montón: José Luis Calvo y su tristemente desaparecido «Escritos desde el páramo». Cada vez que puedo aprovecho la ocasión para mentarlo. A ver si se aviene a resucitar los contenidos, que eran insuperables.
    Saludos a los demás en la brega contra la superstición pseudocientífica.

  • @Mo:

    Hombre, que sorpresa Mo! Un saludo!, a ver si te animas a dejarte caer por aquí de cuando en cuando. :cerveza:

  • Un saludo, Bacterio. Lo haré, sin duda.

    Un «detalle». Ya sabéis la lata que nos dieron los sindonistas con las declaraciones de Christopher Ramsey (del laboratorio de Oxford) sobre un fallido intento del veterano sindonista John Jackson de probar nuevas contaminaciones. Dejaba una frase al final que los cibersindonistas intentaban interpretar de su guisa. Pues bien, gran consternación entre sus huestes: a finales del año pasado Ramsey hizo unas declaraciones a «The Telegraph» en las que despejaba toda interpretación tendenciosa: no le cabe ninguna duda de que el lienzo es medieval y los intentos de criticar la prueba inválidos. Las declaraciones se pueden consultar aquí: http://blogs.telegraph.co.uk/news/tomchiversscience/100125247/the-turin-shroud-is-fake-get-over-it/ . ¿Qué dirá ahora el Gran Maestre del Cibersindonismo que tanto dio la lata con la frasecita?

  • @ Mo:
    Hombre, Mo, bienvenido, y gracias a ti por todo lo que enseñaste en esas discusiones a quien quisiera leerte. Por desgracia yo llegue tarde al tema para leer a Jose Luis. Durante un tiempo recupero su blog, pero no duro mucho y apenas pude leer algunas entradas. :saludo:


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies