Del Neolítico a la Edad del Bronce: Jefatura y sacerdocio. Evolución.

¿Alguien se ha preguntado alguna vez donde está la raíz primigénia de la propiedad privada..?  ¿De donde proceden los reales «poderes religiosos»..? ¿Porqué tengo «jefe»…? Aquí teneís una posible respuesta…:

Resulta difícilmente cuestionable que el origen de los cambios sociales y económicos  que propiciaron el Neolítico no se fundamenten en una variable ecológica. Variable que surge a partir de los últimos episodios  de la transición entre la glaciación de Würm  al  Holoceno y que propicia una necesidad adaptativa de las anteriores “culturas de depredación” mesolíticas, 12000-10000 a.c., ante la desecación de grandes áreas consecuencia del progresivo cambio climático. Esta evolución cultural dará comienzo, en el caso de Oriente Próximo, con las culturas natufienses, que irán unidas a unos nuevos comportamientos humanos con respecto al medio, y que se inician con técnicas de   “recolección selectiva” – Donde se ponía en práctica un primitivo método de selección de variedades de grano – ; para  a continuación, entre 8500- 7500 a.c. aprox., desarrollar los primeros ensayos de cultivos masivos y  domesticación  de animales en el Neolítico precerámico A; desembocando en el periodo comprendido entre el 7500-6500 a.c. con el Neolítico precerámico B, donde ya aparecen los primeros agricultores y ganaderos propiamente dichos. Esta proyección de una nueva evolución humana, ya de carácter aldeano – En el Precerámico A se abandonan los asentamientos en cuevas y hábitat similares –, verá su culminación con  su expansión hacia la cuenca del Tigris, Anatolia, el altiplano iraní y los Montes Zagros.

Un primer acercamiento a estos comportamientos diferenciadores, y a sus nuevas propuestas desde las anteriores premisas  paleolíticas,  nos advierten de unas nuevas posiciones vitales para el hombre. Si bien habría que apuntar que tales soluciones finales agropecuarias fueron el término de otras  experiencias vitales alternativas que convergieron. Esta hipótesis podría invitarnos a pensar en la posibilidad de una domesticación de animales anterior a la consecución de la agricultura, ya que esta última tuvo una primera fuerte necesidad de terrenos seleccionados y adecuados a los diferentes cultivos, así como  un  progresivo valor mínimo en la productividad, que viene condicionado por la posesión de diferentes aspectos del conocimiento – aspectos que condujeron al desarrollo de técnicas como el “barbecho”,  la utilización de abonos orgánicos o el diseño de nuevas herramientas, etc. –  que, en mi opinión,  deben ser valorados, aunque, como señala Eiroa, éste hecho tampoco desvirtúa la compleja presunción que se tiene a cerca de los inicios de la ganadería.

Pero lo que realmente,  y desde el punto de vista social, generalizó e innovó el Neolítico fue la necesidad, dentro de la vida aldeana, de una especialización y organización de los trabajos  – La sedentarización tecnificó la sociedad impulsado la creación de oficios, por ejemplo la construcción de viviendas –, si bien este proceso,  que quedará más definido en el periodo posterior, tuvo un desarrollo lento que duró aproximadamente 4000 años. Ésta especialización y organización, que se traducirá en un incremento de la productividad –  fruto de la necesidad de obtener mas recursos como consecuencia del aumento de la población –,  y que según la “teoría ideológica”, J. Cauvin (1994), situaría a los pobladores neolíticos ante la tesitura de una  “necesidad de incentivo”  hacia esos nuevos formatos sociales. Situación que se resuelven mediante la adopción de nuevas “adaptaciones psicológicas” , y que se sostienen sobre una nueva concepción del “hecho divino”,  bien mediante la creación de nuevas entidades deíficas – caso del yacimiento de la aldea de Ain Ghazal en Jordania, 7250-6000 a.c. donde aparece un culto al dios del ganado – ó bien  mediante la modificación de los antiguos rituales y mitologías – diosas de la fecundidad de carácter agro-pecuario, Tell Halula en Siria, 8700-7400 a.c.  – Reestructuración de creencias que conllevará el reforzamiento de determinadas autoridades de carácter mundano..

Durante el Calcolítico,  a partir del VI milenio a.c aprox,  el nivel de desarrollo cultural permite una utilización sistemática y diversificada del medio, una organización social mas compleja, en las que se entrevén jefaturas políticas y ya un cierto grado de estratificación social que irá aumentando con el paso del tiempo. Se afianza la vida de poblado con un modelo protourbano –  si bien de forma paulatina y localizada que conducirá, en Oriente Pŕoximo, a las ciudades-Estado mesopotámicas, 4500 a.c., y al Egipto dinástico, 4200 a.c.- , se amplía la especialización en la fuerza de trabajo, y se generalizan aspectos de carácter ideológico y religioso. Situados en este momento temporal, la pregunta sería ¿Cual fue el detonante del paso de las aldeas neolíticas de carácter esencialmente agropecuario a las primeras ciudades en las que se centralizaban actividades de toda índole…? La respuesta, tal vez, y más propiamente resuelta, se encuentre en el núcleo fundamental de las ciudades mesopotámicas: El templo ó lugares de culto.

Hemos apuntado anteriormente que  como consecuencia de la necesidad organizativa a que predispone el asentamiento y arraigo de las poblaciones humanas neolíticas, se produce, en paralelo, un cambio en las creencias. Estas creencias van acompañadas de unos rituales que, en caso de las religiones primarias y a semejanza de los rituales paleolíticos, van acompañados de un fuerte componente de recordatorio en el conocimiento heredado – regulando multitud de aspectos económicos y de comportamiento social – y cuya base teológica se sostiene en una misión general:  La explicación de la organización del mundo y el “acomodo” vital  del hombre en el orden divino de la Naturaleza. (J. Assmann, 2003). Religiones que, en definitiva, exigen “el sacrificio”, la  autoinserción en las diferentes liturgias organizativas,  y, por ende, la obligación de sustentar “ese mundo”. Si a esto unimos el carácter punitivo divino que estas creencias poseían sobre el incumplimiento de tales rituales – castigos de los dioses que condenaban a hambrunas, enfermedades, conquistas,  etc -,  encontramos una llave que asegura la aceptación, por parte de la fuerza de trabajo, de menesteres y obligaciones comunales e impulsará a los “custodios” de tales rituales, los sacerdotes, a la jefatura de los asentamientos. Situación que vendría acompañada por la pérdida de peso decisorio, ante el incremento poblacional y procedencia, de pretéritos conceptos de autoridad como pudieran ser los jefes familiares ó de aldea, de clanes u otras paralelas jerarquías tribales anteriores ó bien serían estos mismos, como evolución de  esos mismos aspectos sacramentales de origen mesolítico – Entre las obligaciones o funciones de  los jefes de las familias y clanes  es posible encontrar la religiosa – , quienes posiblemente asumirían tales roles (Lara Peinado,1999)

Ya en la Edad del Bronce,  a partir de finales del IV milénio a.c. aprox., es donde se producen los cambios más significativos en los aspectos sociales y económicos con respecto al periodo anterior – cambios que vendrán marcados por un desarrollo de la  metalurgia y que se verá reflejado en la metodología de explotación de los diferentes recursos  económicos – y que se reflejan en unas jefaturas donde el incremento de las diferencias sociales resulta manifiesto – como consecuencia de la acumulación de riquezas y la concentración de poder –, desarrollándose  una progresiva estratificación social y que está fuertemente condicionada a su relación con el templo. Aquí hemos de recordar que en la época de las teocrácias mesopotámicas, el templo no era sólo un centro religioso, si no también un centro económico cobrador de impuestos, administrador de tierras y  esclavos,  y que formaba parte del circuito comercial de mercancías. También realizaba préstamos dinerarios y, como una práctica habitual,  ofrecía en arrendamiento tierras de cultivo a campesinos ó mayores propietarios. Hasta tal era así que podemos decir, sin temor a equivocarnos,  que junto al palacio, y en función de la época,  ya sea juntos o por separado, poseyeron, ó  controlaron,  la mayoritaria parte de las  actividades económicas de las ciudades mesopotámicas.

Cara de los "poderes del templo". Estandarte de Ur, 2600-2400 a.c aprox.. British Museum

Una concreta información en los escritos mesopotámicos  de las características de los rituales y culto a los dioses  no ha sido posible de obtener, por ahora,  sin embargo  disponemos de una idea aproximada de la composición de tales liturgias. Rituales que ,progresivamente, englobarían la reglamentación ó ritos de las actividades y organización de los templos fruto de anteriores procedimientos. Así en éstas se describiría los procedimientos principales   débitos al culto del dios; los ritos de purificación de los diferentes templos; así como la regulación de los propósitos de cada uno de los servidores, y  por tanto de los servicios, que el templo proporcionaba y que iban desde procesos de exorcización demoníaca hasta la  elaboración de productos artesanales, concluyendo  con las pauta a seguir en las labores de enseñanza de  las distintas ocupaciones que englobaban las prolijas actividades templarias.

Otro aspecto social a tener en cuenta, en estos estadios evolutivos,  es el incremento de la “conflictividad” enre los grupos humanos.– hasta el punto que se conocen aldeas amurallas, caso de Jerico, actual Israel, datadas en el 8300 a.c. – y que en el caso de las ya ciudades-estado mesopotámicas hace conceder cada vez mayor protagonismo a una nueva institución: El Ejército. Ejercito que  en los primeros momentos no fue un cuerpo permanente, pero que en el caso sumerio  se le conoce, como mínimo, una estructura definida ya desde el Periodo Arcáico, 2900 a.c. aprox., dadas las contínuas luchas entre ciudades vecinas – ejemplo documentado son las luchas entre Umma y Lagash por el control de la llanura de Gu’edenna – y que  elevó a determinados líderes guerreros – como consecuencia de la cesión de forma temporal del poder civil en situaciones excepcionales –  al status temporal del “lugal” o  jefe civil. Situación que en algunos casos derivó en la creación de “monarquías militares”  como sistema político, y ya con dinastías hereditarias propias – al igual que sucedía con las castas templarias de los sumos sacerdotes y acólitos –, caso de la ciudades de Uruk, Kish y Lagash. Si bien esta opción no fue generalizada, si es cierto que el jefe de la ciudad , como representante de la divinidad – “en” sumerio, y que personifica a la perfección las  hipótesis anteriormente plasmadas – fue progresivamente tomando un carácter bicéfalo que se conoce también desde la Epoca Arcáica,  pero que siempre estuvo bajo la “tutela de las divinidades” y su ritual organizativo.

Cara de los "poderes civiles" Estandarte de Ur. 2600-2400 a.c. aprox. British Museum

Referencias:

“Nociones de Prehistoria general” Jorge Juan Eiroa (2000)

“La Mesopotamia Arcáica: Sociedad y Economía en el amanecer de la historia” Nicholas Postgate (1999)

“La Civilización sumeria” F. Lara Peinado (1999)

Imágenes:

az.wikipedia.org

weliketowrite.live.subhub.com

  • @Lampuzo

    Gracias por dedicarnos tu tiempo. :cerveza:

    Una pregunta

    ¿En la wiki en español se muestra la foto del súcubo por algún motivo en concreto? :magufo:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ishtar

    http://es.wikipedia.org/wiki/Lilit

    En su explicación también está la misma foto :nose:

  • @ Qiong:
    Hombre, mirado así. Que te quiten lo bailado.

    @ Lampuzo:
    En las culturas mesopotámicas, ¿qué grado de autoridad religiosa tenía el rey? Me refiero a que, ¿la autoridad «civil» gobernaba sobre la religiosa, como en el mundo romano, o la religiosa estaba sobre la civil, como era teóricamente en la Europa medieval?

  • @ Reflexiones profundas:

    British Museum en su explicación como propietario aduce que puede ser una «faceta» de Ishtar ó bien el demonio Lilitu e incluso Ereshkigal, su hermana,

    Lo que da lugar a las interpretaciones es el hecho que está coronada, además de incluir la cuerda y la vara de medir, como divinidad, mas hay una premisa a tener en cuenta y es que los demonios «Gallu» son divinidades y por tanto poseen dichos atributos. Otro hecho es que al igual que Isthar estos demonios son todos alados, lo que complica más la diferenciación.

    Pero hay aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirse por Lilitu, caso de las garras y espolones típico de las representaciones demoníacas, así como los buhos símbolos de la nocturnidad y de horas de lances demoníacos.

  • Javi dijo:

    @ Lampuzo:
    En las culturas mesopotámicas, ¿qué grado de autoridad religiosa tenía el rey? Me refiero a que, ¿la autoridad “civil” gobernaba sobre la religiosa, como en el mundo romano, o la religiosa estaba sobre la civil, como era teóricamente en la Europa medieval?

    Depende de la época.., En la época sumerio-acadia, la importancia de estamento religioso era tal que, por ponerte un ejemplo.., fue la impulsora de la caída de la dinastía acadia en Sumer dando paso a la época neosumeria. Posterormente en el II milénio a.c. ya con las dinastías kassita babilónica y asiria del Imperio Nuevo, los dioses pasaron a ser «impulsores» de las dinastías civiles y la casta sacerdotal a tener un papel político secundario, aunque mantuvieron sus «privilegios económicos».

  • @ Qiong:
    Buen vídeo, zenquius.

  • @ Lampuzo:
    Gracias por el anuncio. Si funciona, ya le contaré… :ay:

  • Los paraescépticos y ateos hablando de religión, de ovnis y de extraterrestres todo el día…qué cansinos.

    Si es que esto no lo entiende ni dios!

    :levangelio: :penitencia:

  • Vaya se ve que mi comentario controvertido de más arriba ha hecho pensar más de la cuenta a más de uno.

    ¿Nadie tiene que decir algo al respecto?

    «Reflexiones profundas» ¿tu tampoco? Qué decepción…

    Bueno, algo es algo, por algo se empieza a pensar por uno mismo.

  • @ Cib:
    Gracias.., la página de Carlos Wagner es excelente, sus series en «Publicaciones Akal» son amenas y de fácil lectura para quien tenga una primera curiosidad sobre Historia Antigua, y además dispone de muy buenos enlaces temáticos. El incoveniente, y es una suposición plausible, viene determinado por su falta de tiempo para «bajar» a los foros para comentar, y no digamos ya esfuerzos tales como intentar «resumir» en 1800 palabras determinadas secuencias temporales. ;-) .

    La página de la catedrática Ana Vazquez, UNED, a mi, particularmente y con el debido respeto, no me gusta en demasía, si bien intenta darle un «hilo anecdótico» que concuerda con lo que yo intento. Suelo lerla y además ha tenido el detalle de incorporar algúna entrada mía a publicaciones de la UNED.

    El resto de las páginas las desconozco.., aunque después de echar un vistazo, en cuanto a las que se refiren a textos, prefiero:ésta o bien ésta :ok:

    @ Qiong:

    Con todo mi cariño, como tu bien sabes.., :»Ya te vale.., la carga trigo..» :-D

    @ parapzikologo:

    A ver. rey moro.., ¿Que pasa..? ¿Que los otros «niños» no te hacen caso..? Cachiss.. No te preocupes, hijo, ya te daré yo para cromos para que juegues de «monstruitos» de esos..

  • Como mínimo es curioso. Me interesaría leer alguna respuesta a Parapzikologo

  • @ TEP:
    Ves.. a pues a mi no.., Lo que si podría interesarme es tu opinión, si tienes alguna, sobre el tema de la entrada. ;-)

  • Sinceramente pienso que cierta desviación del tema principal es admisible siempre que no esté hiriendo a alguien. Y me interesa mas la reflexión que ha planteado.
    No es por quitar categoría al tema de la entrada, me parece una opinión mas como todas las que siguen aquí. Y como tales creo que tengo la suficiente libertad de comentar la opinión que mas me llame la atención.

  • @ TEP:
    ¿Quieres saber mi opinión..? Mi opinión, en general y que comparto, es ésta.

    http://cnho.wordpress.com/2011/10/25/los-esotericos-se-cabrean/#more-21798.

    Confiaré en que las alusiones, si las hubiera, se hicieran o bien abriendo una página en el foro, ó bien en «off topic» que para eso estan creadas tales opciones.

    Saludos,

  • Gracias

  • @ Tulio Ramírez:
    Tulio Ramírez dijo:

    @ LaFlor:

    Siempre es bueno conocer los detalles de como se originaron los preceptos de tipo capitalista en las sociedades antiguas.

    ¿Tu sabes lo que es el capitalismo?

    «El capitalismo es el orden social que resulta de la libertad económica en la disposición y usufructo de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción»

    ¿En qué momento una monarquía absoluta de la antigüedad donde el templo es el centro político-económico de la sociedad roza con el concepto de libre mercado de las sociedades modernas? Si vamos a hacer comparaciones tan deliberadamente prejuiciosas, entonces ¿También es válido decir que este sistema es un claro ejemplo de un proto-marxismo-leninismo del antiguo medio oriente en dado caso de que la ideología de quien interpreta sea de tendencia derechista?

    Lee un poco mas antes de soltar tantas burradas.

  • Parapzikólogo

    ¿Nadie tiene que decir algo al respecto?

    “Reflexiones profundas” ¿tu tampoco? Qué decepción…

    Bueno, algo es algo, por algo se empieza a pensar por uno mismo.

    Este es mi segundo comentario dirigido hacia usted (bajo ese nick) en este blog, y le voy a preguntar lo mismo que le pregunté en el primero.

    chacho, chacho ¿yo que te ha hecho?

    A ver si con dibujitos…

    Si tiene algo que decir o preguntar y no es relativo a este hilo, haga uso del offtopic, o bien cree un nuevo tema en el foro. Si lo desea también puede usted decir todo lo que le venga en gana en este sitio, abierto exclusivamente para que los troll se desfoguen todo lo que quieran.

  • @666

    ¿En qué momento una monarquía absoluta de la antigüedad donde el templo es el centro político-económico de la sociedad roza con el concepto de libre mercado de las sociedades modernas?

    8-O

    O estamos leyendo este blog desde realidades totalmente distintas, con lo cual está usted está en un universo para-lelo…

    o no se ha leído el artículo del señor Lampuzo… ;-)

    En cualquiera de las dos circunstancias le ruego que vuelva a leer el artículo, y luego comente, por favor. :nose:

  • @ 666:

    ¿Tu sabes lo que es el capitalismo?

    Alguito sé.

    ¿En qué momento una monarquía absoluta de la antigüedad donde el templo es el centro político-económico de la sociedad roza con el concepto de libre mercado de las sociedades modernas?

    En que una fue poco a poco dando origen a las otras cuando aparecieron las sociedades burguesas como contraposición a tal poder.

    Si vamos a hacer comparaciones tan deliberadamente prejuiciosas, entonces ¿También es válido decir que este sistema es un claro ejemplo de un proto-marxismo-leninismo del antiguo medio oriente en dado caso de que la ideología de quien interpreta sea de tendencia derechista?

    Si, puede ser tomado como un ejemplo. Extremadamente básico, pero ejemplo al fin y al cabo. No le veo nada de malo a eso.

    Ahora, lo de la ideología de quien la interpreta, no se donde la sacaste. Ideología o no, este tipo de sistema politico-religioso bien pudo dar forma a los sistemas económicos actuales, aunque sea como una de tantas partes involucradas que mencionar aquí, sería inutil

    Lee un poco mas antes de soltar tantas burradas.

    ¿Valga la rebuznancia?

  • @ Tulio Ramírez:

    Para qué respondiste si no ibas a decir nada?

  • @Lampuzo

    Pero hay aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirse por Lilitu, caso de las garras y espolones típico de las representaciones demoníacas, así como los buhos símbolos de la nocturnidad y de horas de lances demoníacos.

    Gracias por alumbrarme y que se vayan las tinieblas de mi ignorancia. :ok:

  • @ Reflexiones profundas:

    Perdona pero parece que te he contestado por inspiración del «Espiritu Santo»

    http://lampuzo.files.wordpress.com/2011/01/lamashtu.jpg

    Esta represtación corresponde a un demonio Lamashtu, una «hembra», parera del dios de los demonios alados Pazuzu.

    Observa los detalles de las extremidades inferiores.

  • Reflexiones profundas dijo:

    @666

    O estamos leyendo este blog desde realidades totalmente distintas, con lo cual está usted está en un universo para-lelo…

    o no se ha leído el artículo del señor Lampuzo…

    En cualquiera de las dos circunstancias le ruego que vuelva a leer el artículo, y luego comente, por favor.

    Aquí leyendo su comentario le puedo decir que quien está en una realidad alterna es usted. El comentario y la pregunta iban dirigidos específicamente a uno de los comentaristas, no al creador del post, que por cierto me pareció excelente.

    Póngase sus lentes, vuelva a leer el comentario, observe que se citó una frase de unos de los foristas con el fin de replicarla, y luego si le interesa este hilo respectivamente por favor vuelva a opinar al respecto.

  • @ 666:

    Sabia que te ibas a enojar. Eso pasa cuando lees cosas que no te gustan. En fin. :nose:

  • @ 666:

    Como menciona la entrada, el sedentarismo tiene una razón de ser y unas consecuencias. De entre estas la organizativa de la actividad económica…si te parece poca relación con el capitalismo es mi deber recordarte que el homo hábilis ya discernía perfectamente entre lo tuyo y lo mío, el capital (la herramienta) como fuente de poder, riqueza.

  • @ Tru:
    :ok:

    Saludos,

    Es más se establece el gérmen del «mercantilismo», fruto de la existencia de «excedentes». Excedentes cuyas rutas comerciales y colonias, caso de los sumerios, fueron establecidas en lugares tales como el Valle de Indo, Anatolia, Siria e Irán. Otro hecho a tener en cuenta es que incluso la escritura se creó fundamentalmente para llevar la «contabilidad» de esos movimientos de mercancías, así como los cilindros-sello, que eran una firma propietaria, etc. Hablamos del IV-III milenio a.c.

    Porlo que el «proto-capitalismo» es más antiguo que las mareas… :-D


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies