Robert Willner. El dedo del SIDA.

robert willner

La negación del SIDA es una posición mantenida por un grupo de personas que afirman que el VIH no existe, o bien que sí existe, pero es inofensivo.

Estos grupos culpan a otros factores de las muertes que le son atribuidas al SIDA, como por ejemplo a la alimentación, o al propio consumo de fármacos como el AZT.

Pese a que el negacionismo del SIDA ha demostrado que solo provoca un mayor número de muertes como consecuencia del no uso de sistemas de prevención, o de la no utilización de fármacos, sigue teniendo hoy en día bastante aceptación en algunos grupos.

Dentro del capítulo del negacionismo del SIDA, merece una especial mención la figura de Robert Willner, doctor y autor del libro “Deadly Deception” en el que afirma que el SIDA es el mayor engaño del siglo XX.

Muchas veces a los que se pasan por este blog haciendo estas afirmaciones les recomendamos que si no creen que el VIH cause el SIDA que se lo inoculen y vean qué pasa. Pues Willner lo hizo. En 1993 Willner invitó a Pedro Tocino, un hemofílico español que había contraído el SIDA por medio de la administración de Factor VIII contaminado con VIH-1, le pinchó en un dedo con una aguja, y posteriormente se pinchó él mismo, como prueba de su convicción de la inocuidad del virus del SIDA.

EL 7 de diciembre de 1994 lo volvió a hacer, esta vez en Carolina del Norte, pinchándose con una aguja manchada de sangre de otro seropositivo.

Willner murió unos meses después, en abril de 1995, de un ataque al corazón. Algunos, como Celades o JL Campos afirman que fue ayudado a morir.

Asumiendo que los enfermos estaban realmente infectados por el VIH, lo que al menos en el caso de Pedro Tocino estaba probado (foto de arriba a la izquierda), solo queda la posibilidad de que Wilner fuese inmune al virus del sida.

Esto no es algo tan extraño. Existe una mutación llamada Delta 32 que afecta al gen que codifica la proteína CCR5. Esta proteína se encuentra en la superficie de la membrana celular de los glóbulos blancos que actúa como receptores de quimiocinas, cuya finalidad es la de atraer a las células del sistema inmune a los focos de infección. El VIH utiliza esta puerta para infectar a estas células. Pero en las personas que presentan la mutación Delta 32, esas puertas no existen, siendo inmunes a muchas variedades de SIDA como la producida por el VIH-1, entre otros. Cuando tanto el padre como la madre del sujeto presentan esa mutación, el individuo es completamente resistente al SIDA. Hay aproximadamente un 1% de la población en esta situación. Cuando solo uno de los padres la presenta, no se es inmune pero la enfermedad tiene mucha más dificultad para infectar al individuo. Hay un 20% de individuos en este grupo.

Ya que Robert Willner no era idiota, posiblemente sabía de su inmunidad antes de realizar esta exhibición.

Editado 21/7/2014

Extracto de comentarios que aportan información adicional al tema:

Javi

La infectividad del HIV es bastante baja. Para usuarios de drogas intravenosas, la probabilidad de infección es de menos del 1% por inyección que un simple pinchazo con una aguja debe tener una probabilidad mucho menor:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1403641

Herbert West

El riesgo de transmisión accidental por un pinchazo con una aguja contaminada es muy bajo y además si tenían una carga viral muy baja por estar en tratamiento la transmisión disminuye todavía más.

Share

El estegosaurio del templo de Angkor

angkor

Ta Prohm es un templo budista que se encuentra semi engullido por la selva en Angkor (Camboya), y que parece sacado de una entrega de Tomb Raider.

Está así intencionadamente, quedando como vestigio del estado en el que se encontraban estos templos  cuando fueron descubiertos en el siglo XIX.

Ta Prohm

Prácticamente todo el templo está tallado y decorado con imágenes. Es interesante una columna que se encuentra en una esquina, en la que una serpiente rodea los grabados de varios animales, algunos reconocibles, y otros quiméricos. Entre esos animales hay uno que llama especialmente la atención, ya que su forma recuerda la de un estegosaurio.

Es un animal corpulento, con cuatro patas y con unas placas que le brotan de la espina dorsal, hasta la cola.

estegosaurio

Algunos creacionistas como Don Patton o Carl Baugh aseguran que esta es una evidencia de que el hombre convivió con los dinosaurios hasta hace menos de 1.000 años, y que la ciencia está equivocada al afirmar que el ser humano no apareció sobre la tierra hasta 60 millones de años después de su extinción.

Pese a que algunos autores califican al grabado como una representación anatómicamente correcta de un estegosaurio, esto dista mucho de ser cierto. Como puede verse en la imagen superior, el tamaño de la cabeza es completamente distinto, el dinosaurio disponía de 4 espinas (thagomizer) que no aparecen en la figura de Angkor, y por contra, el animal del grabado dispone de cuernos u orejas, mientras que el estegosaurio no.

El principal argumento utilizado por los creacionistas como evidencia de que se trata de un dinosaurio son las placas dorsales, pero estas aparecen también en otras imágenes, lo que nos lleva a pensar que se trata solo de adornos que el artista colocaba alrededor de los grabados.

ave

Otros autores creen que el animal representado puede ser una especie local de lagarto, que no solo tiene espinas dorsales, sino también cuernos, un camaleón, o más probablemente un rinoceronte.   Algunos han objetado ante esta última posibilidad, la ausencia del cuerno nasal que presenta la figura. Pero el rinoceronte de Sumatra tiene un cuerno mucho menor que el de otras variedades, y en los especímenes más jóvenes está casi ausente.

rino

Y por último, aunque no menos importante, tenemos la posibilidad de que se trate de la representación de una figura mitológica, como podría ser una criatura hindú llamada Makara, que en ocasiones se representa con proyecciones dorsales.

macara

Esta posibilidad no es descartable, ya que un poco más abajo aparece la representación de lo que parece una garudá, ser alado y con pico que porta una antorcha.

garuda

En conclusión, realizar una afirmación como la de que el ser humano convivió con los dinosaurios tomando como evidencia este grabado es algo más que absurdo.

Editado 3/8/2014

El usuario Salinas Julián nos aporta en los comentarios una información adicional que merece ser incluida en la entrada.

Al parecer no es un estegosaurio, dragón, Makara, camaleón, rinoceronte o búfalo, es un jabalí. El usuario Lowsix del foro de Disclose.tv da una excelente explicación.  El jabalí es Varaha, uno de los avatares de Vishnu, lo que parecen las placas de un estegosaurio son pétalos de la flor del loto y no están como decoración, sino que para remarcar su divinidad (de forma similar a la aureola en occidente)

Lord-Vishnu-as-Varaha-Avatar1jabali1

 

Share

¿Es esta una lupa egipcia de 4.800 años?

Lupa Egipcia

Esta es la historia de un malentendido, o quizá un bulo, que se ha perpetuado en internet por efecto del copia-pega sin comprobar un solo dato de lo publicado.

Y así es como lo cuentan:

Se trata de un objeto fabricado en cristal de roca encontrado en Helwan, Egipto, concretamente en la tumba del faraón Semempses. Este objeto se considera como una lupa y está expuesto en el Museo Británico. Sin embargo, lo que lo caracteriza es su perfección absoluta, que sólo es posible conseguir mediante el óxido de cerio, necesario para pulir el cristal. Sin embargo, este material era desconocido en aquella época, ya que se descubrió en 1803. Esta sustancia puede ser solo producida utilizando energía eléctrica y un proceso fotoquímico. ¿Qué significa esto? Pues que los egipcios controlaban la electricidad…

Semempses es como denominaba Manetón al faraón Semerje, de la primera disnastía de Egipto, que reinó algo menos de 9 años, por el 2800 años antes de Cristo. Su tumba se encuentra en Abidos (relativamente cerca de Helwan), y fue escavada en 1899 por Petrie. En su interior se encontraron piezas de ébano, amatista y turquesa, y también útiles de cobre y vasijas. Estos restos están en el museo del Louvre y en el del Cairo,pero no en el Museo Británico. Tampoco hay ninguna referencia al hallazgo de una lente, y mucho menos a una lente pulida con una perfección absoluta.

Pero en el Museo británico sí que existe una lente como la de la fotografía: la lente de Nimrud.

nimrud

Según la información proporcionada en el sitio web del museo,

se trata de una pieza oval de cuarzo pulido, con una cara plana y la otra ligeramente convexa, encontrada en unas excavaciones en Nimrud, al norte de Irak a mediados del siglo XIX, y que data del 700 aC. Se ha considerado como una lente óptica, y de hecho se la conoce como la lente de Nimrud, aunque habría sido de escaso o ningún uso práctico. A lo largo de los años ha sido examinada por varios ópticos, muchos de los cuales creen que fue deliberadamente fabricada como una lente. Sin embargo, y aunque esta pieza fue cuidadosamente pulida y tiene propiedades ópticas, seguramente esto fue accidental. No hay ninguna evidencia de que los asirios utilizaran lentes, ya sea para aumentar o examinar algo, o para hacer fuego. Es mucho más probable que se tratase de una pieza decorativa para ser encastrada en un mueble. Esto es coherente con la información proporcionada por su descubridor, Layard, que documentó que  fue encontrada bajo un montón de fragmentos de cristal azul, que al parecer recubrían una pieza de madera o marfil que estaba descompuesta.

También es digno de destacar, viendo la fotografía cercana del cristal, el concepto de perfección absoluta que tienen algunos.

Share

Fotografiando asteroides con un radar

yu55

Mi último artículo trataba de una secuencia fotográfica obtenida de un asteroide por medio de un radar. Creo que sería interesante aclarar como se realizan estas fotografías, para lo que me basaré en un didáctico artículo de Emily Lakdawalla, publicado en su blog (The Planetary Society).

Un radar es un sistema activo que emite una señal de radio y espera a recibir su eco para chequear si existe algún objeto en su radio de acción. La velocidad de las ondas de radio es constante y conocida (igual a la velocidad de la luz), por lo que basta con disponer de un reloj preciso para calcular la distancia a la que se encuentra, que es la mitad del espacio que puede recorrer la luz en el tiempo medido (porque tiene que ir y volver).

Si disponemos de un radar lo suficientemente potente, podemos dirigirlo hacia la ubicación conocida de un asteroide y ver lo que pasa. Gráficamente sería algo así:

radio_ranging_animation_med

El radar emite un pulso , que llega al asteroide y rebota sobre la superficie “visible” desde el radar. La señal que llegue a la parte más adelantada del asteroide rebotará antes que la que llega a la parte central.

La señal recibida en tierra es la que se muestra en la parte inferior de la animación. No proporciona mucha información. A lo sumo, el tamaño del asteroide, que será la velocidad de la luz dividido entre el tiempo que transcurre desde que se empieza a recibir el eco hasta que deja de percibirse. Y, asumiendo que el cuerpo es aproximadamente simétrico, ese valor  hay que multiplicarlo por dos, ya que se corresponde con el tamaño sólo del hemisferio visible, quedando toda la mitad posterior en sombra.

La forma descrita por la curva de intensidad recibida también proporciona información. Si asciende progresivamente, significa que tiene forma de punta. Si llega abruptamente y luego queda un remanente, significa que tiene una forma más cilíndrica.

 

Pero hay otras maneras más inteligentes de utilizar el radar, basadas en el efecto Doppler. Permitidme que explique brevemente en que consiste este efecto, para que todo el mundo pueda seguir el resto del artículo. Es muy sencillo y consiste en el cambio de frecuencia de una onda provocado por el movimiento del emisor. Aunque pueda parecer un poco complicado enunciándolo así, viendo este vídeo se aclararán todos los conceptos.

Aplicando el efecto Doppler a un radar, podemos identificar las partes que se mueven y a qué velocidad.

Si consideramos que todos los cuerpos del sistema solar giran, se podría hacer un radar que aprovechase este efecto aplicándolo a la observación de asteroides.

Prosiguiendo con el ejemplo enunciado antes, si emitimos un pulso dirigido hacia un asteroide, que se desplaza por el espacio y además gira, obtenemos que la señal nos llega a la tierra con una frecuencia desplazada por ambos movimientos.

Si conocemos la velocidad a la que viaja el asteroide, se puede prever el desfase “ideal” que tendría la señal originado por el movimiento de traslación. De esta manera podemos aislar el desfase producido por el movimiento de giro, que es el que nos interesa. La parte del asteroide que gira hacia nosotros, nos devolverá una señal más comprimida (con frecuencia mayor a la emitida) y la que gira alejándose de nosotros devolverá una señal elongada (con frecuencia menor). Gráficamente sería algo así:

radio_imaging_animation_med

En la parte inferior de la animación, podemos ver cómo se muestrean las señales recibidas en diferentes longitudes de onda, que determinarán la resolución en metros de la fotografía (range-gate). Cada una de ellas recibe un eco similar al de la primera animación, pero de los puntos que se mueven con respecto a nosotros a la misma velocidad. Sería como una línea de la fotografía.

Un programa de ordenador procesa toda esta información (velocidad de movimiento, intensidad y distancia respecto al radar) para componer la representación gráfica del asteroide. Repitiendo a intervalos fijos este proceso, podemos crear la secuencia animada de la cabecera de la entrada.

Share

FAKE: Estructura alienígena en asteroide 1999 RQ36

1999 RQ36

En un nuevo video del canal “UFO Exposed” aparece una secuencia de imágenes supuestamente del asteroide 1999 RQ36 en la que se distingue una extraña protuberancia de un color mas oscuro que el resto del cuerpo. “Una pirámide de origen alienígena” según el autor del canal.

Solo por el hecho de parecer publicado en el canal “UFO Exposed” ya puede afirmarse sin temor a equivocación alguna que se trata de una falsificación, pero hay más evidencias en contra de la autenticidad del mismo.

En el vídeo se indica que las imágenes están tomadas desde el telescopio NEOSSat de la agencia espacial india. Pero NEOSSat es un microsatélite canadiense encargado de la vigilancia de los asteroides en órbita interior a la de la Tierra. 1999 RQ36 no es uno de esos asteroides, estando la mayor parte de su órbita entre Marte y la Tierra. Este satélite tiene un único telescopio óptico, que es a todas luces incapaz de fotografiar un objeto de 273 metros emplazado a 268 millones de kilómetros.

1999 RQ36orbit

Por si creéis que puede ser un error en el nombre del satélite, la agencia espacial india no dispone de ningún satélite de observación de asteroides.

Además no es posible tomar una foto de un cuerpo de ese tamaño a esa distancia. Para hacernos una idea, hace unos días apareció en la revista space.com una secuencia parecida de otro asteroide, el 2014 HQ124, que se encuentra actualmente a 33 millones de kilómetros (8 veces más cerca que 1999 RQ36). Para realizarla se emitieron señales de radiofrecuencia que se hicieron rebotar sobre el asteroide y su eco se recogió desde la antena de 300 metros del observatorio de Arecibo, en Puerto Rio.

Las únicas observaciones realizadas de 1999 RQ36 se hicieron desde Arecibo por eco de radar en septiembre del 1999, cuando se encontraba a 17 millones de kilómetros.

arecibo 1999

En resumen: es un vídeo FALSO

Share