Archivo del autor

El último peldaño de Sánchez Hermosilla

   Un soneto me manda hacer Violante,

            que en mi vida me he visto en tal aprieto…

…escribía Lope de Vega, y en aprieto similar me he visto cuando La mentira está ahí fuera me preguntó si podía hacer un comentario sobre la intervención de D. Alfonso Sánchez Hermosilla, del Centro Español de Sindonología, en el programa de Onda Regional de Murcia, El Ultimo Peldaño (08/06/2012, audible aquí ). Pero mi apuro es mucho mayor que el del ladino de Lope, que utilizaba su supuesto trance como pirueta poética para hacer alarde de sus habilidades métricas. Y es que La mentira me pide que comente algo que está fuera de mis posibilidades.…

Más »

Los métodos de la “sindonología”: desafío a Richard Dawkins.

 

Aunque llevo unos cuántos años con esto de la “sindonología” nunca deja de sorprenderme la facilidad con que sus practicantes caen una y otra vez en falacias básicas. Armados con su fe inquebrantable en la autenticidad de la reliquia conocida como “Sábana Santa”, se agarran sin la menor cautela a cualquier proclamación que suene favorable a sus creencias, y repiten una y otra vez argumentos que se caen de puro endebles. Uno de los que más gusta en los ambientes sindonistas tiene que ver con la imposibilidad de explicar cada uno de los detalles que se atribuyen a la imagen del lienzo de Turín (o reproducir una copia exactamente igual con medios medievales).…

Más »

Raymond Rogers y la Sábana Santa (y IV). Divinas palabras.

 

En la obra de teatro Divinas palabras de Valle-Inclán, una tropa asilvestrada de lugareños trata de linchar a la mujer del sacristán, a la que han sorprendido en flagrante adulterio. El marido, que la ha perdonado, intenta aplacar a la chusma recitándoles el pasaje de la adúltera de los evangelios, pero los beodos se ríen de él y se arman de piedras para lapidar a su mujer. La cosa se pone fea. En ese momento el sacristán vuelve a la carga con una Biblia y recita el mismo pasaje, pero en latín. Los otros se quedan patidifusos, se quitan el gorro y se arrodillan con reverencia.…

Más »

Raymond Rogers y la Sábana Santa (III). Flury-Lemberg vs. Ehrlich, KO en el primer asalto.

Se suele decir que en ciencia los argumentos de autoridad no tienen mucho peso. Es cierto cuando hablamos de la investigación científica. Al menos en teoría, si uno es un becario que está investigando sobre las células cancerosas, hará bien en no tomarse como palabra revelada las afirmaciones de su Jefe de Departamento. Al menos en teoría. Pero en el mundillo del periodismo de divulgación, y en el apartado específico de la crítica a las pseudociencias, no siempre es posible atenerse a tan loable principio. Como no somos expertos en todo, ante dos afirmaciones contradictorias a veces no tenemos más remedio que conceder credibilidad a una de ellas porque su defensor tiene “más autoridad”.…

Más »

Raymond Rogers y la Sábana Santa (II). Un remiendo totalmente invisible.

Por David Mo.

De todas las cosas fascinantes que envuelven la “sindonología”, una de las más asombrosas es cómo se crea la leyenda de una entidad absolutamente invisible y se la convierte en teoría “científica”. No hace falta leer el artículo de Bunge al que hacía referencia en la postal anterior para saber que toda entidad científicamente postulada ha de ser observable o derivarse de fenómenos observables (1978: 23). Pero el Dr. Heimburger, destacado “sindonólogo”, puede afirmar que “nadie ha encontrado ni traza de remiendo en el lienzo, pero eso no quiere decir que no exista” y quedarse tan pancho. (“…nobody ever could find a trace of repair in the Raes/radiocarbon sample.…

Más »