El hombre de Taured

Según cuenta la historia, un día de 1954 un hombre llegó al aeropuerto de Tokio. Como en todos los vuelos internacionales, los pasajeros tuvieron que pasar el control de pasaportes a la entrada al país. Pero este día no iba a ser como el resto para los policías de la aduana del aeropuerto Japonés.

El pasajero presentó un pasaporte de un país llamado Tuared. Llevaba moneda de varios países europeos y hablaba francés. Los funcionarios de aduanas se quedaron perplejos porque nadie conocía un país con ese nombre, aunque aparentemente el pasaporte era legal y llevaba impresos los visados de otras entradas y salidas de países, incluso del propio Japón.

El pasajero fue llevado a una sala independiente para interrogarlo. Afirmaba que su país se encontraba en Europa. Cuando le presentaron un mapa, el hombre señaló a la frontera entre España y Francia, pero se quedó sorprendido al no encontrar allí un país llamado Taured. Según él, ese país existía desde hace mil años.

Nerviosos, los funcionarios le preguntaron por el motivo de su visita. Negocios. Iba a asistir a una reunión en una empresa y se iba a alojar el un hotel de la ciudad. Tras consultar con la empresa, se comprobó que nadie le esperaba allí. La reserva del hotel tampoco se pudo confirmar.

Pasadas unas horas de idas y venidas, los funcionarios decidieron llevar al hombre a un hotel para que pasara la noche, y le dejaron custodiado por un par de policías.

A la mañana siguiente, cuando entraron a por él, la habitación estaba vacía, siendo la puerta la única manera por la que el pasajero pudo abandonar la estancia. Pero ninguno de los dos policías le vieron salir.

¿Explicaciones?

¿Un cruce dimensional entre dos universos paralelos? ¿Un viajero en el tiempo? ¿Una historia que ha ido mutando al pasar de boca a boca? ¿Una farsa?

Evidentemente, de todas esas posibilidades, la que más eco tiene en internet  es la de la interferencia dimensional entre dos universos paralelos. Da igual que sea la explicación más extraordinaria e inverosímil.

La historia fue referenciada por primera vez en el libro The Directory of Possibilities” de los escritores Colin Wilson y John Grant. Se trata de una recopilación de historias paranormales, pero sorprendentemente, la cita ocupa solo una línea.

¿De dónde sale entones el resto de esta historia?

Simplemente es un relato que alguien durante estos años ha elaborado a partir de la referencia de este libro. Se desconoce si puede tener una base cierta, o si incluso la cita del libro de Wilson y Grant también es inventada.

De hecho, hay otras versiones en las que se cuenta que provenía de Africa, y que realmente se trataba del pueblo de los Tuareg. Al menos esta cultura, compuesta de pastores nómadas, tiene más de 1000 años de antigüedad. Ya es difícil encontrar un país con más de 1000 años de historia. En cambio los Tuareg no tienen un estado propio, ni tampoco pueden expedir pasaportes.

Así que, descartando las explicaciones más fantásticas e improbables, lo más razonable es pensar que todo esto es una historia fantástica, un creepypasta, originado cuando todavía no había creepypastas.

  • Hola Alpa:

    Mi padre es aficionado a la lectura y yo heredé esa característica. Cuando era niño, a principios de los 90, llegó a nuestra casa “Los extraterrestres existen”, por Gianni Lucarini. Nos fascinó su lectura a ambos y nos lo tragamos por completo.

    Incluso a comienzos de este siglo, a pesar de estar yo en la facultad de ciencias en la universidad, seguía comprando de vez en cuando ese tipo de publicaciones.

    Fue a través de la red que empecé a familiarizarme con otras perspectivas y comprender lo ingenuo que fui.

    Aprendí que todos tenemos creencias, puesto que no se sabe que es la realidad, así que soy agnóstico con respecto a lo absoluto. Pero existo en términos efectivos, de modo que debo tener una forma de relacionarme con ella. Así fue como escogí la única sensata, el escepticismo,
    la cual la entiendo como una posición basada en la lógica y la física, en la razón y la ciencia… evidencia, esto en conjunto es lo que yo llamo Escepticismo Agnóstico.

    Aún así, me siento tentado a caer en alguna afirmación que me beneficie, como por ejemplo, que la inteligencia está relacionada con la estatura y la relación fraternal, (mido 1.85 mts y soy el hermano mayor), pero si soy sincero, tengo inteligencia normal y soy lento para aprender. Por supuesto, sigo cayendo en alguna idea irracional, pero hago lo posible por corregirlo si me doy cuenta.

    Mi padre aún cree en ciertas ideas fantásticas, pero podemos hablar de esos temas y hace poco veía videos en Youtube relacionados con eso. Agradezco a la mentira por sus artículos para darle explicación a algunos videos, aunque sigue apegado a algunas historias, como imágenes de “viajeros en el tiempo”, (como a mi, también le gusta la ciencia ficción), pero siempre está dispuesto a escuchar otras perspectivas lo que ya es sin duda valioso.

    Saludos.

  • Me van a perdonar el dueño del blog y los participantes el “off-topic”,pero es que esto es buenísimo:

    “La NASA desmiente (…): no están secuestrando niños para esclavizarlos en Marte
    Infowars llegó a asegurar que la agencia espacial oculta una colonia de niños explotados sexualmente en el planeta rojo”

  • Esto es como la declaración que hizo en internet el NOAA sobre la inexistencia de las sirenas. Es que hay demasiados crédulos para este tipo de afirmaciones absurdas.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies