Hoy empieza la era Trump: “Dis gon b gud”

Hoy es el día. Donald Trump abre una nueva era en la política, no solo en Los Estados Unidos, sino en todo el mundo, porque nos guste o no, ellos son los líderes de occidente. Y mientras lo hace, el resto le miramos con expectación, dudas, y temor. Mucho temor.

Trump es una incógnita. No ha ostentado ni un solo cargo público hasta ahora, por lo que a buen seguro, lo que veamos nos va a sorprender. Será algo inédito.

De momento se está rodeando de un equipo, que produce una grotesca sensación entre la risa y el temor.

Así por ejemplo, ha nombrado a Scott Pruitt como director de la Agencia de Protección del Medio Ambiente. Pruitt es un negacionista del cambio climático antropogénico, escéptico sobre la toxicidad del mercurio en el agua de mar, y del arsénico y otros tóxicos en el aire. También es contrario al establecimiento de límites de emisiones a la atmósfera.

Tom Price ha sido el elegido como director del área de salud, que ha prometido que sustituirá el Obamacare por un sistema que limitará el acceso a la sanidad para los que tienen menos recursos y los mayores de 50 años, cuyas primas de seguros privados se destoparán haciéndolos inaccesibles para muchos adultos de clase media.

Betsy DeVos será la máxima responsable de educación, pese haber demostrado su total desconocimiento del sistema educativo al no saber responder una pregunta básica. El senador Al Franken le pidió que expusiera su opinión sobre si las calificaciones deberían realizarse en base al crecimiento o la aptitud, algo que ha sido el eje de la política educativa de esa secretaria durante mucho tiempo: ¿se debe de calificar a un alumno por su progreso personal, o en base a un estándar? Un estándar es más equitativo, pero de esta manera, se puede desperdiciar el talento de los estudiantes más dotados, que llegan al estándar sin dar un palo al agua, y desmotivar a los menos capaces, que al ver tan lejos la meta desisten. Pero DeVos no tenía ni idea de lo que se la estaba preguntando.

Siguiendo el mismo criterio de competencia, Robert Kennedy Jr será el presidente de la Comisión de Vacunas, pese a defender que las vacunas provocan autismo, y ser contrario a la vacunación obligatoria de los niños. De hecho el propio Trump es también un defensor de esta idea, por lo que la nominación del sobrino de JFK para este puesto no debería de sorprendernos:

Ni tampoco debería de sorprendernos la nominación del resto:

Y esto sin entrar a valorar la opinión de Trump en otros temas, como su desprecio a la OTAN, desconociendo que muchas de las bases que los EE.UU. tiene fuera de su territorio son las que les defienden de forma tempana ante posibles ataques de potenciales enemigos.

O su obsesión por implantar un modelo proteccionista que penalice la producción fuera de las fronteras de los Estados Unidos. Las consecuencias de estas medidas son bien conocidas. La crisis de 1929 provocó que muchos estados implantasen medidas proteccionistas para beneficiar su economía local, lo que provocó una caída en el comercio internacional. Si un estado aplica aranceles a las importaciones provenientes de otro estado, no debe de sorprender que este segundo estado haga lo mismo. Esto degeneró en una recesión global que duró hasta la Segunda Guerra Mundial.

Y en particular, la ojeriza que tiene Trump contra la producción de empresas estadounidenses en México, provocaría una mayor presión migratoria en su frontera. Aunque para eso también tiene una solución:

Pese a todo esto que os cuento, Trump defiende que su gabinete es el de mayor coeficiente intelectual de todos los tiempos. Esto de medir el IQ parece que obsesiona al presidente electo. ¿Presumirá también de otras medidas que no publica en Twitter?

Como decimos los latinos, dime de lo que presumes, …

En fin, tomen asiento, porque durante los próximos 4 años vamos a tener lectura interesante en la sección internacional de los periódicos.  Aunque quizá un impeachment nos acorte el plazo.

Referencias:

Donald Trump’s EPA Pick Imperils Science—And Earth

http://money.cnn.com/2017/01/17/news/economy/tom-price-trump-obamacare/

http://www.vox.com/2017/1/17/14304692/devos-confirmation-hearing-education

  • Saludos. Vuelvo a escribir tras mucho tiempo de silencio y es que el tema del Presidente Trump no deja indiferente a nadie.
    Me han parecido muy interesantes las aportaciones de los usuarios “Eye”, “Persona” y “Tru”. Este último, hasta que entró en polémicas que hacen que uno pierda el hilo de todo.

    Y ahora, doy mi opinión para quien le interese. Creo que lo que ha puesto a Donald Trump en la Casa Blanca no es una avalancha de millones de paletos, del estilo de los Cletus de los Simpsons (a los que hacía referencia el usuario “Eye”), que se han lanzado a votar, tras décadas en sus granjas practicando la zoofilia. Esto es lo que parece que los medios nos quieren hacer creer. Y algunos usuarios de este foro dan la impresión de creer hacérnoslo creer también. Creo que hay otros factores más serios:

    (1) El ¿mito? del “establishment”
    Los ciudadanos de Estados Unidos no ven excesivas diferencias entre el partido demócrata y el republicano. El programa de mejora de la sanidad (más conocido como “Obamacare”), por ejemplo, ha seguido adelante aún cuando el congreso y el senado tenían mayoría republicana, que ha sido buena parte del periodo Obama. Los republicanos, oficialmente, no veían bien la reforma pero seguían permitiendo que se aprobaran fondos para llevarla a cabo.

    A ver, no critico el Obamacare pero lo anterior resulta confuso para el votante medio.

    Ahora llega Donald Trump y le pone un nombre a esto: el “establishment”, la unión en la sombra de demócratas y republicanos junto con la unión de la prensa que tradicionalmente ha sido demócrata con la que tradicionalmente ha sido republicana.

    Y a la gente le empieza a gustar que le pongan nombre a lo que ya percibían.

    (2) El ¿linchamiento? Bernie Sanders
    Este hombre es lo más parecido a un socialdemocrata que se puede encontrar ahora mismo en la política de Estados Unidos y podría ser el actual presidente, es decir, podría haber derrotado a Donald Trump. Pero parece que la señora Clinton no estaba dispuesta a esperar otros 8 años para ser la primera mujer en presidir su país. Hay bastantes indicios de que, como gran baronesa del partido demócrata, se encargó de que el Senador Sanders no tuviera medios para una campaña decente. El resto de barones demócratas y toda la prensa prestaron poca atención al linchamiento pero fue tan evidente que cuando la señora Clinton fue elegida candidata, en lugar de una ceremonia gloriosa, se encontró con una ceremonia vergonzosa donde votantes de su partido afearon su conducta con abucheos que nadie pudo detener. Ni siquiera el propio senador Sanders que pedía respeto desde la tribuna.

    El partido republicano no entró en el “caso Sanders”. Por ser tema interno del rival, claro. Ya. Pero Donald Trump no se calló y sin defender (ni un sueños) las ideas de un socialdemócrata, sí que dijo que había habido tongo en las primarias demócratas.

    Y a la gente le vuelve a gustar que alguien diga lo que ellos perciben.

    (3) Los nervios de la prensa y los antiguos presidentes
    Donald Trump es nombrado candidato republicano y empiezan a salir trapos sucios en la prensa demócrata y republicana sobre el Trump misógino, machista, xenófobo, corrupto, especialista en bancarrotas… Acusaciones que pueden ser ciertas y de serlo debería ser juzgado y condenado, nadie dice lo contrario. Pero acusaciones que la prensa podría haber sacado años antes. Todo eso había ocurrido antes de que Trump se presentara a presidente.

    A continuación, en los medios de comunicación, empiezan a desfilar todos los presidentes vivos demócratas y republicanos desaconsejando el voto a Trump.

    Ni a conciencia podrían haber colaborado tanto con la sensación existente de una fusión demócrata-republicana con la fusión simultánea de sus medios de comunicación afines. La idea del “establishment” se hace más palpable que nunca para el votante medio.

    (4) Hillary Clinton
    Aparte de la crueldad con que utilizó el aparato del partido para deshacerse de Sanders… que poquita cosa ha aportado. Aparentemente, daba por hecho que “le tocaba”. Su discurso de “yo soy como Obama pero además con un toque femenino y si no me votáis ganará Trump”… ¿no se podía mejorar?

    (5) El sistema electoral americano
    No vale salir ahora con que la señora Clinton ganó en número de votos. Las reglas no son esas y ambos partidos lo sabían. No tiene sentido seguir haciendo campaña en un estado que ya tienes ganado. Tienes que moverte a otros estados donde el voto está indeciso. Trump ha entendido está realidad mucho mejor que sus rivales. Parece mentira.

    Saludos

  • Juez de EEUU frena orden de Trump: refugiados y emigrantes que están en los aeropuertos no serán deportados

    http://www.sinembargo.mx/03-02-2017/3144433


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies