Mitología semita. Aluqah. El origen de los vampiros.

lamashtu

« ˁālûqâ tuvo dos hijas, ¡Dame! (y) ¡Dame!.., shalosh/tres que nunca están satisfechas, de hecho, (son) cuatro que nunca dicen, ¡Es suficiente..! : El  Sheol/Inframundo..), la matriz estéril, la Tierra que nunca está satisfecha con el mayim/agua y el eisch/fuego que no dice ¡Es suficiente..! La ayin/mujer joven que escarnece a su av/padre y desdeña obedecer a su em/madre, los cuervos del valle (Sheol..) le sacarán los ojos y sus bnei nescher/polluelos se los comerán. » Proverbios 30: 15-17. Biblia Ortodoxa hebrea.  

Si bien en el texto anterior de Proverbios hace mención al castigo y desaprovación de la incontinencia sexual femenina y a su comportamiento impropio  hacia la honra de sus padres, también aparece el término hebreo “ˁālûqâ”. Palabra, según D.D.D, que aparece de uso en el idioma pan-semítico con deriva tales como el siríaco “ˁelaqtā”, arábigo “ˁalaq”, etiope “ˁalaqt” y en acadio “ilqu”, siendo su significado genérico de “sanguijuela”. Mas lo que realmente intriga es su acepción arábiga como “ˁawleq” y que según los textos define a una determinada clase de demonios (Cannan, 29). Sentido que igualmente toma en el texto bíblico de Proverbios 30: 15 (De Moor, 1981).

amuleto-anversoPor otro lado, existe un amuleto fenicio, de los dos encontrados en el yacimiento de Arslan Tash en Siria que contiene un conjuro en arameo contra un determinado demonio, probablemente reflejado en el talismán. De acuerdo con la inscripción, el demonio está personificado por un “chupadora de sangre” – de arriba a abajo, primera placa, primera imagen –. (De Moor 1981-82)

« Conj[uro contra] la chupadoras de sangre. Voto de Ssm, hijo de Pdr. Tómalo y di a los que matan por asfixia: A la casa que yo voy, tu no puedes venir. En el atrio que yo entro, tu no puedes entrar. Aššur ha hecho un pacto eterno con nosotros; el y todos los seres divinos lo han hecho con nosotros, así como los príncipes de todos nuestros divinos consejos.  Por el voto de los Cielos y la Tierra, siempre. Por el voto de Baal […] Tierra. Por el voto de […], esposa de Ḥawrān, cuya palabra es irrevocable, y el de sus siete esposas rivales , y de la octava, la esposa de nuestro Se[ño]r. Para las chupadoras de sangre de las habitaciones oscuras. ¡Pasar de inmediato por esta noche..! ¡ […] en esta casa y salid al camino…!  Yo he negado el acceso para abrir  la puerta de su habitación, y traeré la luz  al dintel. El Sol está saliendo, polilla.. ¡Desaparece y vuela lejos..! » Texto del conjuro del amuleto de Arslan Tash. Siglo VII a.c.

El termino “lmzh” fenicio podría ser comparado con la expresión hebrea “mzy rˁb”, los “hambrientos succionadores” (Deut. 32:24).  Según la tradición semítica, y que nos remonta a la Babilonia amorrita, ˁālûqâ es un demonio del tipo súcubo , o “Alû”,  y madre de dos hijas-demonio, Deber y Qeteb,  la “Pestilencia” y la “Destrucción”. Según los mitemas mesopotámicos, series Utukkû Lemnûtu, los súcubos eran demonios que se escondían en las esquinas oscuras de las poblaciones, recorriendo también los lugares solitarios al anochecer. Se trataba de una horrenda aparición que carece de boca, miembros y orejas. Eran conocidos como entes mitad humanos, mitad demonio, y que acechaban a los hombres incautos, según el texto “envolviéndolos como si de un ropaje se tratara” o bien procedían entrando por las noches en las habitaciones, en espera del cierre de los ojos de las víctimas, para poseerlos sexualmente. y engendrar nuevos demonios.

Desde la visión bíblica, los súcubos están relacionados con otras personalidades demoníacas como “Lilîtu”, o “(w)Ardat(u) Lilî”–  “Lilith”en hebreo, la primera esposa de Adam, “La que incita a la lujuria para luego no satisfacerla”, “El Pájaro de la noche” (Isaías, 34:13-15), “La que no conoce marido” – . Las primeras referencias sobre Lilith, “Lîl” en sumerio, parece en los textos mesopotámicos del III milenio a.c. de las epopeyas de Gilgameš, y donde el demonio “ki-sikil-lîl-lâ”  – y que puede ser traducido como  el “femenino y joven espectro”. En el sentido de una corriente de aire –  tenia su guarida en el tronco de Huluppu, el Árbol de la Vida, sembrado por la diosa Inanna, mas Gilgameš derribó el árbol e hizo, castigando a la Humanidad, que ki-sikil-lîl-lâ ascendiera a la Tierra desde el Inframundo. Como sucubo, la sexualidad de Lilith no es la típica, no puede tener hijos, ni leche, sólo veneno. Un veneno que hace mamar a los bebes cuando sustituye  engañosamente como nodriza a la madre, matándolos. En definitiva, Lilith también es un demonio de tipo “lamaštu“, hija del dios Anu , y que en la tradición mesopotámica se la considera la culpable de los abortos, de la mortandad y enfermedades infantiles, así como de la incapacidades maternales de las mujeres. Dicho de otra manera: La personificación de la Infertilidad.

La versión siria y canaanita de esta tradición, surge a partir con el mundo amorrita, que, a su vez, deriva de las creencias sumerio-acadias. Así,  textos mágicos arameos y escrituras mandeas del sur de Mesopotamia tienen claras alusiones a éste demonio (Fauth, 1986), dándonos un perfil de una joven inmadura que pasea sin cesar en busca de un compañero varón. Sexualmente insatisfecha, aparece como la seductora perpetua de los hombres.

Placa de terracota paleobabilónica, 1894- 1595 a.c., que podría corresponder a Lilîtu (Alternativa la diosa Ishtar como “Estrella de la Noche”..). Aparece flanqueada por dos búhos, símbolo de la noche, y coronada como diosa-demonio, sosteniendo los signos divinos de la cuerda y la vara de medir. British Museum.

Placa de terracota paleobabilónica, 1894- 1595 a.c., que podría corresponder a Lilîtu (Alternativa la diosa Ishtar como “Estrella de la Noche”..). Aparece flanqueada por dos búhos, símbolo de la noche, y coronada como diosa-demonio, sosteniendo los signos divinos de la cuerda y la vara de medir. British Museum.

Al igual que ocurre con otra multitud de rasgos culturales,  la mitología de Oriente Próximo pasan al mundo helénico. Un ejemplo de ésta asimilación la tenemos en el personaje de Lamia. Lamia era la hija de Poseidón y una reina Libia a la que Zeus fecundó con varios niños, y a los que Hera, rabiosa con la infidelidad de su esposo, hizo matar delante de su madre. Enloquecida por el dolor, Lamia odió a resto de la madres, persiguiendo a su descendencia para devorarla. La tradición posterior hizo de Lamia un ser malvado del que descendían numerosas sosias, una suerte de espíritus, cortejo de Hécate, la diosa de los Infiernos, que chupaban la sangre de los niños y se los comían.  De hecho, y con relación a Lilith, en determinadas traducciones, caso de la Vulgata Latina – la Vulgata es una traducción del siglo IV d.c. al latín de la Biblia greco-hebrea –  Jerónimo de Estridón, en sus comentarios, nos habla  de Lamia, “la que es denominada Lilith en hebreo…”, así como Símaco el ebionita, en la versión griega del A.T. de finales del siglo II d.c., aparece el término “Λάμια”, nombre de Lamia en griego.

Una descripción mas completa de los demonios ˁālûqâ, o alukah, nos la da un texto hebreo medieval germano, siglo XII-XIII, denominado Sefer Hasidim, y donde se hace relato de una serie de incidentes relacionados con criaturas demoníacas denominadas “estries” – un denominativo de origen francés y raíz latina, “strix”, búho. Añadir que los romanos consideraban que el búho se alimentaba de sangre” – que chupan la sangre de sus víctimas. Vuelan, asumiendo diferentes formas, y continúan atacando a sus víctimas incluso desde pues que hayan sido muertas y enterradas. Según el Sefer Hasidim, el remedio para las víctimas de una estrie es comer de su pan y su sal, siendo, de alguna manera, como un antídoto contra su mordedura.

« Hay mujeres llamadas estries, mares u hombres-lobo. Ellas fueron creadas en el  crepúsculo.  Ellas son capaces de realizar  un determinado acto y cambiar de forma… Había un mujer que era una estrie y estaba muy enferma. Dos mujeres estaban con ella durante la noche; una estaba durmiendo y otra estaba despierta. Incorporóse la mujer enferma y sacudió su pelo e intento volar y chupar la sangre de la mujer dormida. Entonces, la mujer que esta despierta gritó y despertó a su amiga, y retuvo a la estrie enferma, agonizando ésta poco después.  Si ella hubiera tenido posibilidad de atacar y matar a la otra mujer, entonces la estrie hubiera podido vivir. Pero desde el momento que ella no pudo atacar a la otra mujer, la estrie murió, porque una que  sale de la sangre, tiene que beber sangre de la carne viva. Lo mismo ocurre con los hombres-lobo.  Y puesto que las mares  y las estries necesitan sacudir su cabello para volar, hay que hacer que ellas juren que vienen con el pelo sacudido, por lo que no pueden ir a ninguna parte sin su permiso. Y si uno golpea a una estrie, o si uno la ve, ella no vivirá, a menos que coma el pan y la sal de quien la golpeó. Del mismo modo, si alguien es atacado, tiene que comer de su pan y de su sal, entonces  su  alma retornará al camino de antes. » Sefer Hasidim, siman 1465 . Siglo XII-XIII d.c.

Como conclusiones y relación al origen cultural del vampiro en Oriente Próximo y Europa, podemos hablar de la existencia una concatenación de mitos y tradiciones que nos remontan en su conocimiento a los primeros textos escritos en Mesopotamia. Escritos que nos hablarían de éste demonio como  una entidad inherente al hecho de la Vida. Así, en el pasaje de Gilgamesh, Enkidu, y el Inframundo, 36-46,  nos habla de la “sirvienta fantasmal”, “Lîl”, la Muerte y, como contrapunto, de la serpiente que es inmune a los conjuros/enfermedades. De hecho, probablemente el papel de Lilith como súcubo y engendradora de otros demonios, tenga mucho que ver con la propagación de la Muerte en epidemias y pandemias, ya que, y como hemos comentado en otros relatos, para las culturas de la Creciente Fértil estar enfermo, era estar poseído por un demonio. De aceptar éste supuesto, es en éste contexto donde se desarrollarán las creencias demoníacas a otros supuestos, caso de Arslan Tash, donde posiblemente hablaríamos ya de insectos u otros parásitos chupadores de sangre que transmiten enfermedades a los infantes.

Ésta relación de Lilith con la enfermedad y la Muerte, y ésta, a su vez, con las tradiciones sobre Inanna/Ishtar y su vinculo con la Fertilidad, son las que nos proponen el pasaje de Proverbios 30, dando forma al personaje del aluqah. Así, aunque el pasaje del Antiguo Testamento sea un alegato contra determinados comportamientos femeninos, en su proposición, hace referencia a aspectos culturales y creencias al compararlas con entes demoníacos que harían del mundo un lugar seco y arruinado. Por otro lado, no podemos obviar la relación que existe entre la sangre y la fertilidad, y es a través de los sacrificios ante los dioses donde la sangre es venerada como su fuente. De ahí la asociación existente entre las “chupadores de sangre”, fuente de enfermedades, la perdida de vitalidad con la Infertilidad y la Muerte . Como tampoco hemos de desechar, para tener un visión fiel de la personalidad de Lilith, la parte de sexualidad que conlleva el alarde de lo fértil. Combinando estos aspectos, el “súcubo” y el “lamaštu”, es donde tenemos que buscar el perfil posterior que se dará al vampiro y al que se unirá las tradiciones helénicas, pero de premisas mesopotámicas, sobre el vrylolakas.

Referencias y textos:

“Dictionary of Deities and Demons in the Bible (DDD)” Karen van der Toorn et all (1999)

“Devils and Spirits of Babylonia” (Series  Utukkû Lemnûtu)  R. Campbell Thompson (1903)

Arslan Tash Amulet No 1 (AT1)  C.G. Häberl (—)

Imágenes:

Arslan Tash Amulet No 1 (AT1)  C.G. Häberl (—)

  • ¿Estás seguro que un domingo, día de resaca por excelencia, es el día más adecuado para publicar un texto tan denso?
    Por lo demás, hace ya un tiempo que no recibo ni un email avisándome de mensajes nuevos en tooooodos los artículos a los que me he suscrito a tal efecto. ¿Puedes echarle un vistazo?

  • los súcubos […] procedían entrando por las noches en las habitaciones, en espera del cierre de los ojos de las víctimas, para poseerlos sexualmente. y engendrar nuevos demonios.

    Y esa era la “explicación científica” de la época para lo que hoy se conoce como polución nocturna.

  • O en otras palabras:

    El origen de Hacienda :terror:

  • Los hombres -hasta ahora, y generalizo porque las religiones son la generalización con mayúsculas- han tenido su novia “rara*” con la que han empezado y luego han encontrado la “buena” con la que casarse sábado a las doce del mediodía.

    Tumbarte a dormir boca arriba es mala estrategia, digamos si eres homínido y vives en la selva. Como poco debes hacerlo en posición lateral, para huir a la menor amenaza.

    _
    *culta, o callada, o extranjera, sexualmente disponible, o de otro estrato social, en ningún caso nada de lo anterior es malo.

  • Estimado Sr. Lampuzo, aunque sus artículos suelen ser siempre impecables y de una gran calidad, encuentro que esta vez no ha alcanzado el nivel necesario.

    Deseo hacerle notar que el origen del mito vampírico, asociado a determinada clase de criaturas nocturnas, no es exactamente el que propone, estando en realidad mucho más relacionado con la sedenterización y el posterior reparto de tareas que la aparición de asentamientos permanentes y el aumento de la población implica. Es en estas circunstancias en las que aparece, en los templos, la prostitución sagrada asociada a divinidades de la tipología Inanna/Ishtar, algo que se extenderá de una forma u otra por todo oriente hasta incluso llegar al sureste asiático a través de la India y dar origen, como ejemplo, a creencias como la secta herética del budismo de los ari.

    Es la confluencia de las creencias primitivas de las primeras poblaciones estables con la aparición de la prostitución donde se produce un cambio en los roles de comportamiento familiar que ha llegado hasta nuestros dias y que lleva a la aparición del mito vampírico.

    Por ilustrar todo esto, traduzco a lenguaje cotidiano uno de los textos que se pueden encontrar en “The Diachronic Corpus of Sumerian Literature”:

    Le dice uno a su ashipu:
    -- ¡Como me chuparon anoche la *** en el templo!
    En eso aparece por detrás su mujer y le dice:
    -- ¿Que te chuparon qué?
    -- ¡La sangre, cariño, la sangre!. ¡Un ser del inframundo, pero logré escapar vivo!.
    -- ¡Y voy yo y me lo creo!
    -- ¡Que si, cariño. No pienses mal, que este ser no tenia boca ni nada. ¡De verdad!.
    -- Es verdad -dijo el amigo- Esos demonios existen. Mañana, que me acompañe tu marido hasta donde se le apareció e intentaremos matarlo. Tu quedate en casa, no sea que te ataque también.

    Se puede usted imaginar ahora cual es el origen de las “súcubos” que forzaban a la gente a tener sexo con ellas. :-D

    Bueno, bromas aparte (echemosle la culpa a que no me he recuperado de la cena de anoche), le felicito nuevamente por tan erúdito artículo. Siempre es un placer leer sus artículos y ¡cuan larga se hace la espera entre uno y otro!.
    :gusto: :gusto: :gusto: :bueno: :bueno: :bueno: :alaba: :alaba: :alaba:

    PD: No se enfade por esta broma, por favor.

  • “La que incita a la lujuria para luego no satisfacerla”

    Elegante manera de decir “calientapo****”

  • @ Conrad:

    “rongas” :-D :-D :-D

  • Dars Veider dijo:

    hace ya un tiempo que no recibo ni un email avisándome de mensajes nuevos en tooooodos los artículos a los que me he suscrito a tal efecto. ¿Puedes echarle un vistazo?

    Eso es cosa de L.M. Seguro que le echa un vistazo.

  • @ Lampuzo:

    Estimado, magnífico artículo sobre el que, como de costumbre, me gustaría comentar alguna cosilla por aquello de aprender cosas.

    Pero ahora mismo estoy de Hogueras de San Juan, con lo que esto conlleva de sacrificios gastronómicos, aguante de desfiles, mantener el tipo en conversaciones, y de acostarse tarde en pro del mejor conocimiento de la particular mitografía del fuego, de los aborígenes…consumo responsable incluido…

    Que estoy en ello…

  • Hidden due to low comment rating. Click here to see.

  • @ doc Halliday:

    Sin problemas, Doc.. Ya, mas tarde.., cuando estemos mas “sosegados” :-D

  • Lampuzo dijo:

    @ doc Halliday:

    Sin problemas, Doc.. Ya, mas tarde.., cuando estemos mas “sosegados”

    Razón que sobradamente te asiste, de veras.

    Seguiremos la conversación, a pesar del ruido inutil…

  • @ Lampuzo:

    Después de volver a leer tu jugoso texto, hay algunas cosas que me gustaría que me ampliases un poco para entenderlas. En concreto hay una afirmación que me parece un tanto forzada:

    Un ejemplo de ésta asimilación la tenemos en el personaje de Lamia. Lamia era la hija de Poseidón y una reina Libia a la que Zeus fecundó con varios niños, y a los que Hera, rabiosa con la infidelidad de su esposo, hizo matar delante de su madre. Enloquecida por el dolor, Lamia odió a resto de la madres, persiguiendo a su descendencia para devorarla.

    Disculpa mi ignorancia, pero ¿No suena a encajado a martillazos?: ¿Matan a sus hijos y, en lugar de odiar al agresor, odia a las madres?.

    Suena a otra de las extrañas justificaciones que se proponían entre los griegos clásicos, para adaptar lo que tengo la impresión de que debió ser una narración y personajes más antiguos, a un nuevo sistema de creencias.

    Por otra parte, también me gustaría solicitar de tu amabilidad que nos amplíes (si fuera oportuno) un poco si tiene algo que ver con lo señalado en tu artículo, el que Ulises de a beber la sangre sacrificada a las almas presentes en el Hades, (tal como indicó la maga Circe) como brebaje para que recuperen vigor, consistencia, voz o memoria, entre otras cualidades, según se aprecia en el pasaje del descenso de Ulises al Hades.

  • @ baneeustesss:
    Ganas de publicar estupideces tienes.

  • Tai Vekta dijo:

    O en otras palabras:

    El origen de Hacienda

    El rostro de Montoro fue forjado del más poderoso de los metales, por los cíclopes, en las fraguas del monte Ida, en el corazón de las montañas.

    Cuando llegó el momento, la serpiente antigua, el oscuro leviathan, se irguió en su monstruosa envergadura y, de un zarpazo, grabó sobre su corazón una palabra de poder que le hace invencible: “hacienda”…

  • Sr. Lampuzo, gracias una vez más.
    Para un aficionado como yo, estas entradas suyas son de colección.
    Saludos.

  • @ baneeustesss:

    Tú sí que has roto el molde. Vé a tratarte.

    En esta pelicula apareces junto con tu primo. Has llegado con retardo de nuevo. Si no comprendes te lo explico.

  • doc Halliday dijo:

    Disculpa mi ignorancia, pero ¿No suena a encajado a martillazos?: ¿Matan a sus hijos y, en lugar de odiar al agresor, odia a las madres?.

    Suena a otra de las extrañas justificaciones que se proponían entre los griegos clásicos, para adaptar lo que tengo la impresión de que debió ser una narración y personajes más antiguos, a un nuevo sistema de creencias.

    Nada de ignorancia. La realidad es tal y como la describes. Buena parte de la mitología helénica está fundamentada en los mitemas de Oriente Próximo. En este caso, Lamia es un versión de Lilith , siendo su personajes justificación de toda su tradición sobre dolencias y males de los infantes, provenientes de esos lares, de cara al panteón griego.

    …Ulises de a beber la sangre sacrificada a las almas presentes en el Hades, (tal como indicó la maga Circe) como brebaje para que recuperen vigor, consistencia, voz o memoria, entre otras cualidades, según se aprecia en el pasaje del descenso de Ulises al Hades.

    Bueno.., aquí debería de extenderme como no lo he hecho en la entrada, por motivos obvios.., :-D

    Para empezar, hemos de volvernos hacia el concepto de “alma” y el concepto de “Inframundo” para las culturas del Egeo, Levante Mediterráneo y Mesopotamia. Desde su punto de vista, el “alma” es un ente independiente del cuerpo con las mismas necesidades vitales que un ser vivo, es decir: Necesita ser alimentada, siendo su alimento proveniente de las ofrendas de sus familiares, de tipo sangriento o no, hechas en el templo.

    De hecho, cuando estas entidades no son alimentadas intentan escapar del Inframundo para conseguir su sustento. Sustento que pueden conseguir poseyendo el cuerpo de un vivo y cuyos síntomas de posesión “demoníaca” son harto conocidos a lo largo de la historia del exorcismo. Por otro lado, como “espíritus de los Antepasados” sin son convenientemente satisfechos puedes invocar su ayuda y consejo, caso de Saul y la Bruja de Endor bíblica, siendo la mejor forma de satisfacerles la libaciones de sangre. Sangre como fuente representativa de la Vida y que las fortalece

    Así,con tal acción, Zeus, lo que intenta es congraciarse con las almas de los difuntos y que toma ese sentido. Recordar la importancia de los antepasados y sus rituales en la mitología.

    Saludos,


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR