Dioses de la Metalurgia en el Bronce Levantino. ¿Era Yahweh uno de ellos..?

El  “dios- lingote” chipriota. Bronce del yacimiento de Enkomi. Museo Arqueológico de Nicosia

El “dios- lingote” chipriota. Bronce del yacimiento de Enkomi. Museo Arqueológico de Nicosia

Por razones que la evidencia de una perseverante tradición cristiana en Occidente nos deja, existe la tendencia, a la hora de afrontar determinadas creencias del Antiguo Oriente Próximo y Mediterráneo Oriental, de obviar fundamentales premisas. La decisiva importancia de encontrar sus antecedentes dentro de la extrapolación simbólica de una Supervivencia de la mano del Conocimiento, y el  pragmatismo que ésta percepción conlleva, ha quedado disuelta en aras de un espiritualismo que en su momento exclusivamente fue  el portador alegórico de su innegable, y consciente para aquellos hombres, relevancia.  La progresiva divinización, ya dentro de un mundo neolítico y pre-urbano, de los antiguos censores paleolíticos de ese general Conocimiento, los ancestros, fue el preludio de la creación de un panteón donde los distintos aspectos económicos, fruto de la socialización sedentaria de la Supervivencia, tomaron individual presencia como dioses afectos al acontecimiento agrícola, ganadero y/o artesano. Una presencia metafórica del Conocimiento que continuará en el episodio del Bronce, como gran logro humano, y que se diluirá durante la revolución teológica henoteísta, y nacionalista, de finales del II milenio a.c.

«Así, pues, poned cara hacia Menfis, que de (un) dios es todo él: Creta es la sede de su trono, Menfis, la tierra de su propiedad. A través de mil acres, diez mil fanegas, a los pies de Kothar inclinaos y caed, postraros y rendidle honores. Y decid a Kothar-Hasis, repetid a Hayan, el artesano ambidiestro: “Mensaje de [Baal, el Todopoderoso], [palabra del mas potente de los héroes]” »  Pasaje de la “Construcción del Palacio de Baal”  KTU 1.3 IV

Ya en otras líneas, habilitamos la posibilidad cierta que las primeras adaptaciones psicológicas en pos de la estructuración de las emergentes sociedades neolíticas en Oriente Próximo fueran la divinización de personalidades patrolineales  afectas a una eĺite familiar organizativa.  Héroes culturales que, en su momento y según ésta tradición,  representarían el conjunto de saber ancestral que, a su vez, era recordado mediante las prácticas rituales,  siendo tales actos poso crítico para el fin último que supone la supervivencia.

La progresiva especialización de la actividad económica  dentro de los núcleos urbanos en gremios o artes, incidirá directamente en una renovada visión parcelada de ese general Conocimiento. Visión que será, así mismo, imprescindible premisa para la división de aquella primera global entidad censora, personificada en un ancestral héroe-ente patronal, en diferentes manifestaciones de la divinidad que aludirían al conjunto de las técnicas y saberes  alusivos a una determinada labor o proceso crucial ligado al ideal de la perpetuación. Éste nueva concepción del, posiblemente ya,  “hecho divino”, y como ejemplos, se realizaría mediante la creación de nuevas personalidades – Caso del yacimiento de Ain Ghazal en Jordania (7250-6000 a.c.) y donde aparece un culto a un dios del ganado – o bien adaptando los antiguas entidades y sus rituales afectos – Caso una diosa de la Fertilidad de carácter agro-pecuario en Tell Halula, Siria (8700-7400 a.c.) – Por otro lado, y aunque ese formato no sea el único, dada la existencia de sociedades diferenciales y paralelas al hecho urbano, caso de las relativas al nomadismo de enclaves,  ésta estructura, en sus premisas fundamentales, será la base del conjunto de panteones de las mas relevantes civilizaciones surgidas tras el Calcolítico. .

Figuración guerrera en bronce del dios fenicio Melkart. Siglo VII a.c. Museo Arqueológico de Sevilla. Photo by Bernardes Ribeiro

Figuración guerrera en bronce del dios fenicio Melkart. Siglo VII a.c. Museo Arqueológico de Sevilla. Photo by Bernardes Ribeiro

Aunque se tiende a pensar  exclusivamente en la Edad de Bronce como un periodo donde el desarrollo tecnológico del hombre antiguo mira hacia la metalurgia, la clave para entender su extrema importancia estriba en la propia valoración que su conocimiento tuvo entre las primeras sociedades pre-urbanas de  Oriente Próximo. Así, el comienzo del empleo del metal estaría íntimamente relacionado con importantes procesos de transformación sociales, económicos y culturales, y donde la anterior sociedad neolítica autosuficiente no tendría ya cabida. De hecho, su progresiva utilización se mostrará decisiva, entre otros, en el desarrollo del comercio,  la construcción y el arte ornamental,  en la mejora del utillaje agrícola y en el perfeccionamiento del armamento.

« Cuando Anu creó los Cielos, Nudimmud creó el Apsû, su morada, el extrajo la tabli[lla] (de los Destinos), creó al Dios-Ladrillo para la renovación (de los templo/s), creó la espesura de los bosques de cañas para darle su forma, creó a Ninildu (el Carpintero), Ninsimug (el Moldeador) y Arazu (el Ladrillero) para moldear su final forma, creó las montañas y las aguas para […] [su forma], creó a Guškinbanda (el Orfebre), Ninagal (el Fundidor), Ninzadim (el Tallador) y Ninkurra (el Cantero) para sus actos rituales… » Pasaje del “Enūma Anu ibnû šamê” 24-31 (BE 13897)  Para copia neo-babilónica del I milenio a.c.

Resultaría preclaro que tales cambios culturales incidieran también en el acontecimiento religioso, como así fue. De la incidencia en los panteones del hecho de la especialización de oficios y artes,  nos hablan los himnos y rituales mesopotámicos afectos a la reconstrucción o construcción de templos, caso del “Enūma Anu ibnû šamê”, donde aunque Anu es quien crea los Cielos, es el “Hacedor de los Dioses”, Nudimmud/Ea, el “Señor de la Sabiduría”, de quien los dioses artesanos, sus avatares,  tuvieron origen, según la tradición, al principio de los tiempos, y cuyo nexo común imprescindible como fuente de desarrollo es el conocimiento de la metalurgia, personificado en Ea, su entidad creadora.

Analogías similares ocurren en el panteón egipcio con Ptah, dios de la Creación y la Sabiduría – En el primer texto el topónimo “Menfis”,o  “kpt” en semítico ugarítico, es una transcripción del egipcio “(w)t-k’-pt()”, “la casa del ‘ka’ de Ptah”. Como nota al margen decir que el término griego “Aigyptos”, “Egipto”, proviene de similar transcripción (Del Olmo, 1998) -,  y Sokar, el dios herrero. De hecho, existe una “conexión ugarítica” entre las distintas divinidades dadoras del conocimiento metalúrgico, Ptah y Hayan/Ea (J. Nougayrol, 1968), junto al presumible predecesor del griego Hefestos, el “dios-lingote” chipriota – Si tomamos en cuenta Chipre. Siendo también coincidente con la “interpretatio graeca” y donde Ptah es Hefestos –, al respecto del dios herrero de Ugarit, Kothar/Koshar, y estas, a su vez, con tres de los principales antiguos centros de minería del cobre en Oriente Próximo: El Timna egipcio, el hurrita Isuwa y  Chipre  (Smith, 1985) – Como nota decir que las minas de Timna en HaArava en el Sinaí, sea posiblemente el origen del mito de las “Minas del rey Salomón” – , como así parecen reflejarnos los apelativos y topónimos del primer texto presentado. Ésto, posiblemente, se debe a que las principales minas de estaño, necesarias para conseguir la aleación metálica del bronce, estaban en Ugarit.

La deidad Kothar(u) aparece en Ugarit como una divinidad independiente y como parte del binomio “kr w-ss”,  “Kothar wa Hasis”, el “Diestro y Sabio”, figurando en los textos como hijo de Ēl,  la deidad suprema del panteón sirio-canaaneo. Panteón donde asume también el papel de dios constructor (KTU 1.2), divino artesano (KTU 1.17-19) y músico/adivino (KTU 1.108 y KTU 1.6), personificando  así a los distintos avatares del dios acadio Ea, excepto al de su faceta “Creativa”, ya que ésta era asumida tradicionalmente por el ancestral dios Ēl. De hecho, y aunque en los panteones sirio-canaanitas Ea aparezca explícitamente identificado con Kothar – Independientemente que tanto Ēl como Ea sean entidades deificas semíticas de la “Creación” que habitan en ambientes acuosos. Tal deriva en la asimilación, podría ser debida a que tratamos con una “última incorporación”, y una final relevancia,  del dios-herrero dentro del panteón ugarítico. – , se mantiene la vinculación con Ēl en las listas del panteón de Meri, según W.G. Lambert, así como en textos bilingües de Kultepe (KAI 126) donde el epiteto canaaneo-fenicio “ʾl qn ʾrs”, “Ēl, Creador del Cielo y de la Tierra”, corresponde con” dl-ia-śa”, el sosías luvita de Ea (Lipinski,1995).

Planteado lo anterior, es posible deducir que durante la Edad del Bronce se incorporan a los panteones una serie de divinidades afectas a artesanías y artes que se desgajan en avatares de la primigenia fuente de la Creación y del Conocimiento. Por otro lado,  y dependiendo del momento de su incorporación a las nuevas corrientes tecnológicas de la metalurgia, así como de su importancia económica, se suceden deidades, caso de Kothar y el “dios-lingote” chipriota, que asumen un importante papel en mitemas y panteones, caso del “Ciclo de Baal” ugarítico o el “Ciclo de Kumarbi” hurrito-hittita por Ea, donde su posicionamiento hacia un bando u otro de los contendientes por el poder divino, inclinará la balanza del éxito.

«(Refiriéndose a Sion, templo de Jerusalem..) Por eso proclama el Señor, Yahvé de los Ejercitos, el Fuerte de Israel: ¡Ay!, Voy a vengarme de mis adversarios y a tomar revancha de mis enemigos. Y volveré mi mano contra ti, y purificaré en la hornaza tus escorias y separaré las partículas de plomo. » Isaías 1: 24-25 Biblia Nacar-Colunga (1966)

Ya en otras entradas hemos estado hablando del posible origen de la religión yahwista. J. David Schloen (1998) propone un origen Madianita/Arábigo del Yahwismo, basado en la lectura de Jueces 5. De esta guisa, sugiere que los primeros israelitas estarían coaligados con los mercaderes nómadas madianitas, beneficiándose del comercio, fundamentalmente metalúrgico, que cruzaba Palestina a través del Valle de Jezreel en dirección al centro amorrita de Qadesh y procedente del Timna sinaítico, siendo esta ruta la premisa para la expansión de unos nuevos idearios religiosos. De igual manera, N. Amzallag (2009) sugiere que el origen de Yahwismo se asienta en que Yahweh fue originalmente un arcaico dios de la Metalurgia. Basándose en la  anterior hipótesis Madianita/Kenita y en textos bíblicos, identifica a Yahweh como la divinidad patronal de un gremio madianita de forjadores de metales, denominados kenitas, dentro del contexto de los semitas mas occidentales. Amzallag basa sus argumentos en que Yahweh esta asociado con la cultura edomita en los textos bíblicos – En ese sentido, existe el argumento que alrededor de un tercio del material onomástico, en relación a estirpes,  de los textos bíblicos corresponde tanto a Judah como a Edom (A. Ofer, 2009) – ; textos bíblicos que conservan vestigios de un culto en Israel asociado con la fundición del cobre. – Ejemplo pudiera ser el episodio del ministerio profético de Isaías (Isaías 6: 6) – . A lo que habría que añadir el hecho que Yahweh tiene una personalidad similar a otros dios garantes de la metalurgia como pudieran ser Ptah, Ea y el elamita Napir, así como que los dioses metalúrgicos del Levante Mediterráneo, caso del fenicio Melkart y el “dios-lingote” chipriota, y que suelen figurarse como guerreros en actitud de enfrentamiento contra otros divinidades (Éxodo 15: 3).

« (Habla Isaías..) ¡Ay de mi, perdido soy, porque, siendo un hombre de impuros labios, que habita en medio de un pueblo de labios impuros, he visto al Rey, Yahvé de los Ejercitos! Pero uno de los serafines voló hacia mi, teniendo en sus manos un carbón encendido, que con las tenazas tomó del altar..» Isaías 6: 5-6. Biblia Nacar-Colunga (1966)

Cierto es que, tal vez, las hipótesis de Amzallag no estén plenamente asentadas. De hecho no explican, si ésta suya fuera plausible, una, en consecuencia, dualidad de comportamientos en el dios hebreo – Si unimos a la anterior su evidente personalidad en los textos bíblicos de dios de la Fertilidad y de las Tormentas. Léase aquí por ejemplo el pasaje de Isaías 4: 1-4. –  Mas lo que si parece evidente es que aunque no haya una referencia explícita al dios Kothar/Košar canaanita, si podemos dudar que no exista su presencia por alusiones en la Biblia Hebrea, caso de Proverbios 31:19 y Ezequiel 33:32 (Cooper, 1981). En Proverbios 31:19, según D. Pardee, la translación de la palabra “kîšôr” como “rueca” es poco satisfactoria. Igual ocurre con la translación en Ezequiel 33:32 de las palabras “šîr ʾăgăbîn” como “canciones de amor”. Por último, la presencia del término “reš” en nombre teóforos como “kûšan riš ʾătayim” (Jueces 3:8), permite dudar que las interpretaciones de “Chousarsathôm” y “Choursarsathim” que da la Biblia Septuaginta griega no procedan en su primer elemento del término “Kûšar” (Hoffman, 1986). Aunque, incluso,  no aceptemos a asimilar  la palabra griega “Chousor” con Košar.

Mas información:

“Yahweh, the Canaanite god of metallurgy?” N. Amzallag (2009)

Referencias:

“Dictionary of Deities and Demons in the Bible (DDD)” Karen van der Toorn et all (1999)

Textos:

Mitos, leyendas y rituales de los semitas occidentales” G. Del Olmo Lete (1997)

Imágenes:

Agora-dialogue.com

pt.wikipedia.org

  • La deidad Kothar(u) aparece en Ugarit como una divinidad independiente y como parte del binomio “kṭr w-ḥss”, “Kothar wa Hasis”, el “Diestro y Sabio”, figurando en los textos como hijo de Ēl, la deidad suprema del panteón sirio-canaaneo. Panteón donde asume también el papel de dios constructor (KTU 1.2), divino artesano (KTU 1.17-19) y músico/adivino (KTU 1.108 y KTU 1.6), personificando así a los distintos avatares del dios acadio Ea, excepto al de su faceta “Creativa”, ya que ésta era asumida tradicionalmente por el ancestral dios Ēl. De hecho, y aunque en los panteones sirio-canaanitas Ea aparezca explícitamente identificado con Kothar -- Independientemente que tanto Ēl como Ea sean entidades deificas semíticas de la “Creación” que habitan en ambientes acuosos. Tal deriva en la asimilación, podría ser debida a que tratamos con una “última incorporación”, y una final relevancia, del dios-herrero dentro del panteón ugarítico. -- , se mantiene la vinculación con Ēl en las listas del panteón de Meri,

    Vamos, trastorno de personalidad múltiple divina :-D :terror:

    Buen trabajo, como siempre :egipcio: :saludo:

  • :bueno:

    A ver si lo he entendido, por lo menos hasta donde puedo llegar:

    Las divinidades asociadas a determinados oficios, como el trabajo de los metales, tendrían su origen en los individuos que, de alguna manera, controlaron tal actividad en sus inicios. La aparición de estas divinidades y el papel que desempeñan se vuelve particularmente importante en la Edad de bronce debido a la especialización de los trabajadores y a la ventaja que da poseer los conocimientos necesarios para desempeñar cada trabajo en concreto. Naturalmente, estás divinidades van unidas a los grupos humanos que desempeñan tales oficios.

    La hipótesis es que Yahweh pueda ser una deidad adoptada por los israelitas a partir de su relación comercial con un grupo dedicado al trabajo de los metales. Esto explicaría las semejanzas entre Yahweh y otros dioses-herreros.

  • Saludos Lampuzo, una pregunta, ¿hay motivos válidos para suponer que en realidad al principio la religión judía era politeísta?, lo pregunto porque en el Génesis se utiliza el plural cuando dice que el hombre no debe comer del fruto prohibido para que no sea como uno de nosotros, ¿es válido hacer esta inferencia?, o como he visto en otros sitios, ¿es la utilización de un plural mayestático?, gracias por adelantado…

  • Gran artículo Lampuzo. :bueno: Parece que por mucho que les pese, el judaísmo (y por ende el cristianismo e islamismo) tendría un origen politeísta.

    Quien lo diría, la religión también evoluciona… (tema interesante habría que ver en que época se impuso el monopolio YHWH)

  • @ Sahumerio:

    Poco mas o menos esa es la idea. La pulo con tu permiso.

    En el Paleolítico, según mis conjeturas, no existían las religiones, existían unos rituales que era reglas nemotécnicas para la conservación de un Conocimiento heredado. Un Conocimiento heredado por el que se daba gracias a los antepasados, como fuente de ese Conocimiento.

    Con la llegada del Neolítico y la sociedad pre-urbana, determinados clanes dentro del conjunto del asentamiento, con relevancia social y económica, consiguen que sus propios antepasados pasen a ser los garantes de ese Conocimiento y se conviertan en divinidades patronales, imponiéndolas al resto del grupo.

    Con el incremento de las relaciones inter-comunidades, cada una con su dios patronal,y debido a preponderancia de unos asentamientos sobre otros, se crean los panteones y que dan encaje a los diferentes dioses de las diferentes ciudades, siendo el dios supremo del panteón, el dios patronal del asentamiento, o urbe, dominante.

    A la llegada del conocimiento de la Metalurgia, se produce, y debido al culmen de la especialización en las tareas, se crean dioses afectos a esas labores o se modifican cultos anteriores. Dioses que, en el primer caso, descienden directamente del dios principal y asumen el conjunto de las funciones afectas, caso de Kothar, a las artes de nueva creación. Mientras que, en el segundo, caso de Path y Ea, descienden de ese primigenio dios garante del Conocimiento.

    Según Amzallag, Yahweh correspondería a ese primer grupo de dioses de nueva creación en el Bronce y cuya dignidad proviene de ser el dios de la metalurgia de una zona donde la fundición del Bronce, o sus minas, son la actividad económica mas importante.

    Saludos,

  • Fernando76 dijo:

    ¿hay motivos válidos para suponer que en realidad al principio la religión judía era politeísta?,

    ¿es la utilización de un plural mayestático?

    Los “elohim” son el conjunto de los ancestros según la mas antigua tradición hebrea, igual que los “rephaim” son los ancestros de las dinastías ugaríticas. El “plural mayestático” no es mas que la versión henoteísta posterior y que dice que todos los dioses son avatares del dios principal, por lo que se puede hablar del dios principal como una pluralidad.

    martincx dijo:

    Quien lo diría, la religión también evoluciona… (tema interesante habría que ver en que época se impuso el monopolio YHWH)

    Con el siglo VII a.c. y la revolución teológica henoteísta impulsa por el rey Josías.

    @ Tai Vekta:

    :cerveza:

    Saludos,

  • @ Lampuzo:
    Y no olvidemos que en diferentes pasajes de la Biblia se habla de los dioses de otros pueblos (y no como falsos dioses, ojo). Las tribus judías tenían en origen un concepto mucho más plural de los dioses :-)

  • @ Lampuzo:
    Gracias por tu respuesta,una petición,¿podrías comentar aunque sea someramente el Apocalipsis de Enoc?, de nuevo gracias y un saludo…

  • Gracias por la aclaración, Lampuzo. :alaba:
    Es un placer leerte.

  • Lampuzo dijo:

    A la llegada del conocimiento de la Metalurgia, se produce, y debido al culmen de la especialización en las tareas, se crean dioses afectos a esas labores o se modifican cultos anteriores. Dioses que, en el primer caso, descienden directamente del dios principal y asumen el conjunto de las funciones afectas, caso de Kothar, a las artes de nueva creación. Mientras que, en el segundo, caso de Path y Ea, descienden de ese primigenio dios garante del Conocimiento.

    Según Amzallag, Yahweh correspondería a ese primer grupo de dioses de nueva creación en el Bronce y cuya dignidad proviene de ser el dios de la metalurgia de una zona donde la fundición del Bronce, o sus minas, son la actividad económica mas importante.

    Saludos y aplausos…una vez más. Excelente, me ha servido para aclarar parte del cacao mental con referencia a ello (el mío es profundo y extenso) y me ha generado unas cuantas preguntas al hilo de lo que acabas de mencionar.

    Por ejemplo, creo recordar que entre los hombres del norte, la fundición de los metales correspondía a una casta de sacerdotes herreros cuyos conocimientos eran sagrados y no transmisibles a otros, teniendo la obligación de ser ellos los únicos que podían manipular los metales, en nombre del dios correspondiente. Entre los celtas, los dioses herreros son dos, forman parte de los Dioses Mayores y fabrican armas, pero también fabrican la cerveza que dota de inmortalidad a los dioses. En el caso de los hombres del norte, los herreros que fabrican el martillo de Thor, no forman parte del núcleo principal de dioses. Son algo distinto y separado de ellos, ejercen una función que los demás no saben ejecutar. Hefaistos es alguien a quien los demás dioses tienen que recurrir, pero se le mantiene un tanto marginado.

    En el caso levantino, me parece entender que hay algunos intercambios de títulos y de potestades entre diferentes dioses, que también los delegan en avatares por debajo de ellos, para encargarse de una determinada función.

    ¿Puede darse que, en el caso de la aparición de la metalurgia (una actividad industrial relativamente novedosa, que favorece el intercambio y/o la guerra entre los diferentes pueblos), esta actividad en lugar de generar nuevas entidades divinas, haya sido reclamada como propia por los dioses mayores de los panteones (por su importancia) y, que, posteriormente, haya sido delegada en entidades divinas nuevas…O por el contrario esta actividad la ejercen entidades divinas por su cuenta a quienes tienen que recurrir los dioses, es decir que no son simples avatares y no tienen porqué ser sumisos?.

    Por favor, sácame de este sinvivir, que no me entero de cómo va esto.

  • Gracias Lampuzo
    :aplauso:

    Siempre un placer leer tus artículos. Tiempo que no venía a la mentira.

  • @ doc halliday:

    Empiezo por el final y entiendo que es un poco “galimatias”.

    Para empezar, habría que distinguir, en el caso de Oriente Próximo, entre “dioses astrales”,”dioses cósmicos” y “dioses ctónicos”. Los dioses astrales suelen estar relacionados con sucesos celestiales, mientras que los dioses cósmicos nos hablan de la divinización de un ideario o conocimiento del hombre sobre la Naturaleza. Por último, los ctónicos, están afectos a aspectos propios de la Naturaleza. De esta guisa y como ejemplos, Ēl, sería un dios propiamente astral, Enki un dios propiamente cósmico y Sobek, el dios-cocodrilo, una divinidad ctónica.

    ¿Que dioses son los “responsables” de la evolución hacia la civilización…? Los dioses cósmicos, los que representan al Hombre y su Conocimiento, sus logros de cara a la supervivencia tras el periodo excelso del Natufiense donde la Naturaleza era la proveedora salvaje de la Humanidad -Recuerda Gobekli Tepe y sus dioses ctónicos.., junto a las representaciones totémicas de la “Gran Madre” y los ancestros, al final de periodo.

    ¿Que ocurre, en el caso de Mesopotamia tras la llegada de los semitas acadios o los semitas amorritas en Siria-Palestina..? Se produce un sincretismo religioso. En el primer caso entre los dioses cósmicos sumerios y los dioses astrales acadios,y en el segundo entre la religiosidad levantina-mediterránea -- afecta a la “Diosa Madre” y a los ancestros, heredera del Natufiense- y los dioses astrales semitas.

    Intento resumir.., La consecuencia es que, tras la preponderancia semítico-astral, se produce una subordinación al dios supremo semítico del resto. De tal manera que queda éste como Señor Creador del Cielo y de la Tierra, así como juez de las disputas entre los dioses en su afán de reinar sobre el Cielo y/o la Tierra, y fuente de donde procede el resto del panteón.

    Tu final pregunta era..

    Puede darse que, en el caso de la aparición de la metalurgia (una actividad industrial relativamente novedosa, que favorece el intercambio y/o la guerra entre los diferentes pueblos), esta actividad en lugar de generar nuevas entidades divinas, haya sido reclamada como propia por los dioses mayores de los panteones (por su importancia) y, que, posteriormente, haya sido delegada en entidades divinas nuevas…O por el contrario esta actividad la ejercen entidades divinas por su cuenta a quienes tienen que recurrir los dioses, es decir que no son simples avatares y no tienen porqué ser sumisos?.

    No.., en panteones donde los atributos están suficientemente definidos, caso del mesopotámico, la fuente del Conocimiento es Ea/Enki; todo conocimiento humano surge por su intermediación y deseo, siendo sus avatares, o hijos, quien asumen los diferentes artes u oficios sacralizados. En el caso sirio-canaaneo existe una indefinición ante la omnipotencia del Dios Creador único; de tal manera que todo surge de él, por lo que se van “añadiendo dioses” en función de la necesidad sacra, o toman sus atributos dioses ya presentes en el panteón.

    entre los hombres del norte…

    En el caso nórdico, los seres divinos se dividen en razas. Razas que ya estaban creadas al principio de los tiempos, siendo la raza de los enanos, al vivir bajo la tierra en gruta y galerias, y ser benignos.., quienes asumen la metalurgia divina.

    En un número considerable de mitologías se ha considerado la metalurgia como fruto de artes de la Oscuridad y del Inframundo, de ahí que se considerara, en general un “arte ocultista”. Yo considero que Hefestos es una muestra de ello, a lo que habría que añadir que nunca fue un dios olimpico, de ahí su relación con el Averno.

    Saludos,

  • martincx dijo:

    Siempre un placer leer tus artículos. Tiempo que no venía a la mentira.

    Gracias a ti por acercarte y “dar aire por ahí” a algún escrito mío. y que tengo en muy cuenta.

    Saludos,

  • @ Lampuzo:

    :alaba: :alaba: :alaba:

    Gracias, es un placer disfrutar de tus explicaciones. Conseguir hacer accesibles a los turistas como yo, Estas cosas complicadas es un don. No es broma, se disfrutan tus explicaciones.

  • Lampuzo dijo:

    martincx dijo:

    Quien lo diría, la religión también evoluciona… (tema interesante habría que ver en que época se impuso el monopolio YHWH)

    Con el siglo VII a.c. y la revolución teológica henoteísta impulsa por el rey Josías.

    …y sin yo querer llevarte la contraria, y entendiendo que en la misma línea podríamos hablar de David y Salomón como unificadores del yahvismo,…el respeto al templo…, este culto a Yahvé de Israelitas y Madianitas, hablando de una evolución religiosa, podríamos decir que a finales del segundo milenio los hebreos palestinos eran fundamentalmente agricultores, e incorporaron los cultos propios de religiones agrarias como el culto a los Baals cananeos, que se sincretizó con el culto a Yahvé, exceptuando esto en las élites religiosas, que evidentemente, defendían sus respectivos cultos. Por ello Yahvé asumió responsabilidades agrarias; se convirtió en el dios de la fertilidad…de las cosechas de uva…y bueno, hablando de disputas religiosas, parece que el culto a Yahvé salió reforzado, pasando, posteriormente, Baal a ser sinónimo de todos los falsos dioses.

    doc halliday dijo:

    ¿Puede darse que, en el caso de la aparición de la metalurgia (una actividad industrial relativamente novedosa, que favorece el intercambio y/o la guerra entre los diferentes pueblos), esta actividad en lugar de generar nuevas entidades divinas, haya sido reclamada como propia por los dioses mayores de los panteones (por su importancia) y, que, posteriormente, haya sido delegada en entidades divinas nuevas…O por el contrario esta actividad la ejercen entidades divinas por su cuenta a quienes tienen que recurrir los dioses, es decir que no son simples avatares y no tienen porqué ser sumisos?.

    ¡Por Crom! 8-O

  • Lampuzo dijo:

    ¿Que dioses son los “responsables” de la evolución hacia la civilización…? Los dioses cósmicos, los que representan al Hombre y su Conocimiento, sus logros de cara a la supervivencia tras el periodo excelso del Natufiense donde la Naturaleza era la proveedora salvaje de la Humanidad -Recuerda Gobekli Tepe y sus dioses ctónicos.., junto a las representaciones totémicas de la “Gran Madre” y los ancestros, al final de periodo.

    Y al hilo de lo anteriormente dicho, la evolución religiosa quizás más concreta que nos lleva al monoteismo, es gracias a las influencias babilónicas y fenicias que transformaron a Yahvé en un dios cósmico, creador de los cielos y de la tierra; excluyente.

  • Tru dijo:

    …y sin yo querer llevarte la contraria

    Que no me la llevas… Totalmente de acuerdo con tu desarrollo, salvo que yo hablo de henoteísmo. El “monoteísmo”, del que ya hemos hablado otras veces, solamente existe/existió, a mi parecer, en una determinada doctrina dentro del Islam.

    Saludos,


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Trackbacks / Pingbacks



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR