El estegosaurio del templo de Angkor

angkor

Ta Prohm es un templo budista que se encuentra semi engullido por la selva en Angkor (Camboya), y que parece sacado de una entrega de Tomb Raider.

Está así intencionadamente, quedando como vestigio del estado en el que se encontraban estos templos  cuando fueron descubiertos en el siglo XIX.

Ta Prohm

Prácticamente todo el templo está tallado y decorado con imágenes. Es interesante una columna que se encuentra en una esquina, en la que una serpiente rodea los grabados de varios animales, algunos reconocibles, y otros quiméricos. Entre esos animales hay uno que llama especialmente la atención, ya que su forma recuerda la de un estegosaurio.

Es un animal corpulento, con cuatro patas y con unas placas que le brotan de la espina dorsal, hasta la cola.

estegosaurio

Algunos creacionistas como Don Patton o Carl Baugh aseguran que esta es una evidencia de que el hombre convivió con los dinosaurios hasta hace menos de 1.000 años, y que la ciencia está equivocada al afirmar que el ser humano no apareció sobre la tierra hasta 60 millones de años después de su extinción.

Pese a que algunos autores califican al grabado como una representación anatómicamente correcta de un estegosaurio, esto dista mucho de ser cierto. Como puede verse en la imagen superior, el tamaño de la cabeza es completamente distinto, el dinosaurio disponía de 4 espinas (thagomizer) que no aparecen en la figura de Angkor, y por contra, el animal del grabado dispone de cuernos u orejas, mientras que el estegosaurio no.

El principal argumento utilizado por los creacionistas como evidencia de que se trata de un dinosaurio son las placas dorsales, pero estas aparecen también en otras imágenes, lo que nos lleva a pensar que se trata solo de adornos que el artista colocaba alrededor de los grabados.

ave

Otros autores creen que el animal representado puede ser una especie local de lagarto, que no solo tiene espinas dorsales, sino también cuernos, un camaleón, o más probablemente un rinoceronte.   Algunos han objetado ante esta última posibilidad, la ausencia del cuerno nasal que presenta la figura. Pero el rinoceronte de Sumatra tiene un cuerno mucho menor que el de otras variedades, y en los especímenes más jóvenes está casi ausente.

rino

Y por último, aunque no menos importante, tenemos la posibilidad de que se trate de la representación de una figura mitológica, como podría ser una criatura hindú llamada Makara, que en ocasiones se representa con proyecciones dorsales.

macara

Esta posibilidad no es descartable, ya que un poco más abajo aparece la representación de lo que parece una garudá, ser alado y con pico que porta una antorcha.

garuda

En conclusión, realizar una afirmación como la de que el ser humano convivió con los dinosaurios tomando como evidencia este grabado es algo más que absurdo.

Editado 3/8/2014

El usuario Salinas Julián nos aporta en los comentarios una información adicional que merece ser incluida en la entrada.

Al parecer no es un estegosaurio, dragón, Makara, camaleón, rinoceronte o búfalo, es un jabalí. El usuario Lowsix del foro de Disclose.tv da una excelente explicación.  El jabalí es Varaha, uno de los avatares de Vishnu, lo que parecen las placas de un estegosaurio son pétalos de la flor del loto y no están como decoración, sino que para remarcar su divinidad (de forma similar a la aureola en occidente)

Lord-Vishnu-as-Varaha-Avatar1jabali1

 


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR