El País de Punt, “La Tierra de las Divinidades”. Rutas comerciales del Antiguo Egipto por el Mar Rojo.

No hace mucho, conjeturábamos en éstas páginas sobre la posibilidad de una ruta comercial alternativa a la sirio-palestina que podría haber conectado las civilizaciones del Golfo Pérsico, durante finales-principios del  IV-III milenio a.c., con el Egipto pre-dinástico. Una posibilidad que pudiera tener su nexo, ante la inexistente evidencia de un “contacto directo” entre ambas culturas,  en los asentamientos ubicados en el Golfo de Adén y cuya evolución pudiera ser paralela con tales pasajes de la Historia. Un contacto que pudo surgir de la presencia de un antiguo comercio  a través de rutas que atravesaban el Mar Rojo y que colaboró, en sobre manera, en el predominio del Alto Egipto sobre la región de Delta. Las diferentes rutas afectas al topónimo egipcio “Pwn-n(t)” – “País de Punt” o “Pwene(t), ya que tuvo nomenclatura masculina y femenina. También conocido como “Ta Nedjet”, o “Tierra de los Dioses”, posiblemente en referencia a ser prerrogativa de templos y faraones sus mercancías y dado que tal denominación también la tuvieron bienes de procedencia en Oriente Próximo -, y que se extendieron durante dos mil quinientos años,  tal vez no haciendo mención a un punto geográfico determinado, si no al “destino sagrado” de la mercaderías o bienes que  se importaban de Pwn-n(t) y “Biȝ n-Pwn(t)”,  o  de “Bia n-Punt”,  que se hacían llegar por ruta naval, ante la inseguridad de las vías terrestres directas.

Topónimos egipcios y mapa geográfico de la   ruta naval y terrestre hacia Punt. Periodo Dinástico  Elaborado por J. Phillips. (Desplegar)

Topónimos egipcios y mapa geográfico de la ruta naval y terrestre hacia Punt. Periodo Dinástico Elaborado por J. Phillips. (Desplegar)

En cercanas fechas, había quien pensaba que los egipcios nunca navegaron por el Mar Rojo y si bien no se dispone  actualmente de absolutas certezas arqueológicas del área central de Desierto Oriental y el norte de Wadi-Hammamat, y de sus posibles rutas terrestres hacia los puertos de Koptos y El-Kab en el Nilo. Recientes estudios sugieren, Fattovich (2012), la existencia de dos rutas principales que unían a la principal dársena egipcia en el Mar Rojo, y ubicada en Mersa/Wadi-Gawasis – su nombre en egipcio es “sww” –, con los puertos de la región de Qena en el Alto Egipto entre el III y el II milenio a.c., y que convergerían en el paso de Wadi-Hammamat en dirección a la costa. Siendo, Wadi-Gawasis, una antigua ensenada-lago natural que progresivamente, hasta aprox. el año 1000 d.c. y por su utilización humana, se colmó de sedimentos y se cerro, inhabilitándola en su utilización como instalación portuaria. En definitiva y por los datos aportados, se puede afirmar que, y utilizando las instalaciones de Mersa,  existieron como mínimo temporal  contactos comerciales con el País de Punt  desde la V o VI dinastía, 2494-2181 a.c.  Actividad que cesó durante la XX dinastía, 1186-1069 a.c. (Kitchen, 1982, 1993; Espinel, 2011) y que coincide históricamente con la debacle egipcia a finales de la Edad de Bronce,  si bien Fattovich (2012)  afirma que  tal circunstancia sería exclusiva consecuencia de esa misma sedimentación.

« .. [Su majestad me] mandó para dirigir barcos a Punt, para traerle mirra de los gobernantes jefes del desierto, debido a que por tierras extranjeras había respeto por él. Salí […] habiendo partido de Koptos por el camino que su majestad me había ordenado, estando conmigo una tropa del Sur (…) Alcancé el mar. Formé la flota y la conduje con todo aquello que había preparado para ella: grandes raciones de ganado bovino y ovino. Cuando regresé del mar, había conseguido lo que su majestad ordenó que le trajeran, todos los productos que encontrase en las orillas de la Tierra de las Divinidades. » Pasaje de las inscripción sobre piedra encontrada en Wadi-Hammamat. Donde se relata el viaje de Henu, servidor del faraón Menemhat III, Dinastía XI, 1853-1806 a.c.

En relación y denominada por los egipcios como “mnw km” o “cuarzo negro”,  la obsidiana es un silicato de carácter volcánico de dureza 5-5,5 en la escala de Mohs. Según J. Zarins (1996),  la introducción de la obsidiana en Egipto podría tener  sus primeras evidencias en el periodo de Naqada I, 3700-3600 a.c. – Aquí habría que puntualizar que las pocas piezas existentes, y procedentes de Hierakonpolis, Abusir-el-Melek y Naqada, bien podrían corresponder a Naqada IIc, 3500-3350 a.c. (Watrin , 2007) –. Dicho lo anterior, se puede afirmar que,  y según el análisis de un segundo grupo de muestras datadas en Naqada II, mas exactamente en Naqada IId, 3350-3150 a.c.,  la procedencia del material utilizado en tales piezas corresponden a obsidiana  de la región de Dhamār-Radā en el actual Yemen y de las costas de África, léase Península de Buri en la actual Eritrea, así como de las islas Dhalak y Farasan en el “Cuerno de África”. Si bien y desde  la idea de localizar el punto terminal de la ruta comercial egipcia en el Mar Rojo, no resulta fácil especificar su final(es) ubicación(es), dado el conocimiento que se posee de un comercio local entre ambas orillas del Mar Rojo que se extendió entre el año 6000-1000 a.c (Khalidi, 2009).  Datos, los primeros, que concordarían con el sabido incremento de tales rutas comerciales egipcias durante el periodo de Naqada IId, 3350-3150 a.c. (Bavay, 2000) y el comercio residual que significó la obsidiana, posteriormente,  en contraposición a la plata/oro, lapislázuli,  incienso y otros lujosos bienes, como mercaderías mas deseadas.

Un acercamiento al punto-término/s, o mas bien la procedencia de las mercancías, de las rutas hacia Punt,  se tiene de principios del II milenio a.c. en Egipto. Cerámica procedente de Ona y Adulis en la actual Eritrea,  cerámica originaria de la  “Cultura de Gash”  en  Sudan-Eritrea y  nubio-sudanesa oriunda de la 4ª Catarata, así como cerámica de Ma’Layba, “Cultura de Sabir” en el Golfo de Aden, en el sur del Yemen y de Tihama(t) al Yaman en las costas del Mar Rojo, encontradas en el yacimiento de Mersa, y  datadas durante la XII dinastía y a principios del Reino Nuevo  (Bard y Fattovich, 2007-2010), nos lo confirman. También apuntan hacia tales posibles destinos, materias primas encontradas tales como Ébano africano, procedente de los montes del noroeste de Eritrea y obsidiana de la costa de Adulis y de Yemen.

Estela nº 5 encontrada en el yacimiento de Wadi-Gawasis/Mersa. Reinado de Menemhat III, 1853-1806. Llamada "Estela de Amenhotep y Nebsu". Describe las existencia de dos expediciones diferentes por el Mar Rojo: una a Punt y otra a Bia n-Punt,

Estela nº 5 encontrada en el yacimiento de Wadi-Gawasis/Mersa. Reinado de Menemhat III, 1853-1806. Llamada “Estela de Amenhotep y Nebsu”. Describe las existencia de dos expediciones diferentes por el Mar Rojo: una a Punt y otra a Bia n-Punt,

Una posible respuesta a la localización de la “Tierra de las Divinidades” y la diferenciación entre “Pwn-n(t)” y  “Biȝ n-Pwn(t)”  nos la proporciona la posible existencia de una región aurífera en el Desierto Oriental.  El topónimo “Biȝ n-Pwn(t)”, que significa “Mina de Punt”, suele referirse a una mina o región minera en referencia a un preciado metal, tal vez oro, que suele ser nombrada en relación con las importaciones de Punt y que las inscripciones egipcias diferencian – Caso ejemplar sería  la estela de Amenhotep y Nebsu en el reinado de Menemhat III, 1853-1806 a.c.,   y donde se describen dos expediciones diferentes, una a Punt y otra a Bia n-Punt, (Pirelli, 2007) -. Manzo (2012), y en relación a Bia n-Punt, sostiene que tal localización podría corresponder con la región de Oshib entre la 4ª Catarata y el Mar Rojo, aunque es posible que también incluyera región de Onib, situada mas al norte, según las ultimas excavaciones en el Desierto Oriental y fechadas en el II milenio a.c. Los egipcios obtendrían estos recursos,  accediendo a la región desde la costa en directa competencia con las poblaciones del “País de Kush” que tendrían sus explotaciones en la vertiente continental del citado territorio.  Por otro lado, se tiene constancia de un nombre alternativo para Bia n-Punt en el Reino Nuevo,”′mw”, como una región afecta a la ruta de Punt y desde donde se importaba oro y electrum, una aleación de oro y plata (Posener, 1990) y que en una interpretación previa sobre actuales excavaciones, coincidiría con la regiones de Oshib y Onib. Hipótesis que  se corrobora sobre un inscripción de un “escriba del oro” de la 3ª Catarata encontrada en el Valle del Nilo (Vercoutter, 1957), haciendo referencia a tal denominación.

Reafirmado lo anterior, las actuales evidencias arqueológicas sobre la definitiva situación del “País de Punt”, la  ubicaría en Kassala,  Delta del río Gash, una región en el Este de Sudan, y coincidiendo con la presencia  de la “Cultura de Gash”, 2700/2500-1500/1400 a.c. , (Fattovich, 2013).  Tal afirmación se sostiene sobre la mayor parte de relación de las materias primas importadas de Punt – Elefantes/marfil, oro, ébano, mirra y olíbano, entre otras –, de factible localización en el interior del país del Delta del Gash. Una “Cultura de Gash” asentada y de carácter teocrático que se desarrolló hacia el II milenio a.c. y que los egipcios vivieron inmersa en una expansión hacia el norte y el oeste. (Fattovich, Sadr, Vitagliano, 1991). En el yacimiento Mahal Teglinos, en Kassala,, y en el contexto del Periodo Final de Gash,  se han encontrado cantidades apreciables de recipientes cerámicos, edificaciones con ladrillo y  materiales de construcción del tipo Dinástico, 1700-1500/1400 a.c.,  considerándose la posibilidad que fueron lugares de almacenaje,  a fin de facilitar su embarque hacia Egipto.  De igual manera,  cerámica del Periodo Antiguo egipcio ha sido encontrada en estratos correspondientes al  Primer Periodo  de Gash, 2700/2500-2300 a.c.,  (Fattovich; Bard, 2013).

Máxima extensión de la Cultura de Sabir, año 2000-1000 a.c. por el Golfo de Aden y Timaha(t) al Yaman en el Mar Rojo. Yacimientos de Sabir, Ma'Layba y Al-Midamman. Elaborado por Görsdorf y Volft

Máxima extensión de la Cultura de Sabir, año 2000-1000 a.c. por el Golfo de Aden y Timaha(t) al Yaman en el Mar Rojo. Yacimientos de Sabir, Ma’Layba y Al-Midamman. Elaborado por Görsdorf y Volft

Un hecho que quedaría por sopesar, y dada la certeza en la procedencia yemení de determinadas materias primas y cerámicas, y ante la ausencia actual de evidencias egipcias sobre el terreno, sería el papel de la “Cultura de Sabir” en la ruta comercial de Punt. En un mismo sentido,  se puede aportar la lista de Thutmosis III, así como otras alusiones de la misma época, 1500-1450 a.c. aprox.,  donde se hace mención a un comercio con “Gnb-tjw”, desde donde se importaba incienso/mirra, y que se viene a traducir como “Gente de Qataban”, un topónimo que se localiza en el suroeste de la Península Arábiga. La “Cultura de Sabir” fue una civilización tipo Bronce que se extendió  por  Tihama(t) al Yaman,  en las llanuras costeras del Mar Rojo yemení,  y al oeste del Golfo de Aden. Los últimos estratos, de carácter neolítico,  del yacimiento de Ma’Layba se remontan al año  6000-4000 a.c. y sobre los que se distingue dos periodos: Un primer periodo datado entre el siglo XX y XIII a.c. , y un segundo, en decadencia, como consecuencia probable de un cambio climático,  e influenciado ya por otras culturas de carácter semítico-arábigas, datado entre el siglo XIV-XIII  y X a.c.  Su posible final, según Görsdorf y Voft (2001), sería coincidente con la llegada de los sabeos en el siglo IX a.c. , o poco después, y que parece concordar con el establecimiento del primer “Reino de Qataban”, un conocido y pretérito centro productor de mirra y electrum.  Si bien e hipotéticamente, sería lógico pensar que la relación entre la Cultura de Sabir y Egipto  se produjera durante el Periodo Dinástico,  no existen actualmente pruebas arqueológicas  en los yacimientos de Sabir y Ma’Layba de tal posibilidad.

Por otro lado,  el yacimiento de Al-Midamman, en la costa yemení del Mar Rojo, tampoco ofrece mejores soluciones. Al-Midamman certifica lo ya comentado de asentamientos neolíticos, esta vez de carácter megalítico, fechado entre el año 5000-3000 a.c., presentando posteriormente una cultura del Bronce y del Hierro entre el  siglo XXX-XX a.c., en un primer periodo y al que se añade un segundo interludio en torno al año 2000-1000 a.c que concordaría con la propuesta de una Cultura de Sabir extensible al Mar Rojo.  Si bien, existen dos aspectos de la llamada “Cultura de Al-Midamman” que aportan datos a la discusión: Una cultura megalítica/monolítica con evidentes conexiones culturales al otro lado del Mar Rojo, mas exactamente con el área monolítica de Harar en el este de Etiopia, así como con pinturas e incisiones en la roca en similitud a las encontradas en Tihama(t) al Hejaz y en Ogaden en el sureste de Etiopia; y dos, y aunque el número de piezas consideradas en pequeña, que la tecnología metalúrgica utilizada en la fabricación de útiles de bronce en el sur de la Península Arábiga, difiere entre el este, léase Magan/Oman, y el oeste, léase costas del Mar Rojo/Al-Midamman. Dicho lo anterior y en corolario,  tampoco ésta zona presenta, actualmente, ninguna prueba arqueológica de un contacto directo con la cultura egipcia.

Voy concluyendo. Con los datos expuestos, y al día de hoy, resulta innegable la existencia de una ruta comercial egipcia por el Mar Rojo. Ruta comercial que tuvo como destino/término, en el Imperio Medio, si no antes,  el Delta del río Gash en el éste de Sudan y que fue nombrado como “País de Punt”.  Un Delta del Gash, y como consecuencia de la experiencia egipcia, fue, posiblemente, puerto marítimo aglutinante de un comercio local que se extendió a las dos orillas del Mar Rojo y al Golfo de Aden, y que explicaría la procedencia de determinadas materias primas, cerámicas y bienes procedentes del actual Yemen, aunque no existiera un contacto directo. Comercio local y tránsito de personas, como así lo certifican estudios genéticos mitocondriales realizados en las poblaciones efectas (J Rídl, CM Edens, V Černý, 2010) , que ya se venían dando desde el Neolítico – De hecho, la misma inscripción de Thutmosis III donde aparece el término”Gnb-tjw”, nos habla de “comercio con pobladores de.. ” -. Por otro lado, la existencia de una zona de extracción de materias primas egipcia en el Mar Rojo y denominada “Bia n-Punt”,  nos ofrece dos lecturas: Una que sería una única ruta de navegación costera exclusivamente africana hacia Punt, y otra, un ambición egipcia, posible primer origen expedicionario, de competir con el “País de Kush” en sus zonas de influencia, y eliminarle, en un primer momento, como intermediario comercial – Ésta exposición explicaría la restringida existencia durante el Periodo Pre-dinástico y de las Primeras Dinastías de una materia prima tan común en Eritrea/Etiopia y Yemen como la diorita, y que posiblemente proviniera, en una primera instancia, del comercio con Kush – , situación que no llegó a su culminación, y por las armas,  hasta la XVIII Dinastía.

Presentado lo anterior y volviendo a la conjetura inicial de un nexo comercial entre Egipto y las culturas del Golfo Pérsico,  resulta difícil aventurar tal posibilidad, ya que da la impresión que tanto el Delta del Gash como el “País de Magan” – Llamada por los elamitas la “Tierra del Cobre” – son puntos-destino de rutas comerciales inconexas, dado la no existencia de rastro cultural apreciable, por ninguna de las dos partes, en el suroeste de la Península Arábiga.  Sin embargo y aunque las evidencias parecen incidir en lo contrario, tanto J. Zarins, como R. Fattovich y el equipo arqueológico de Al-Midamman y Sabir/Ma’Layba y  otros mencionados aquí como referencia, no desechan tal posibilidad.  ¿Porqué será..? Datos como la existencia de una teocracia fuera del contexto mesopotámico e Indico pudiera ser una razón o, tal vez, la pertinaz evidencia del origen de la escritura egipcia, así como otras significativas influencias culturales durante un periodo donde el Golfo Pérsico y sus culturas heredadas del Indo, se extendieron hacia Oriente Próximo y Arabia.  La solución a tales conjeturas sigue estando en Yemen.

Referencias  y mas información: 

“Obsidian in the larger context of Predynastic y Archaic Egyptian Red Sea Trade”  Juris Zarins (2009) 

“Egypt’s trade with Punt. New descoveries on the Red Sea coast” Rodolfo Fattovich (2012)

 “From de Sea to the Desert and back: New Research in Eastern Sudan” Andrea Manzo (2012) 

“The Land of Punt and Recent Archeological and Textual Evidence from de Pharaonic Harbour at Mersa/Wadi Wagasis”  Kathryn A. Bard y Rodolfo Fattovich (2013)

“Investigation of a Copper-based Hoard from the Megalithic Site of al-Midamman, Yemen: an Interdisciplinary Approach”A. Giumlia-Mair, E. J. Keall,  A. N. Shugar y S. Stock (2002)

“Excavations at Ma’Layba and Sabir, Republic of Yemen: Radiocarbon datings in the Period 1900 to 800 Cal BC” J.Görsdorf y B. Voft (2001)

Imágenes:

“Punt and Aksum: Egypt and the Horn of Africa” Jacke Phillips (1997)

“Excavations at Ma’Layba and Sabir, Republic of Yemen: Radiocarbon datings in the Period 1900 to 800 Cal BC” J.Görsdorf y B. Voft (2001)

traveltoeat.com

  • :bueno:

    ¿Un aplauso, no? Hombreeeee :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso:

  • Gracias, Tai, Pero creo que, tal vez.., se me ha “ido la mano arqueológica..” al presentar éste tema. :dormir: :dormir:

  • @ Lampuzo:

    Eres de ese tipo de personas que siempre te apetece invitarlo a un café mientras lo escuchas.

  • 8-O 8-O soy un tan absolutamente desconocedor de todo esto que me cuesta digerirlo que no veas, lo mas proximo a esto de lo que tengo un minimo conocimiento es del reino de axum.
    cada dia mas impresionado :bueno:

  • @ mescalero:

    ¡Ay..! ¡Lo que han ayudado los “rastafari” a promover el conocimiento las culturas del “Cuerno de África”..! :-D Es broma.

    Independientemente de la leyenda sobre los amoríos entre Salomón y la Reina de Saba. El Reino de Askam/Axan formó parte, y alrededor de siglo X d.c., de complejos movimientos socio-políticos, siempre con el “telón de fondo” de los contactos inter-culturales y comerciales a ambos lados del Golfo de Aden.

    La existencia de rasgos culturales semitas occidentales y arábigos del noroeste del Tahama(t) en Eritrea/Etiopia es un hecho comprobable y que comenzó, tal vez, con la emigración de los pueblos sabeos. Ésta migraciones son consecuencia, probablemente, de las rutas comerciales terrestres caravaneras de incienso/mirra, así como de otros bienes, por la costa asiática del Mar Rojo hacia el Mediterráneo.

    De hecho, el Reino de Aksam, no corresponde con el acontecimiento político del Reino de Shaba/Saba, ni con el Reino de Quitaban, aunque tanto uno como otro, y en diferentes momentos de la historia, hablamos a partir de siglo X a.c., y tras el abandono egipcio, unido a la decadencia del “País de Kush”/Nubia, fueron prominentes en el área de la costa, bien unos bien otros unos o/y paralelamente.

    Tal “maremagnum” de entidades políticas, y como no podía ser de otra manera, fue debido exclusivamente al control del comercio de mirra/incienso, electrum y olíbano yemení y etiope/eritreo, y que involucró tanto griegos, léase dinastías egipcias Ptolemaicas, como a greco-romanos, leáse el “Periplus Maris Erytrahei”, y semitas arábigos pre-islámicos, léase nabateos por ejemplo, y posteriormente islámicos. Ruta que a su vez conectaba con Golfo Pérsico y las costas de India/Pakistán.

    De todas maneras no son un gran conocedor del tema, porque, ya sabes, “Quien mucho abarca, poco aprieta..”

    Saludos,


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR