Mareando la perdiz

Nassim Haramein vuelve a aparecer en escena. Después de un par de años de “trabajo” ha publicado un nuevo artículo: Quantum Gravity and the Holographic Mass. Primero lo primero: El artículo fue publicado por Sciencedomain.org, que parece ser un proyecto open access de reciente creación. La publicación fue en Physical Review & Reasearch International, y es interesante notar que en la página misma de journal, abajo a la izquierda, puede leerse un pequeño disclaimer:

This journal has no connection with any society or association, related to Physical Science and allied fields. This journal has no relation with American Physical Society, Physical Review journals, Reviews of Modern Physics, etc. Authors and visitors are kindly requested to note that PRRI is an independent journal run by SDI.

Esta publicación no tiene conexión con ninguna sociedad o asociación relacionada con la ciencia física y campos afines. Esta publicación no tiene relación alguna con American Physical Society, publicaciones de la familia Physical Review, Reviews of Modern Physics, etc. Se sugiere amablemente a los autores y visitantes notar que PRRI es una revista independiente, publicada por SDI.

Ya es para desconfiar. No obstante, para su publicación el artículo sí paso por un proceso de revisión (anónima). Lo que no es seguro que los revisores hayan sido expertos en el tema. Para desconfiar todavía más, resulta que tenemos 2 revisiones completamente opuestas:

NK:

The Paper is well-motivated, well-written and
contains interesting results. All calculations are
correct and the presentation is also suitable. I recommend publication of this paper. The only thing
that is necessary to be considered before publication
is a reference to the Planck scale physics. This can be done by referring to
[arXiv:hep-th/0508078] and [arXiv:1205.0158].

IV:

This manuscript contains trivial mathematics and
algebraic manipulations expresed as more important
than they are. The manuscript is filled with nonsensical sentences without proper definitions etc.
If there is an explanation, why the product of proton
charge and Schwarzschild radii is about equal to the
square of Planck length, it not given in this manuscript, where is explained nothing. This text should not be published.

Llama un poco la atención que dos especialistas en la materia difieran de esta manera en la opinión que les merece el artículo. Podría sospecharse del comentario favorable, ya que es posible que el revisor ni haya mirado el preprint y lo haya aprobado solamente para que haya una cita más a su trabajo (no sé hasta qué punto puede ser una buena idea). En todo caso, lo que sí es seguro es que la publicación, en estas condiciones, no es garantía de nada.

¿Masa holográfica?

Si queremos medir la altura de una puerta (por dar un ejemplo), podemos utilizar una cinta métrica. La extendemos desde el piso hasta el marco superior, y la lectura nos da la altura en centímetros. Lo que estamos haciendo es simplemente contar cuantos centímetros “entran” en el largo de la puerta. También pueden contarse cuantas pulgadas entran en el largo de la puerta, y así estaríamos midiendo en pulgadas. O todavía mejor, si podemos saber cuántos centímetros entran en una pulgada, podemos “convertir” la medida en centímetros a una medida en pulgadas simplemente dividiéndola por el valor de la pulgada en centímetros.

Básicamente de esto se trata el artículo. El gran descubrimiento de Nassim es, ni más ni menos, la conversión de unidades (aunque es posible que él aún no lo sepa). Vamos a ver:

El radio de Schwarzschild está dado por la ecuación:

A la izquierda tenemos el radio del horizonte de sucesos. Si utilizamos el SI, es una cantidad medida en metros. Si quisiéramos medirlo en cualquier otra unidad de longitud (arbitraria) simplemente tendríamos que calcular el cociente entre el radio en metros y el valor de la nueva unidad expresada en metros. Pero no hay razón para detenerse en la conversión del radio; podríamos convertir la ecuación completa para expresarla en un nuevo sistema de unidades. En particular, podemos utilizar las unidades de Planck, con lo que la conversión nos queda:

De acá sale directamente la ecuación 19 del artículo, que pretende ser una expresión para derivar el radio de Schwarzschild “holográficamente”:

¿Y el principio holográfico dónde entra? Bueno, en ningún lado. El trabajo de Haramein consiste en oscurecer esta conversión de unidades tanto como sea posible.

Lo que hace es definir una esfera con diámetro igual a una longitud de Planck, y masa igual a la masa de Planck. Calcula el volumen de la esfera (v), y calcula también el área interior a un círculo máximo de esta esfera (a). Lo mismo hace para un agujero negro (V y A), y con eso define dos cantidades: η y R

Estos cocientes tienen como objetivo contar cuántas veces entra una cantidad en otra, es decir, no son más que una conversión. Es directo ver que el doble del cociente entre R y η no es más que una forma oscura de escribir el cociente entre el radio de Schwarzschild y la longitud de Planck (o sea, escribir al radio de Schwarzschild en unidades de Planck), por lo que su definición de “masa holográfica” (ecuación 9 de su artículo) no es más que otra forma de escribir la ecuación para el radio de Schwarzschild:

Nunca hubo una “masa holográfica”. El trabajo de Nassim se reduce a: “Hago un par de movimientos rápidos, le cambio el nombre a la masa del agujero negro para que parezca que definí algo nuevo, otro par de movimientos rápidos, y te hago creer que esta cosa nueva que definí coincide con la masa del agujero negro”. Con 3 vasos y una bolita de gomaespuma haría estragos.

La masa del protón

En su demencial artículo anterior, The Schwarzschild proton, Haramein proponía la descabellada idea de que los protones son, en realidad, agujeros negros. El problema obvio de su idea era que sus protones tenía una masa del orden de 10^14gm, cuando el valor experimental es del orden de 10^-24. ¿Solucionó este problema en este nuevo artículo? Quiere hacer creer que sí, pero no son más que movimientos rápidos.

De lo anterior, vimos que la supuesta masa holográfica no existe, por lo que nada debería haber cambiado para el protón/agujero negro. Sin embargo ahora, sin razón física ni matemática alguna Nassim dice que la masa en reposo del protón (la real) es diferente de la masa “gravitatoria” asociada a su condición de agujero negro. Propone, sin razón alguna tampoco, que esta masa puede obtenerse a partir del radio de carga del protón mediante la expresión

Siendo η, R, y m_p las mismas cantidades de arriba. Se lo saca de la galera, pero aún así encuentra un valor que no está tan lejos del real. ¿Coincidencia? En absoluto, hay una buena razón para esto, pero no tiene nada que ver con los desvaríos de Haramein. El radio de carga del protón es aproximadamente 1.5 veces más chico que su longitud de onda compton, por lo que (escribiendo 1.5≈Pi/2):

Entonces la misteriosa ecuación para derivar la masa en reposo es

Otra vez, nada nuevo bajo el Sol. Lo único difícil de entender acá es la razón por la que, en lugar del radio de carga, utiliza la longitud de onda Compton para calcular la masa, razón por la que encuentra 1.603×10^-24 en lugar de 1.672×10^-24.

En fin, acá lo dejo. El resto del artículo consiste en reescribir estas cosas de todas las maneras posibles y hacer creer que son cosas diferentes. En pocas palabras: marear la perdiz. Creo que la mejor manera de describirlo es citando al segundo revisor.

Lo lamento por aquellos que hayan pagado por las conferencias sobre la “teoría” de Haramein este fin de semana, pero la realidad es que los estafaron.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR