El paso de ISON puede provocar una lluvia de meteoros

ison

ISON está actualmente en su fase de aproximación al sol. El 28 de noviembre, habrá alcanzado su punto de máxima cercanía a nuestra estrella, a una distancia de 1,2 millones de kilómetros.

Es posible que el cometa se desintegre por completo antes de que podamos verlo desde la Tierra, o también puede que el calor del sol le haga incluso más brillante. Predecir el comportamiento de un cometa es complejo, y más en este caso, en el que se sospecha que este es su primer paso por el sistema solar interior.

El observatorio Swift de la NASA captó al cometa en enero, cuando pasaba cerca de Júpiter, descargando ya más de 50 toneladas de partículas por minuto. Si aguanta de una pieza, cuando el cometa ISON se aproxime a la Tierra este mismo año, las partículas que se desprenden de él es posible que produzcan una extraña lluvia de meteoros cuando pasemos a través de su cola.

Y será extraña porque en vez de entrar a alta velocidad en la atmósfera y quemarse en un destello, caerán suavemente a la superficie. Las partículas viajarán a una velocidad de 201.000 km/h pero al ingresar en la atmósfera reducirán la velocidad a la mitad. Como consecuencia, un observador desde el suelo no será capaz de distinguir los meteoros caer a la Tierra en Enero de 2014. Pueden tardar meses hasta que caigan al suelo las partículas de polvo. Pero eso no quiere decir que no vaya a haber espectáculo. Esas partículas de polvo y hielo podría crear nubes noctilucentes. Estas nubes se producen en los polos y son de un color azul brillante.

nube noctilucente

 

Fuente: space.com


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR