Teléfonos y cáncer: fractalmente falso.

En internet, y especialmente en las redes sociales, hay mucha porquer√≠a. A veces estas im√°genes virales que hacen rondas por nuestros contactos hablan con verdad, otras, como una tal oraci√≥n del ciego, son m√°s bien dudosas. Indefectiblemente no van a tener una fuente que uno pueda verificar. En la cultura del facebook no hay tiempo para investigar siquiera un poco y el modus operandi pareciera ser ‚Äúmirar, creer, compartir‚ÄĚ (no necesariamente en ese orden).

Hace unos días llegó a la página de Facebook del Círculo Escéptico Argentino una imagen que no sólo carecía de fuente y contenía falsedades, sino que era una de esas cosas que directamente son fractalmente falsas. Es decir, que son falsas a cualquier nivel de análisis.

fractal de desinformación
(click para agrandar)

No sólo es falso el tono general de la infografía, sino que es falsa cada afirmación que uno puede leer. Primero voy a empezar con lo poco que es verdad.

Verdadero.

  • El glioma s√≠ es un ‚Äútumor que nace en las c√©lulas neuronales llamadas gl√≠as‚ÄĚ y sus s√≠ntomas ‚Äúdependen de la parte del cerebro afectada‚ÄĚ pero ‚Äúpueden incluir dolores de cabeza, n√°useas y v√≥mito‚ÄĚ. Eso es cierto, porque fue copiado casi textual de Wikipedia. d
  • El Neuroma ac√ļstico tambi√©n es un ‚ÄúTumor de crecimiento lento que‚Ķ‚ÄĚ pero, habr√°n adivinado, esto tambi√©n fue copiado de la primera p√°gina que apareci√≥ al googlear ‚ÄúNeuroma Ac√ļstico‚ÄĚ.
  • Finalmente, las recomendaciones al usar un celular son razonables si aplicamos el principio de precauci√≥n.

Falso.

De arriba hacia abajo tenemos:

  • La OMS no clasifica a la radiaci√≥n emitida por los celulares como ‚Äúcarcinog√©nica para los humanos‚ÄĚ. √Čsta se encuentra en el grupo 2B que es descripto como ‚Äúposiblemente carcinog√©nicos para los humanos‚ÄĚ. Esto no es una cuesti√≥n sem√°ntica ya que ‚Äúcarcinog√©nico para los humanos‚ÄĚ es la descripci√≥n del grupo 1.
    En el preámbulo a la clasificación de la International Agency for the Research on Cancer (IARC) explica que el grupo 2B involucra agentes para los cuales no hay suficiente evidencia para decir que son carcinogénicos pero sí hay datos relevantes que hacen levantar sospecha. Algunos miembros notables de este grupo son el café, la carpintería, y los vegetales en salmuera, además de otros 269 agentes que pueden consultar en este link.

Tan cancerígenos como los celulares.

  • Los grosores del cr√°neo son err√≥neos. El grosor promedio del cr√°neo de un adulto es entre 6 y 7 mm. En la zona m√°s cercana a la antena de celular el grosor adulto ni se acerca a los 2 mm expuestos en la inforgraf√≠a.

espesor
Adaptado de Adeloye et. al. 1975

  • Cabe preguntarse de d√≥nde sacaron los datos para la tasa de absorci√≥n. Todos los tel√©fonos que cumplen con los est√°ndares de la FDA (y cualquier marca que quiera vender en EE.UU. va a tener que hacerlo) tienen que pasar por pruebas para determinar su Tasa de Absorci√≥n Espec√≠fica (SAR, por sus siglas en ingl√©s). Se realiza con un maniqu√≠ especial y se mide el SAR en varios lugares y varias posiciones con el tel√©fono operando a su mayor potencia. El SAR m√°ximo de todas estas mediciones no puede superar 1,6 W/kg, muy por debajo de los 2.93 a 4,49 W/kg.
    Pueden consultar el SAR de su teléfono leyendo su manual de usuario (RTFM) o pueden buscarlo en internet. El mío tiene 0.96 W/kg en la cabeza y 1.11 W/kg en el cuerpo.

Enga√Īoso.

Finalmente, adem√°s de tener falsedades, hay una serie de medias-verdades:

  • El neuroma ac√ļstico no es canceroso. Si bien no lo dice expresamente, est√° dicho impl√≠citamente. En la misma p√°gina de donde probablemente hayan sacado la descripci√≥n y los s√≠ntomas puede leerse claramente ‚ÄúUn neuroma ac√ļstico no es canceroso‚ÄĚ.
  • El grado de penetraci√≥n es algo raro. ¬ŅDe d√≥nde salen esas im√°genes? No lo s√©, pero es enga√Īoso porque es irrelevante. La profundidad de penetraci√≥n se define como la profundidad a la que el campo electromagn√©tico se reduce en un 37% (1/e). Es un dato irrelevante si no se conoce la intensidad original; un campo electromagn√©tico bien podr√≠a atravesar todo nuestro cerebro pero si su intensidad es muy d√©bil, no significar√≠a nada.

Conclusión.

No es la intenci√≥n de este post resumir el estado de la evidencia sobre la relaci√≥n entre los tel√©fonos celulares y el c√°ncer. Seg√ļn una revisi√≥n sistem√°tica reciente, no hay correlaci√≥n entre el uso de celulares y el c√°ncer, pero estoy seguro que cada uno tendr√° su estudio preferido que usa para convencerse de lo que quiere creer.

No. La motivación, además del placer ególatra de notar cuán equivocado está el resto del mundo, es mostrar cuán desinformados podemos estar. En una sola imagen no sólo uno se queda con impresiones falsas sobre la relación entre cáncer y celulares, sino que se queda con un montón de ideas puntuales que también son falsas.

Desde cuál es la posición de la OMS sobre el tema hasta el grosor del cráneo humano, este gish gallop condensado nos hace más ignorantes de lo que éramos antes de leerlo.

S√© que para los lectores de este blog no es nada controversial decir que tienen que investigar profundamente lo que leen por internet, pero tambi√©n hay que ser conscientes de los propios puntos ciegos. Preguntarse si uno ‚Äúmira, cree y comparte‚ÄĚ noticias pol√≠ticas, acusaciones hacia chantas New Age, supuestas estad√≠sticas que encajan con la propia ideolog√≠a, etc‚Ķ Van a ver que la cantidad de cosas que comparten va a disminuir considerablemente.

  • El avance tecnol√≥gico puede volverse contra su creador de maneras insospechadas. Lejos de ser una mera invenci√≥n del imaginario popular ‚Äďalimento de pel√≠culas de ciencia ficci√≥n, de la literatura, y de la filosof√≠a-, estudios cient√≠ficos han se√Īalado recientemente que ciertos adelantos t√©cnicos de la ‚Äúera de las comunicaciones‚ÄĚ tienen efectos nocivos para la salud. Se trata de una energ√≠a invisible presente en casi todo lo que hoy es considerado esencial para vivir, como la luz, la electricidad, la TV, el microondas, y el wifi. Es la radiaci√≥n electromagn√©tica (REM) o ‚Äúelectrosmog‚ÄĚ.

    El ingeniero civil sanitario, Francisco Cobos, miembro de la Comisi√≥n de Energ√≠a del Centro Argentino de Ingenieros (CAI), estudio sobre el tema los √ļltimos 20 a√Īos de su vida. Explic√≥ a Infobae.com que este tipo particular de contaminaci√≥n se divide en dos tipos de niveles de energ√≠as: las ondas ionizantes, que producen una ‚Äúdestrucci√≥n cuasi instant√°nea‚ÄĚ del tejido celular humano (rayos X, rayos gamma, etc.), y las ondas no ionizantes, que producen una degradaci√≥n a mediano plazo. Son estas √ļltimas las que merecen una especial atenci√≥n.

    Entre las ondas no ionizantes, Cobos asegura en su libro ‚ÄúRadiation Shields‚ÄĚ (Ed. Southern Colors, 2012, ver recuadro) que ‚Äúlas radiaciones que hasta el momento se reconocen como m√°s perjudiciales son: por un lado, las emitidas por los tendidos el√©ctricos de alta tensi√≥n y sus estaciones transformadoras, y por otro, las derivadas de la telefon√≠a m√≥vil, generadas por los m√≥viles como las procedentes de sus antenas‚ÄĚ.

    Frente a esta irradiaci√≥n, ¬Ņc√≥mo reaccionan nuestros cuerpos? ‚ÄúLa c√©lula humana es como una alcanc√≠a que va recibiendo radiaci√≥n como si fuera dinero. Un d√≠a en la playa son dos pesos, una radiograf√≠a cuatrocientos pesos, una llamada por celular veinte centavos. Cuando la c√©lula se divide en la mitosis ‚Äď proceso por el cual las c√©lulas se multiplican- se va con la suma final anterior y sigue contando. Finalmente, la alcanc√≠a se llena y puede liberarse un oncog√©n ‚Äďmutaci√≥n gen√©tica- que puede derivar en una leucemia infantil, o un c√°ncer de mama, o puede no ocurrir nada‚ÄĚ, explic√≥ Cobos.

    Alerta REM

    El da√Īo que pueden provocar los campos magn√©ticos no son autom√°ticos. Depende del tiempo de exposici√≥n del organismo a las ondas y c√≥mo termina respondiendo el sistema inmunol√≥gico. Seg√ļn Cobos, diagnosticar c√≥mo las ondas no ionizantes da√Īan a nuestros cuerpos ha sido un tema ‚Äúcontroversial‚ÄĚ en la investigaci√≥n cient√≠fica. Sin embargo, si puede asegurar que, ‚Äújunto al tabaquismo‚ÄĚ, la radiaci√≥n electromagn√©tica ‚Äúda origen a la activaci√≥n de oncogenes‚ÄĚ que pueden derivar en mutaciones cancer√≠genas.

    ‚ÄúSe considera que los ni√Īos que viven en ambientes con m√°s de 0,4 microteslas ‚Äď unidad de medici√≥n del flujo magn√©tico- pueden contraer leucemia infantil. Pa√≠ses como Australia, Alemania, Cuba, Rusia, Estados Unidos, y Chile coinciden en este punto y hay mucha investigaci√≥n disponible. En Argentina se considera que 50 microteslas es normal, 125 veces m√°s de lo estudiado por los cient√≠ficos de todo el mundo‚ÄĚ, afirm√≥ el ingeniero.

    ‚ÄúEn Estados Unidos se utilizan 50 microteslas para generar r√°pidamente tumores a las ratas. El tema est√° estudiado, menos de 0,4 mT en el tiempo no da problema. M√°s de 0,4, la alcanc√≠a se llena muy r√°pido‚ÄĚ, sentenci√≥.

    Viviendas y tecnologías riesgosas

    Cobos destac√≥ algunos factores de riesgo que potencian el efecto nocivo de la REM. Entre ellos, se√Īal√≥ a los edificios con estructuras met√°licas sin puesta a tierra, ya que ‚Äúno pueden descargar los campos (electromagneticos) que le inducen otros campos al atravesarla‚ÄĚ.

    ‚ÄúLa gente que vive adentro de una estructura de hormig√≥n armado, vive dentro de una antena que concentra ondas electromagn√©ticas y las irradia a sus pobres habitantes. Habr√≠a que estudiar el aumento de los tumores cerebrales en la era del hormig√≥n. Todos los constructores del mundo se desviven por construir la estructura m√°s alta, sin darse cuenta de que a mayor altura, mayor peligro‚ÄĚ, se√Īal√≥ el especialista.

    Tambi√©n alert√≥ sobre ‚Äúlos consultorios m√©dicos que sacan radiograf√≠as, los resonadores magn√©ticos, la cercan√≠a de las viviendas a l√≠neas de alta tensi√≥n o plantas transformadoras‚ÄĚ.

    Con respecto a los dispositivos electr√≥nicos que usamos diariamente, Cobos aconsej√≥ ‚Äúverificar la puesta a tierra de todos los equipos‚ÄĚ. Pero adem√°s indic√≥ otros usos m√°s espec√≠ficos. Si bien asegur√≥ que ‚Äúlas nuevas tecnolog√≠as son cada vez m√°s seguras‚ÄĚ, apunt√≥ que ‚Äútodas requieren una precauci√≥n m√≠nima‚ÄĚ de uso. ‚ÄúPor ejemplo, no poner el celular adherido al cuerpo en el bolsillo del coraz√≥n, no abrir la tapa del CPU de la computadora, poner la antena de televisi√≥n satelital lo m√°s lejos de la cabeza donde dormimos, el lado de la botonera de un microondas contra la pared‚ÄĚ, coment√≥ el miembro del CAI.

    Ahora bien, subray√≥ prestar especial atenci√≥n a los artefactos de iluminaci√≥n. Sugiri√≥ no usar ‚Äúbombitas de bajo consumo que no sean transparentes (blancas espiraladas donde no se vea el filamento)‚ÄĚ. En caso de consumirlas, ‚Äúno ponerlas a menos de un metro de la cabeza‚ÄĚ, y las que formen tres l√°mparas de bajo consumo espiraladas, ‚Äúponerlas a tres metros m√≠nimo‚ÄĚ de la parte superior del cuerpo.

    ‚ÄúConsidero que es m√°s nociva la iluminaci√≥n con l√°mparas de bajo consumo fluorescente. La luz que emite el mercurio activado que las compone es invisible y ultravioleta. Y la radiaci√≥n ultravioleta es destructiva. Estas l√°mparas tienen la misma frecuencia que el Wi Fi y lo interfieren proporcionalmente a la cantidad que haya en la casa. No usar estas l√°mparas en veladores‚ÄĚ, sugiri√≥ el ingeniero.

    ‚ÄúLos m√°s vulnerables son las mujeres y sus hijos‚ÄĚ

    La poblaci√≥n con mas chanches de ser afectada seriamente es aquella que permanentemente se ve expuesta a la REM amplificada en edificios standard de hormig√≥n armado (con una altura en los ambientes de 2,40m). Para Cobos, estos grupos de riesgo son las ‚Äúamas de casas sedentarias‚ÄĚ y los ‚Äúni√Īos chicos‚ÄĚ. Si tienen antecedentes de familiares con c√°ncer, la vulnerabilidad aumenta.

    ‚ÄúEl bebe recibe una dosis inversamente proporcional al peso de la madre en el mismo campo, como una mordedura de v√≠bora. Si la mam√° pesa 60 kg y el chico 5 ante un mismo campo recibe doce veces m√°s radiaci√≥n en su sangre, la que finalmente enferma pudiendo dar lugar a una leucemia infantil‚ÄĚ, explic√≥.

    Futuro

    ¬ŅC√≥mo podr√≠an absorberse los efectos perjudiciales de los de los campos electromagn√©ticos? En la opini√≥n del miembro del CAI, la investigaci√≥n aplicada debe avanzar hacia estructuras que incorporen desde el dise√Īo la mitigaci√≥n de la radiaci√≥n, y la incoporaci√≥n de elementos como el hidr√≥geno y el cuarzo, √ļtiles en la descarga de este tipo de energ√≠as.

    ‚ÄúLos japoneses conocen las bondades de este mineral ‚Äďcuarzo- desde el origen de su civilizaci√≥n. En cualquier jard√≠n o centro de hogar se puede encontrar un sector con piedritas blancas. El sentido de dichas piedras va mucho m√°s all√° de lo decorativo, y tiene que ver con las propiedades f√≠sicas, que los occidentales no parecen entender o abarcar. El cuarzo funcionar√≠a como una esponja de ondas electromagn√©ticas, que absorbe las de alta frecuencia y libera radiaci√≥n en una frecuencia mucho m√°s baja‚ÄĚ, anticip√≥ Cobos en su libro.

    *fuente consultada: http://www.infobae.com/notas/670685-Que-efectos-colaterales-puede-causar-la-electricidad-a-nuestra-salud.html

  • Muchos de los aparatos el√©ctricos que usamos generan radiaci√≥n electromagn√©tica. Infobae.com consult√≥ acerca de cu√°les son los riesgos que puede producir esta energ√≠a invisible en nuestros cuerpos

    El avance tecnol√≥gico puede volverse contra su creador de maneras insospechadas. Lejos de ser una mero invenci√≥n del imaginario popular ‚Äďalimento de pel√≠culas de ciencia ficci√≥n, de la literatura, y de la filosof√≠a-, estudios cient√≠ficos han se√Īalado recientemente que ciertos adelantos t√©cnicos de la ‚Äúera de las comunicaciones‚ÄĚ tienen efectos nocivos para la salud. Se trata de una energ√≠a invisible presente en casi todo lo que hoy es considerado esencial para vivir, como la luz, la electricidad, la TV, el microondas, y el wifi. Es la radiaci√≥n electromagn√©tica (REM) o ‚Äúelectrosmog‚ÄĚ.

    El ingeniero civil sanitario, Francisco Cobos, miembro de la Comisi√≥n de Energ√≠a del Centro Argentino de Ingenieros (CAI), estudio sobre el tema los √ļltimos 20 a√Īos de su vida. Explic√≥ a Infobae.com que este tipo particular de contaminaci√≥n se divide en dos tipos de niveles de energ√≠as: las ondas ionizantes, que producen una ‚Äúdestrucci√≥n cuasi instant√°nea‚ÄĚ del tejido celular humano (rayos X, rayos gamma, etc.), y las ondas no ionizantes, que producen una degradaci√≥n a mediano plazo. Son estas √ļltimas las que merecen una especial atenci√≥n.

    Entre las ondas no ionizantes, Cobos asegura en su libro ‚ÄúRadiation Shields‚ÄĚ -- una investigaci√≥n dedicada a la exploraci√≥n de la REM y a como mitigar sus efectos- que ‚Äúlas radiaciones que hasta el momento se reconocen como m√°s perjudiciales son: por un lado, las emitidas por los tendidos el√©ctricos de alta tensi√≥n y sus estaciones transformadoras, y por otro, las derivadas de la telefon√≠a m√≥vil, tanto las emitidas por los m√≥viles como las procedentes de sus antenas‚ÄĚ.

    Frente a este tipo de energ√≠as, ¬Ņc√≥mo reacciona el cuerpo? ‚ÄúLa c√©lula humana es como una alcanc√≠a que va recibiendo radiaci√≥n como si fuera dinero. Un d√≠a en la playa son dos pesos, una radiograf√≠a cuatrocientos pesos, una llamada por celular veinte centavos. Cuando la c√©lula se divide en la mitosis ‚Äď proceso por el cual las c√©lulas se multiplican- se va con la suma final anterior y sigue contando. Finalmente, la alcanc√≠a se llena y puede liberarse un oncog√©n ‚Äďmutaci√≥n gen√©tica- que puede derivar en una leucemia infantil, o un c√°ncer de mama, o puede no ocurrir nada‚ÄĚ, explic√≥.

    Alerta c√°ncer

    El da√Īo que puede provocar la REM no es autom√°tico. Depende de cu√°nto se expone el organismo a las ondas y c√≥mo termina respondiendo el sistema inmunol√≥gico. Seg√ļn Cobos, diagnosticar c√≥mo las ondas no ionizantes da√Īan a nuestros cuerpos ha sido un tema ‚Äúcontroversial‚ÄĚ en la investigaci√≥n cient√≠fica. Sin embargo, asegura que, ‚Äújunto al tabaquismo‚ÄĚ, la radiaci√≥n electromagn√©tica ‚Äúda origen a la activaci√≥n de oncogenes‚ÄĚ que pueden derivar en c√°ncer.

    ‚ÄúSe considera que los ni√Īos que viven en ambientes con m√°s de 0,4 microteslas ‚Äď unidad de medici√≥n del flujo magn√©tico- pueden contraer leucemia infantil. Pa√≠ses como Australia, Alemania, Cuba, Rusia, Estados Unidos, y Chile coinciden en este punto y hay mucha investigaci√≥n disponible. En Argentina se considera que 50 microteslas es normal, 125 veces m√°s de lo estudiado por los cient√≠ficos de todo el mundo‚ÄĚ, afirm√≥.

    ‚ÄúEn Estados Unidos se utilizan 50 microteslas para generar r√°pidamente tumores a las ratas. El tema est√° estudiado, menos de 0,4 mT en el tiempo no da problema. M√°s de 0,4, la alcanc√≠a se llena muy r√°pido‚ÄĚ, sentenci√≥.

    Viviendas y tecnologías riesgosas

    Cobos destac√≥ algunos factores de riesgo que potencian el efecto nocivo de la REM. Entre ellos, se√Īal√≥ a los edificios con estructuras met√°licas sin puesta a tierra, ya que ‚Äúno pueden descargar los campos (electromagneticos) que le inducen otros campos al atravesarla‚ÄĚ.

    ‚ÄúLa gente que vive adentro de una estructura de hormig√≥n armado, vive dentro de una antena que concentra ondas electromagn√©ticas y las irradia a sus pobres habitantes. Habr√≠a que estudiar el aumento de los tumores cerebrales en la era del hormig√≥n. Todos los constructores del mundo se desviven por construir la estructura m√°s alta del mundo, sin darse cuenta de que a mayor altura, mayor peligro‚ÄĚ, se√Īal√≥ el especialista.

    Tambi√©n alert√≥ sobre ‚Äúlos consultorios m√©dicos que sacan radiograf√≠as, los resonadores magn√©ticos, la cercan√≠a de las viviendas a l√≠neas de alta tensi√≥n o plantas transformadoras‚ÄĚ.

    Con respecto a los dispositivos electr√≥nicos que usamos diariamente, aconsej√≥ ‚Äúverificar la puesta a tierra de todos los equipos‚ÄĚ. Pero adem√°s indic√≥ otros usos m√°s espec√≠ficos. Si bien asegur√≥ que ‚Äúlas nuevas tecnolog√≠as son cada vez m√°s seguras‚ÄĚ, apunt√≥ que ‚Äútodas requieren una precauci√≥n m√≠nima‚ÄĚ de uso. ‚ÄúPor ejemplo, no poner el celular adherido al cuerpo en el bolsillo del coraz√≥n, no abrir la tapa del CPU de la computadora, poner la antena de televisi√≥n satelital lo m√°s lejos de la cabeza donde dormimos, el lado de la botonera de un microondas contra la pared‚ÄĚ, coment√≥ el miembro del CAI.

    Ahora bien, subray√≥ prestar especial atenci√≥n a los artefactos de iluminaci√≥n. Sugiri√≥ no usar ‚Äúbombitas de bajo consumo que no sean transparentes (blancas espiraladas donde no se vea el filamento)‚ÄĚ. En caso de consumirlas, ‚Äúno ponerlas a menos de un metro de la cabeza‚ÄĚ, y las que formen tres l√°mparas de bajo consumo espiraladas, ‚Äúponerlas a tres metros m√≠nimo‚ÄĚ de la parte superior del cuerpo.

    ‚ÄúConsidero que es m√°s nociva la iluminaci√≥n con l√°mparas de bajo consumo fluorescente. La luz que emite el mercurio activado que las compone es invisible y ultravioleta. Y la radiaci√≥n ultravioleta es destructiva. Estas l√°mparas tienen la misma frecuencia que el Wi Fi y lo interfieren proporcionalmente a la cantidad que haya en la casa. No usar estas l√°mparas en veladores‚ÄĚ, aconsej√≥ el ingeniero Cobos.

    ‚ÄúLos m√°s vulnerables son las mujeres y sus hijos‚ÄĚ

    La relaci√≥n de vulnerabilidad depende de cu√°les son los grupos que est√°n mas tiempo expuestos a la radiaci√≥n. La poblaci√≥n con mas chanches de ser afectada es aquella que permanentemente es pasible de recibir la REM amplificada por los edificios standard de hormig√≥n armado (altura ambientes=2,40). Para Cobos, estos grupos de riesgo son las ‚Äúamas de casas sedentarias‚ÄĚ y los ‚Äúni√Īos chicos‚ÄĚ, ya que reciben una dosis constante de contaminaci√≥n energ√©tica.

    ‚ÄúEl bebe recibe una dosis inversamente proporcional al peso de la madre en el mismo campo, como una mordedura de v√≠bora. Si la mam√° pesa 60 kg y el chico 5 ante un mismo campo recibe doce veces m√°s radiaci√≥n en su sangre, la que finalmente enferma pudiendo dar lugar a una leucemia infantil‚ÄĚ, explic√≥.

    Futuro

    ¬ŅC√≥mo podr√≠an absorberse los efectos perjudiciales de los de los campos electromagn√©ticos? En la opini√≥n del miembro del CAI, la investigaci√≥n aplicada debe avanzar hacia estructuras que incorporen desde el dise√Īo la mitigaci√≥n de la radiaci√≥n, y la incoporaci√≥n de elementos como el hidr√≥geno y el cuarzo, √ļtiles en la descarga de este tipo de energ√≠as.

    ‚ÄúLos japoneses conocen las bondades de este mineral ‚Äďcuarzo- desde el origen de su civilizaci√≥n. En cualquier jard√≠n o centro de hogar se puede encontrar un sector con piedritas blancas. El sentido de dichas piedras va mucho m√°s all√° de lo decorativo, y tiene que ver con las propiedades f√≠sicas, que los occidentales no parecen entender o abarcar. El cuarzo funcionar√≠a como una esponja de ondas electromagn√©ticas, que absorbe las de alta frecuencia y libera radiaci√≥n en una frecuencia mucho m√°s baja‚ÄĚ, anticip√≥ Cobos en su libro.

    Fuente : http://www.infobae.com/notas/670685-Que-efectos-colaterales-puede-causar-la-electricidad-a-nuestra-salud.html

  • @ javier:
    Un copia-pega no es una consulta, y una entrevista sin apenas datos no es una referencia, pero bueno.
    Un Ingeniero civil sanitario no es un especialista ni en electromagnetismo ni en sanidad, sino en sistemas como el alcantarillado y en impacto medioambiental. Habr√° estudiado durante 20 a√Īos el asunto, pero su titulaci√≥n no es relevante.
    Decir que las ondas no ionizantes producen una degradación a largo plazo es demasiado genérico: no especifica cuáles son, para empezar. Además, no importa realmente la longitud de onda sino su energía. Cuanto mayor es la longitud de onda, menor es su energía, a igual amplitud. Por eso las longitudes de onda ionizantes son más cortas que las no ionizantes, porque tienen más energía.
    Las estructuras met√°licas que menciona tienen que tener unas dimensiones muy concretas para poder actuar como antenas (si mal, no se puede actuar eficazmente de antena cuando la longitud de onda es inferior a la mitad de la longitud de la antena -de ah√≠ que las antenas m√°s eficaces tengan justo la mitad de la longitud de la onda que se intenta recibir y que sean extensibles las de las radios con AM y onda corta-) y una malla relativamente estrecha si quieren actuar de espejos (v√©ase las jaulas de Faraday, que protegen de las longitudes de onda superiores al tama√Īo de los agujeros de la malla).
    El aumento de los tumores cerebrales en la √©poca del hormig√≥n… ¬Ņy por qu√© no el de todos los tumores? ¬ŅEs que el cerebro tiene m√°s probabilidades de sufrir tumores que otras partes del cuerpo? ¬ŅTiene menos? Y, sobre todo, cuando el hormig√≥n armado tiene m√°s de cien a√Īos de antig√ľedad, ¬Ņqu√© hay que comparar? La radioemisi√≥n a gran escala empez√≥ despu√©s del hormig√≥n armado, no antes. Y lo de que a mayor altura, mayor peligro… de matarse si cae uno por la ventana. Precisamente, si lo que nos preocupan son las emisiones radioel√©ctricas humanas, cuanto m√°s arriba estemos mejor: por la disminuci√≥n cuadr√°tica (am√©n de la atenuaci√≥n del aire) del campo electromagn√©tico en funci√≥n de la distancia, estar m√°s arriba significa que llega menos energ√≠a.
    Sobre los ni√Īos que viven en ambientes de m√°s de 0,4 microteslas: el campo m√°gn√©tico de la Tierra son 0,05 militeslas (50 microteslas). Por cierto, el estudio al que se refiere con ese flujo magn√©tico parece hablar de microteslas y adem√°s comenta que son circunstancias muy poco habituales, y que no hay tampoco una correlaci√≥n marcada. De ah√≠ a lo que dice este se√Īor ingeniero (va sin retint√≠n) hay mucho trecho.
    Lo del móvil/celular separado del corazón me parece un malentendido relacionado con los primeros marcapasos, que sí eran muy sensibles a este tipo de frecuencias.
    No abrir el ordenador… esto es de traca. El ordenador no emite apenas electromagnetismo porque est√° “cubierto” de tierras y porque las frecuencias en las que trabaja no son adecuadas para usar las pistas de los circuitos como antenas, en general. Pero no es mala idea: mejora la circulaci√≥n de aire del equipo.
    Las antenas de satélite son receptores, no emisores, para empezar: la radiaci√≥n electromagn√©tica que re√ļnen ya est√° ah√≠. Por si fuera poco, son parab√≥licas, as√≠ que re√ļnen la se√Īal en un punto (donde est√° el verdadero receptor) y de ah√≠ se dispersa. Como mucho, con no tener la parab√≥lica enfocada directamente al interior de la casa (normal por otro lado porque las frecuencias de emisi√≥n de sat√©lite no acostumbran a pasar f√°cilmente las paredes) se tiene el problema resuelto.
    Sobre las bombillas de bajo consumo… cada vez tengo m√°s claro que este t√≠o no tiene mucha idea de lo que habla. Las fluorescentes usan mercurio para emitir en ultravioleta y excitar el f√≥sforo de la cubierta de la bombilla, as√≠ que o son opacas o no funcionan. Y, desde luego, no es lo mismo la frecuencia de los rayos ultravioleta (que empieza en los cientos de terahercios) que la de la Wifi (que se queda en los gigahercios escasos).
    Pero vamos a lo que no cuadra ya ni con la matem√°tica b√°sica: las comparaciones entre madres de 60 kilos y ni√Īos de 5. No, no reciben 12 veces la irradiaci√≥n, porque al pesar 12 veces menos tienen, aproximadamente, un volumen 12 veces inferior (cosas de la densidad del cuerpo, tan cercana a la del agua) y una superficie aproximadamente 5 veces menor: si la proporci√≥n en peso/volumen es 12, la proporci√≥n en radio -s√≠, suponemos vacas esf√©ricas- es su ra√≠z c√ļbica, y la proporci√≥n en √°rea es el cuadrado del radio. As√≠ que, para empezar, el ni√Īo recibe cinco veces menos radiaci√≥n (suponiendo que ambos reciben radiaci√≥n igualmente por todas partes), en un volumen 12 veces menor. Vamos, que recibe algo m√°s del doble de radiaci√≥n por unidad de volumen. Si un ingeniero no se molesta en realizar estos c√°lculos, tengo que sospechar que no est√° pensando mucho lo que dice.
    Y cuando entramos en el uso del hidr√≥geno y del cuarzo para mitigar estos efectos ya pasamos a otra dimensi√≥n. ¬ŅEn qu√© cabeza cabe que un trozo de cuarzo situado a varios metros -por cierto, las rocas japonesas no suelen ser de cuarzo pero pueden llevarlo incrustado si son gran√≠ticas- interfiera con la radiaci√≥n que no pase exclusivamente a trav√©s de √©l? Esto es una fantasmada como la de los cactus contra radiaciones electromagn√©ticas.

  • @ javier:

    Los efectos de las radiaciones electromagn√©ticas sobre los tejidos corporales se conocen hace m√°s de un siglo (si, antes de los m√≥viles y la tele). Si se da cuenta solo le est√°n vendiendo cuarzo: ¬°ponga una piedrecita de cuarzo en su casa y canalice todas la peligros√≠simas ondas cancer√≠genas que le rodean!…primero se fomenta el miedo a la radiaci√≥n y luego te hablan de escudos anti-radiaci√≥n. De libro.

  • @ Tru:
    Es mejor usar ‘tornillos’ de Crinoideas para hacerse una caja de Faraday en forma de casco. Te lo pones en la cabeza y ya no tendr√°s que temer a la radiaci√≥n del m√≥vil y el ruido exterior.
    :-D

  • @ jfce:

    No crea que no lo había pensado, pero el estado alterado de la materia que pueden alcanzar los empastes en un confinamiento magnético me echan pá trás.

  • ¬°Carajo!, es hablar de moviles y ondas, y llegan los vendedores de piedritas de cristal, como moscas a la mier…

    No gracias, yo me arreglo con mi tunera, que tambi√©n dicen que absorbe radiaciones…

    http://lacienciaysusdemonios.com/2010/11/10/cactus-contra-las-radiaciones/

    me equivoque de enlace, da igual lo que digan en el anterior.

    A m√≠ me funciona….. :silba:

    Adem√°s, su dise√Īo integrado con el boligrafo es una pasada, no s√≥lo sirve para librarme de las malvadas ondas, sino que tambi√©n me ayud√≥ a quitarme la man√≠a de llevarmelo a la boca y morderlo…

    http://www.mejoor.com/curso/16/wp-content/uploads/2011/06/IMAG0194.jpg

    Jfce, que los vendedores de gorritos de papel de aluminio, le van a canear…

  • Reflexiones Profundas dijo:

    Jfce, que los vendedores de gorritos de papel de aluminio, le van a canear…

    Me van a Cybercanear querr√° decir… :tomates:

  • El gorrito de aluminio lo van a prohibir. Es cierto que refleja las malas ondas, pero las radiaciones reflectadas pueden ir a cualquier sitio y eso es peligros√≠simo. Yo ten√≠a uno pero al pon√©rmelo me di cuenta de que la salud de mi canario empeoraba. Adem√°s un d√≠a me olvid√© de quit√°rmelo y cog√≠ el coche, causando un accidente al deslumbrar a otro conductor…

  • http://radiaciones.wordpress.com/2014/05/14/peligro-tumores-cerebrales-con-solo-15-horas-al-mes-hablando-por-telefono-movil-nuevo-estudio/

    No encuentro el paper original, se lo he preguntado al autor de la noticia, pero todav√≠a no ha respondido. ¬ŅSaben algo a cerca de este supuesto nuevo estudio?

  • @ Nomar:

    Asi de momento, que el tio de ese blog sea “experto en geobiologia” ya apesta. Y luego confunde la revista Occupational and Environmental Medicine del grupo BJM con una seccion de la revista BJM.

    Buscando “glioma” en esa revista, lo mas reciente es un articulo de 2012 que examina el efecto de disolventes:
    http://oem.bmj.com/search?fulltext=glioma&submit=yes&x=0&y=0

    Y buscando “phone”, parece que llegamos al articulo de marras:
    http://oem.bmj.com/content/early/2014/05/09/oemed-2013-101754.abstract?sid=901aa5ac-402a-48da-b922-cd47c69d9031

    Sin poder leer mas que el abstract, suena muy raro. Para los usuarios regulares no hay efecto, no dicen como definen a los usuarios intensivos ni cuantos son, y la correlacion la establecen con el numero acumulado de horas. Lo que no es sorprendente porque, cuanto mayor sea una persona, mas habra hablado por telefono. Aparte de eso, la manera que tienen de determinar el grado de uso del movil es, por decirlo suavemente, chapucera.

    Ademas, es un estudio de caso-control, que sirve para identificar posibles causas, pero no para probar la causalidad.

  • La gente siempre lo ha entendido mal, es al rev√©s… El n√ļmero total de casos de c√°ncer en los EE.UU. empieza a crecer a principios de los 70 y el n√ļmero de tel√©fonos m√≥viles empieza a crecer a principios de los 80, por lo que podemos concluir que “El c√°ncer causa tel√©fonos m√≥viles”. E invito a cualquier geobi√≥logo a probar que estoy equivocado.

  • 8-O No quiero ni pensar en los millones de personas con c√°ncer por el mero hecho de vivir a menos de 100 Km de una emisora de radio FM :yono: …. Esas SI que emiten con potencias importantes…. Por cierto, ¬Ņd√≥nde dec√≠s que est√°n? :inbestigo: no los veo… me recuerda a cuando en Almar√°z se realizaron los movimientos ati central nuclear avisando del “ALTISIMO” n√ļmero de personas con c√°ncer en la zona, no crey√©ndose los estudios de la Junta de Energ√≠a Nuclear (a veces dichos informes no son precisamente de lo m√°s creibles, pero bueno) y encargaron otros… y otros e incluso un tercero, y luego lo intentaron tapar porque los resultados de TODOS ellos fu√© que la zona de Almar√°z es de las zonas de Espa√Īa con MENOS n√ļmero de c√°nceres por habitante :-D o, como aquellos que braman porque han montado antenas de telefon√≠a en sus tejados, pero no se quejan si lo hacen a dos manzanas de su edificio, y no se dan cuenta que esas antenas practicamente NO emiten directamente hacia abajo o arriba, con lo que est√°n recibiendo mas energ√≠a si est√° a 100m alrededor que si estuviera justo encima Habr√≠a que ver el diagrama de emisi√≥n de cada modelo de antena, pero son basicamente direccionales con gran apertura lateral y muy poca vertical por eso se ponen varias apuntando en distintas direcciones, pero ante la falta de objetividad de algunos, y la dificultad, casi imposibilidad, de rebatir a un conspiranoico (si le llevas la contraria es que T√ö formas parte de la conspiraci√≥n)… :lodejo:

    P.D. Me encanta tu apodo :-) pero no te encierres en “B√≥vedas de acero” ni te quemes bajo un “Sol desnudo” ;-)

  • JaIzCo dijo:

    y no se dan cuenta que esas antenas practicamente NO emiten directamente hacia abajo o arriba

    Intent√© explicarle eso a una amiga m√≠a pero nada, empe√Īada en que estaban sufriendo dolores de cabeza en la f√°brica.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies