Teorías sobre la función de los canales de ventilación de la gran pirámide (I)

piramide

Si la Gran Pirámide de Giza tuviese cara, seguro que estaría esbozando una sonrisa burlona, porque habiendo transcurrido ya 4500 años desde que se erigió, cuanto más investigamos sobre su función y su técnica de construcción más enigmas se nos plantean.

Voy a tratar en esta entrada temas tan apasionantes como la finalidad de varios elementos arquitectónicos de la gran pirámide de Giza, y en especial de los 4 respiraderos, teorías sobre su construcción, y también teorías sobre su sellado. Es un tema muy extenso,por lo que lo dividiré en varias partes.

Para entender bien lo que voy a contar, en primer lugar vamos a repasar la estructura de la Gran Pirámide. Para no perdernos, mantengamos a la vista el esquema de arriba mientras que leemos la descripción de las diferentes cámaras y pasadizos.

La entrada original a la pirámide se encuentra en la hilada 19 tras la que transcurre un corredor descendente que baja sobre el nivel del suelo continuando a través de la roca viva hasta llegar a la cámara subterránea. Se cree que esta cámara está inacabada porque aunque el techo y las paredes están pulidas, el suelo presenta grandes irregularidades y protuberancias. Cuesta creer que pueda haber algo inacabado en la Gran Pirámide, pero también avala esta teoría el que al final de la cámara exista un pasadizo adicional que no lleva a ninguna parte. Quizá la intención era construir dos cámaras consecutivas conectadas por un pasaje como en la pirámide roja, pero los arquitectos o el propio faraón cambiaron de idea durante el transcurso de la obra.

Sobre el techo del pasaje descendente desembocan dos pasadizos. Uno es el canal ascendente, que lleva a la gran galería y la cámara de la reina, y el otro es el pozo, del que hablare más adelante. El acceso al pasaje ascendente está bloqueado por 3 bloques de granito encajados en las paredes y techos que se estrechan ligeramente para que los bloques hagan de tapón. El principio del primer bloque es visible desde el pasaje descendente. La retirada de los mismos es imposible desde abajo, lo que llevo a Al’Mamún en el siglo IX a ordenar el escarbado de un nuevo pasaje de entrada horizontal, empezando en la hilada 7, que es la entrada actual y que permite el acceso al canal ascendente por detrás de los tres bloques de granito.

ascendente

Subiendo por el canal ascendente llegamos a una intersección de la que parten la entrada a la cámara de la reina, la gran galería y la entrada del pozo. La cámara de la reina tiene un techo abuhardillado formado por bloques calizos colocados en contraste (como dos naipes apoyados), y un nicho en la pared izquierda que se cree que estaba destinada para contener una estatua del faraón.  Aunque se la conoce como cámara de la reina, no se construyó como sepultura de ninguna reina. El nombre le fue dado por los antiguos árabes tras ver el techo construido a dos aguas como las tumbas de las mujeres.

camara_reina

En 1872 Dixon descubrió accidentalmente la existencia de los respiraderos de la cámara de la reina al deslizar un alambre entre la junta de dos bloques de revestimiento sin encontrar tope. Tras partir el trozo de cubierta que tapaba ambos conductos descubrieron introduciendo guías metálicas que eran muy profundos.De hecho, el canal norte hacía un pequeño giro de tal manera que un larguero y una guía metálica se quedaron atorados en su interior sin que los pudiesen retirar. La finalidad de esta cámara es una incógnita. Inicialmente la teoría generalizada era que el faraón volvió a cambiar de idea y quiso una nueva habitación culminando el gran corredor. Esto llevaría a deducir que los respiraderos norte y sur de la cámara de la reina que ascienden a unos 45 grados hacia las paredes de la pirámide deberían de terminarse algo por encima de la altura de la cámara de la reina. Pero como ya conté en un anterior artículo, en 1993 el ingeniero Gatenbrick deslizó un vehículo teledirigido por el respiradero sur y descubrió que terminaba en un bloque de piedra con dos pasadores metálicos (que desde entonces es conocido como puerta Gatenbrick) a una distancia de 63 metros, muy por encima de la cámara del rey. Por ello la teoría del cambio de idea debemos descartarla, ya que no tendría sentido continuar con un esfuerzo tan tremendo que supone ascender dos chimeneas oblicuas entre el núcleo de la pirámide si ya no tendrán la función para las que se estaban construyendo.

Avanzando hacia arriba nos encontramos con la gran galería, obra maestra de la arquitectura egipcia, compuesta por un pasillo ascendente con una bóveda telescópica formada al ir solapando bloques de roca que sobresalen unos centímetros del inmediatamente inferior, elevándose hasta los 8 metros y medio de altura.

gran galeriaj

Al final del la gran galería, la antecámara en la que se supone que se encontraban tres bloques de granito que sellaban la entrada a la cámara del rey, y que se deslizaban por tres carriles rebajados en las paredes laterales. Estos tres bloques de piedra no existen en la actualidad y hay quien piensa que no existieron nunca. ¿Para qué los carriles entonces?

Y tras la antecámara, la cámara del rey majestuosa construida en su totalidad por grandes bloques de granito rojo. El techo es plano, a diferencia del de la cámara de la reina. Mejor dicho, el primero de los techos, porque la cámara del rey tiene 5 sobre los cuales se colocó otro conjunto de bloques colocados en contraste. La finalidad de estos techos también es un misterio. Son mal llamados cámaras de descarga, aunque no descargan de ningún peso.

rey

La cámara del rey también dispone de dos respiraderos, norte y sur, como los de la cámara de la reina, aunque estos si que llegan hasta el exterior de la pirámide. Originalmente se creyó que eran receptáculos para colocar lámparas, pero más tarde al comprobar que alcanzaban la pared de la pirámide, por lo que su funcionalidad se pensó que era la de ventilación.

respiradero

 

 

 

Para qué se utilizó la pirámide

Las pirámides egipcias fueron una evolución de las mastabas, que eran construcciones funerarias. Lo normal es pensar que durante la vida del faraón se construía la pirámide que le daría sepultura y que sería el monumento que le haría perdurar entre el pueblo egipcio tras su muerte. Pero la momia de Keops no se encontró en el interior de la gran Pirámide. ¿Acaso fue saqueada?

Heródoto dejó escrito que Keops ordenó que se escavaran cámaras subterráneas en la meseta de Giza para su sepultura, no se sabe si por miedo a los saqueos, o por repudiar en última instancia su majestuosa sepultura por considerarla maldita.

Los restos de Keops siguen sin recuperarse, así que desconocemos si fueron saqueados, si están sepultados en algún sitio desconocido o… si se encuentran en la pirámide en alguna cámara todavía desconocida.

Pero en cualquier caso, ¿para qué se construyeron ese intrincado de cámaras, galerías y pasadizos? Cada uno de esos elementos arquitectónicos supuso un esfuerzo ímprobo y no cabe lugar a dudas de que cada mínimo recoveco tenía una función asignada desde el diseño inicial.  Pero de entre todos ellos, es especialmente inquietante la finalidad de los respiraderos de las cámaras del rey y la reina, y más aun si cabe los de la reina, ya que se encontraban tapados por ambos extremos, lo que indica que no se llegaron a usar. Recordad que Dixon tuvo que romper el revestimiento de la cámara de la reina para acceder a ellos.

Hay teorías de varios sabores sobre la posible finalidad de estos respiraderos. De entre ellas, cabe destacar la teoría de Christopher Dunn, que postula que la pirámide en realidad no era una tumba, sino una planta energética que se utilizaba para enviar señales de microondas con un destino desconocido, aunque si consideramos que las guías de onda de la emisión son los canales de la cámara del rey, estos según Bauval apuntan a Al Nitak (Zeta Orión) y Alfa Dragón, la antigua estrella polar.

Toda esta teoría es un absurdo de principio a fin, que se desmonta simplemente argumentando que si la finalidad de la cámara de la reina es la de servir como recipiente de una reacción química de dos compuestos que se introducían por los dos respiraderos, lo normal habría sido dejar esos respiraderos abiertos, y no tapados por un recubrimiento de roca.  La capa de sal de las paredes de la cámara de la reina tiene otra explicación mucho más razonable, como veremos más adelante.

(Continuará)


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies