Alimentos transgénicos

transgenicos

El de hoy es uno de los temas más debatidos en la producción alimentaria mundial: los organismos modificados genéticamente. Los partidarios señalan que se mejora el rendimientos de los cultivos y se requiere un menor uso de fertilizantes y pesticidas. Los detractores afirman que tales productos no están suficientemente probados y suponen un peligro en potencia. Algunos países en vías de desarrollo, como Filipinas o algunos países africanos, se han convertido en campos de batalla entre ecologistas y agricultores. Vamos a ver los argumentos de ambas partes.

¿Qué son exactamente los organismos modificados genéticamente, y qué diferencias hay entre la ingeniería genética y el desarrollo de cultivos artificiales que el hombre ha practicado desde hace miles de años? El método natural de hibridación de plantas es la polinización cruzada, que es la manera en la que agricultores y científicos han creado nuevas y mejoradas especies para cultivos desde siempre. Las plantas se pueden hibridar con bastante facilidad, más que animales, pero las modificaciones que se pueden realizar con este mecanismo son limitadas. La principal diferencia con la manipulación genética directa es que con esta segunda técnica se pueden mover genes de una especie a prácticamente cualquier otra, sin importar cuan diferentes sean. Más específicamente,  se pueden seleccionar los genes que producen rasgos específicamente deseables, y lograr mejoras mucho más significativas, más controladas y mucho más rápidamente.

Los primeros organismos modificados genéticamente disponibles en el mercado fueron en la medicina. El primer producto obtenido de un organismo modificado genéticamente (OMG) fue la insulina sintética, que fue aprobado por la FDA en 1982, y que en la actualidad es la manera en la que se obtiene toda la insulina de uso médico. La hormona humana del crecimiento que antes era obtenida de cadáveres, ahora se obtiene sintéticamente. La vacuna contra la hepatitis B se desarrolló por ingeniería genética en 1987. La ingeniería genética también es responsable de las bacterias devoradoras de petróleo utilizado en los derrames accidentales. Al diseñar cultivos mejorados por hibridación tradicional, uno de los principales inconvenientes es que las nuevas plantas son a menudo estériles, sobre todo cuando las especies cruzada por polinización están demasiado separadas genéticamente. A través de la ingeniería genética, este obstáculo puede superarse.

Cuando se trata de cultivos alimentarios, se intentan seleccionar los puntos fuertes de una variedad de plantas, tales como la inmunidad a una determinada enfermedad o la resistencia a ciertas condiciones adversas, y transferir estas propiedades a otra especie de planta que lo necesita. Un ejemplo en el que los investigadores están trabajando ahora es la inmunidad al urediniomycetes, un hongo que afecta a todos los cereales, pero al que por alguna razón, el arroz es inmune. Si se consiguiese que esta inmunidad se trasladase a cereales como el trigo y la cebada, entonces tenemos una cosecha mejorada, resistente a una enfermedad más. Aumenta el rendimiento, y la necesidad de productos químicos para erradicar el hongo disminuye. Todo son ventajas.

Haciendo un poco de historia, en 1943, en lo que se conoció como la Revolución Verde, México incapaz de alimentar a su creciente población, pidió ayuda a la comunidad internacional. Unos años después, las Fundaciones Ford y Rockefeller fundaron el International Rice Research Institute en Asia. En 1962, una nueva variedad de arroz llamada IR8 daba de comer a gente de todo el mundo. IR8 fue el primer cultivo modificado que sirvió para reducir el hambre. En 1962, no existía todavía la tecnología necesaria para la manipulación directa de los genes de las plantas, y así IR8 fue creado cruzando las variedades existentes. Esta es la ventaja de los cultivos modificados: el IR8, sin fertilizantes, sin realizar nada especial, produce cinco veces el rendimiento de las variedades tradicionales de arroz. En condiciones óptimas de nitrógeno, puede llegar incluso a 10 veces. En 1980, IR36 resistió plagas y creció lo suficientemente rápido como para permitir dos cosechas al año, en lugar de solo una, duplicando el rendimiento. Y en 1990, utilizando técnicas avanzadas de manipulación genética adicionales, IR72  incluso superó al IR36.

Norman Borlaug, premio Nobel de la Paz en 1970 y padre de la Revolución Verde, es una personalidad de obligada referencia al hablar de alimentos transgénicos. El Dr. Borlaug ha salvado más vidas que cualquier otra persona que haya vivido nunca. El comité del premio Nobel estimó que fue personal y directamente responsable de salvar a más de mil millones de seres humanos en el Tercer Mundo de inanición. El Dr. Borlaug fue pionero en el uso de cultivos modificados genéticamente y de híbridos, y en el diseño de nuevas variedades que podrían prosperar en condiciones áridas donde los pesticidas o herbicidas no estaban disponibles. Es también conocido por “la hipótesis de Borlaug”, que propone que la mejor manera de reducir la deforestación es la reducción de la demanda de nuevas tierras de cultivo mediante el uso de la tierras de cultivo existentes a su máximo potencial.

Los cultivos de OMG también ofrecen a los fabricantes de semillas otras posibilidades menos benevolentes. Mediante el empleo de lo que se denomina genes “Terminator“, los fabricantes teóricamente puede implementar técnicas que fuerzan a los agricultores a pagar anualmente a las empresas productoras de semillas para beneficiarse de las ventajas de los OMG. Esta técnica impide que los embriones de las nuevas semillas puedan desarrollarse, o bien requieren en un momento determinado del crecimiento de un compuesto químico propietario de la empresa de transgénicos, sin la cual la planta no produce semillas viables para replantar.  Esta es una de las preocupaciones de los activistas anti OMG, preocupados por la polinización cruzada de los cultivos adyacentes a los cultivos transgénicos, que pueden provocar que el agricultor de un cultivo tradicional obtenga semillas no viables “sin verlo ni olerlo”.

Hace unos años podíamos ver en Filipinas a activistas de Greenpeace vistiendo trajes contra riesgo biológico arrancando y cortando plantas de un cultivo de OMG e introduciéndolos en recipientes herméticos. Al invitar a los reporteros y fotógrafos para documentar estas manifestaciones, sembraron de una manera muy eficaz el terror entre la escasamente formada población de agricultores filipinos. Cualquier persona razonable estará de acuerdo en que no se hace una cosa así sin una buena razón, por lo que debe de haber una indiscutible evidencia de que los organismos transgénicos solo pueden ser manejados estando equipados con trajes utilizados en amenazas biológicas. ¿No? Echemos un vistazo a la página de Greenpeace para leer la alarmante información allí mostrada.

greenpeace

La producción de toxinas y alérgenos inesperados. Dado que la ingeniería genética es una tecnología muy imprecisa, la inserción de genes extraños puede estimular la producción de proteínas inesperados, que pueden resultar tóxicas o alergénicas.

En primer lugar, la ingeniería genética no es una “tecnología muy imprecisa”. Al contrario. Por medio de esta técnica se obtienen resultados mucho más precisos que con la polinización cruzada. El mismo objetivo de la investigación es evitar resultados alergénicos o tóxicos. Cuando estos resultados se encuentran en los OMG, los productos no se envían al mercado.

Una de las principales motivaciones de la ciencia es aprender cómo hacer las cosas mejor. ¿Pararíamos todas las investigaciones científicas, en cualquier campo, porque el aprender cómo hacer las cosas mejor también nos enseña cómo hacerlas peor? Esa es una objeción ridícula.

Resistencia a los antibióticos. Los científicos añaden genes que confieren resistencia a los antibióticos comunes.

Lo que quise decir es que algunas investigaciones en OMG tratan de encontrar maneras de hacer que los cultivos sean resistentes a las bacterias dañinas, mediante la incorporación de las toxinas adecuadas a la cosecha, eliminando así la necesidad de aplicar la toxina por separado en forma de pesticidas sintéticos u orgánicos. Encontrar la manera de manejar este proceso para evitar la creación de plagas resistentes ha sido el principal área de estudio de la ciencia agrícola durante siglos. Este es un problema de cultivo que existe independientemente de los OMG. Los OMG ni crean que ni agravan el problema.

Efectos sobre el Medio Ambiente. Los cultivos genéticamente modificados introducen nuevas y potencialmente invasoras formas de vida.

Todas las especies de plantas son potencialmente invasoras. No hay razón para suponer que los OMG tengan mayor o menor potencial invasor que el resto.

La contaminación de las semillas y los cultivos. La gente sigue encontrando cada vez más producciones contaminadas (incluso las no manipuladas genéticamente). Esto se debe a la polinización cruzada.  El polen transgénico se desplaza por el viento o las semillas se mezclan durante la manipulación.

Esto siempre ha sido así con todas las plantas. La polinización cruzada no tiene nada que ver con los OGM. Es la responsable de toda la biodiversidad de la flora en el planeta. El uso de la palabra contaminación tiene como objetivo elevar la alarma acerca de un proceso natural y normal.

Los alimentos transgénicos eliminan la posibilidad de elección del consumidor. Debido a la amplia contaminación causada por los cultivos GM y el hecho de que muchos de los cultivos transgénicos no están identificados en el sistema alimentario, a los consumidores en las Filipinas se les está negado el derecho a elegir no comer alimentos modificados genéticamente.

De nuevo, esto siempre ha sido cierto para todos los cultivos alimentarios. Prácticamente todos los cultivos alimentarios modernos – los cereales, el maíz, el arroz – son el resultado de la hibridación humana. ¿Está Greenpeace aplicando esta crítica a todos los cultivos alimentarios, o sólo a las desarrollados por empresas con fines de lucro? ¿Es esto una objeción científica o ideológica?

La biopiratería. Con el fin de conseguir los rasgos deseados en las cosechas transgénicas, las empresas químicas utilizan a menudo genes adquiridos a partir de plantas, animales y bacterias que se encuentran en los países más pobres. En efecto, estos genes están siendo robados a los pobres para alimentar las ganancias corporativas.

¿Y cuál es el argumento frecuente de Greenpeace para posicionarse a favor de mantener la selva tropical brasileña? La selva, dice Greenpeace , actúa “como un botiquín crucial para el avance farmacéutico”. Cuando se sirve a sus propósitos, Greenpeace está totalmente a favor del uso de sustancias de las plantas en los países pobres. Pero cuando alguien lo hace para alimentar a la gente, de repente se trata de “biopiratería”. Esto es el colmo de la hipocresía.

La pérdida de los derechos del agricultor. Dado que las semillas genéticamente modificados están patentadas, la empresa de semillas puede mantener un control estricto sobre cómo las semillas se utilizan.

Esto es cierto para todos los productos patentados en el mundo. Incluso Greenpeace mantiene un estricto control sobre sus bienes jurídicamente protegidos, beneficiándose de la venta de camisetas y pegatinas, y el denunciando a quienes violan sus derechos de autor.

La ingeniería genética es antinatural. Debido a la ingeniería genética se crean nuevos organismos vivos que nunca ocurrirían naturalmente. Muchas personas tienen objeciones morales sobre esto.

No hay nada malo en tener opiniones morales y espirituales. Lo que es malo es usarlo para negar alimentos a los pobres, para los que sus nociones espirituales no son tan importantes como la necesidad de alimentar a sus niños hambrientos.

Para concluir este análisis de los alimentos transgénicos citaré a Norman Borlaug:

“Algunos de los grupos de presión ambiental de las naciones occidentales son beneficiosos para el planeta, pero muchos de ellos son privilegiados. Nunca han experimentado la sensación física del hambre. Ellos realizan sus intrigas desde sus cómodas oficina en Washington o Bruselas. Si viviesen un mes en medio de la miseria del mundo en desarrollo, como he hecho yo durante 50 años, estarían clamando por tractores y fertilizantes y canales de riego, y se indignarían porque otro privilegiados cómodamente sentados en sus casas les estuviesen negando estas cosas. “

 

Fuente: Skeptoid (2008)

Editado 14 de Mayo: Muchas de los argumentos utilizados en esta entrada han sido refutados en los comentarios. Es recomendable la lectura de al menos los comentarios destacados para tener una percepción más precisa sobre este tema.
  • Antes de poner un aditivo en el mercado, cualquier empresa debe pasar un infierno de pruebas para que le den la autorización. Sin embargo, Monsanto logró mediante argucias legales (y algunos otros métodos que, al no estar aún probados judicialmente no pondré) que la alteración genética no fuera considerada un aditivo, con lo que los requisitos a cumplir son infinítamente menores.

    Eso mismo hacen las pseudomedicinas y muchas magufadas y se las llaman complementos alimenticios, con lo que escapan al tamiz de los controles de la legislación de los medicamentos.

    En cuanto a la elección del consumidor, uno de los caballos de batalla es el correcto etiquetado de la inclusión de elementos transgénicos en los alimentos, sin que de momento se logren grandes resultados. Porque para que el consumidor pueda elegir si quiere transgénicos en su dieta, primero debería saber que le ponen transgénicos en su dieta ¿no crees?

    No se preocupe por eso, las multinacionales y sus estudios de opinión y mercado ya se encargaran de poner sellos en sus productos al igual que hacen ahora con el manido “soyelmejor no fabrica para otras marcas”,

    si aparece una gran alarma social frente a los transgénicos y hay gente que lo esta intentando, floreceran sellos diciendo, “nuestros productos están libres de transgénicos”…

    Por cierto, no ha respondido a mi pregunta

    ¿hay algún consorcio europeo que se dedique a la comercialización de OMG,S?

  • Reflexiones profundas dijo:

    Por cierto, no ha respondido a mi pregunta
    ¿hay algún consorcio europeo que se dedique a la comercialización de OMG,S?

    Ups! Con todo el trajin se me pasó. La verdad es que lo desconozco. Alguno debe haber, pero como las leyes de la UE son mas restricctivas a ese respecto que en EEUU (excepto en España, como siempre dando la nota :facepalm: ), la cosa no tiene tanta repercusión de momento. Lo que si hay son empresas que incluyen transgénicos en sus preparados (Nestlé entre ellas si no me equivoco). Hay una lista que corre por ahí. Si tengo tiempo ya te la buscaré.

  • @ Pu:

    Aquí no puedo estar mas en desacuerdo. Puede que parezca de menor importancia, dadas las otras consecuencias que estamos tratando aquí, pero de lo que me estás hablando es de una perdida cultural y gastronómica irrecuperable. Y es uno de los efectos que ya se está produciendo. Cada variedad de arroz (por seguir con el ejemplo que pones) tiene una cocción diferente y unos usos diferentes. Prueba a hacer una paella con un basmati si no me crees . Es otro efecto de la utilización que se la está dando a los OMG, la estandarización y la pérdida de la diversidad.

    Ok, tienes razón, cuando he dicho “mayor consecuencia” me refería úicamente a consecuencias ambientales e iba más en dirección a que puediera cambiar mucho los ecosistemas. Pero sí, está claro que, mucho o poco, igual no se iban a quedar. También hay que tener en cuenta que, hasta donde yo sé, no se ha comercializado aún una única variedad de “superarroz” en plan que aguante cualquier tipo de clima, parásito y condición como para poder crecer en cualquier latitud con mayor fitness que cualquier variedad autóctona. Pero vaya, la técnica está, sólo hace falta que sea rentable y aparecerá.

    @ Reflexiones profundas:

    pero vete a decirle a una multinacional que se olvide de sus patentes y royalties después de lo invertido en investigación y “publicidad”.

    No debería ser “yo” quien se lo dijera. Para eso existen gobiernos y legislación. El problema es que esos gobiernos que crean la legislación no me sirven a mi como se supone deberían hacer según la Constituación sino a esas empresas a las que debería “vigilar”. Al final ese es el problema de casi todo. Ese y que los usuarios hemos caido en el juego y estamos demasiado acomodados y tenemos demasiado miedo como para quejarnos de verdad (espero que alguien pueda tirarme estas palabras a la cara en un par de días a raíz de lo que está sucediendo en casa!).

    Como no lo hay en ningún tipo de alimento, es cuando aparece un problema toxicológico, cuando se estudian las causas que lo han provocado.

    Si, pero estás hablando de alimentos que llevan en la naturaleza tanto tiempo como nosotros, que han evolucionado paralelamente a nuestra especie y para la mayoría de los cuales existe ya una agricultura o, al menos, una cultura de consumo. Dicho de otra manera, tú sabes que un plátano se come pero que hay que tener cuidado con las setas. Y sabes que el arroz no es tóxico. Ahora todo eso puede estar cambiando. No existen leyes que regulen el consumo de alimentos tóxicos, lo que existe es una cultura, una educación al respecto. Sin embargo si a estos alimentos les añades algo exógeno que no forma parte de ninguna dieta y que, de hecho, está creado para ser tóxico, es decir, incluye un principio activo, lo que en realdiad estás haciendo es convertir un alimento en un producto químico activo (no lo llamo medicamento porque todavía no se han comercializado ese tipo de alimentos, pero es el siguiente paso). Y como tales debería aplicárseles la misma regulación que a los principios activos de los medicamentos. Esa es la diferencia desde mi punto de vista.

  • Ahi tienes la última edición de la lista roja de GP sobre empresas que incluyen transgénicos de una u otra manera en sus productos.

    http://www.greenpeace.org/raw/content/espana/reports/gu-a-roja-y-verde.pdf

  • Y esto es lo más parecido a un consorcio europeo que trate de regular lso OMG.

    http://www.coextra.eu/

  • A ver, estáis mezclando churras con merinas. Hay tres puntos diferentes que habría que discutir por separado:
    1. La inocuidad (o no) de los OMG en el consumo humano.
    2. El efecto de los OMG en el medio ambiente.
    3. El impacto económico de los OMG.

    En cuanto al punto 1, hasta ahora no hay ninguna prueba de que sean perjudiciales y no hay motivos (más allá del pseudoecologista “artificial malo”) para pensar que deban serlos.

    El segundo es el más discutible. Habéis mencionado la pérdida de diversidad de los cultivos. Eso ya pasa sin OMG, por una razón muy sencilla. Los agricultores seleccionan las variedades más productivas. ¿Por qué iba alguien a plantar una variedad de arroz que rinda un 10% menos? Que esto tiene sus problemas, cierto, pero no es culpa de los transgénicos. Los transgénicos son, simplemente, una variedad más, que resulta ser más productiva.

    En cuanto a lo que ha mencionado Pu (creo) de que las variedades no transgénicas se han generado a lo largo de largos periodos de tiempo y han dado al ecosistema a adaptarse, es una verdad a medias. Las variedades cultivadas se han desarrollado en largos periodos de tiempo en un lugar, pero luego se han exportado a otros lugares, con otros ecosistemas que los han recibido de golpe y porrazo. Repito lo que he dicho, todas las variedades de arroz son invasoras en cualquier sitio fuera del sudeste asiático. Y si se desarrolla una variedad de cualquier cultivo que aporte una ventaja, en pocos años estará siendo cultivado al otro lado del mundo. De nuevo, no hay ninguna diferencia desde el punto de vista ecológico entre una variedad transgénica y una no transgénica.

    Y el último punto. ¿Pues qué queréis que os diga? Hoy por hoy, las cosas se hacen por dinero. Y si os parece mal que una empresa comercialice OMG porque tenga comportamientos poco éticos o incluso ilegales, decidme una sola multinacional que no los tenga. ¿Renunciamos por eso a los móviles, a las medicinas, a los coches, a los viajes…?

    ¿Que no os gustan los monopolios o cuasimonopolios? Pu ha dado en el clavo:

    Alguno debe haber, pero como las leyes de la UE son mas restricctivas a ese respecto que en EEUU

    ¿Quién se va a jugar su dinero fundando una empresa de biotecnología para competir con un gigante como Monsanto y, encima, que tu propio gobierno te ponga todas las trabas del mundo? Mejor inviertes en sonajeros. ¿Quieres evitar un monopolio? Pues fomenta la creación de empresas que lo rompan, no les pongas trabas.

  • @ Javi:
    Ahí tienes razón. Pero es un tema en que no solo es fácil mezclar churras con merinas sinó que casi vienen mezcladas de fabrica (les ponen genes de la una a la otra :-D ). Mañana miraré de extenderme mas, que como he señalado en otro post es tarde y me toca madrugar (tu no se que hora tendrás en los USA pero aquí son casi las 4). A las buenas noches :dormir:

  • @ Pu:
    Que sueñes con los angelitos, pero no duermas mucho que hoy se acaba el mundo. :-P

  • El santo de Monsanto: http://www.combat-monsanto.es :droga:

  • Bueno lo que escribiste…

    Pero aun faltan cosas, como la libre eleccion. Si uno quiere algun producto que sea Modificado geneticamente. Que tenga la manera saber si es asi o no.

    Y lo que preocupa de las empresas que modifican geneticamente, es el modelo de negocio. Es monopolico. Comoq ue va por ahi el problema por lo que yo veo.

  • Primero que todo hago una aclaracion, es la primera vez que comento en el blog y el motivo por el cual lo estoy haciendo es por que este tema es uno de los que mas me preocupan en la actualidad. Es preciso reconocer que la verdad se encuentra en la boca de pocos; al igual que la sabiduria en la mente de algunos. La se ha vuelto un juego cada quien la vive a su modo y como mejor le parece. Un sin numero de personas tratan de controlarla por medio de la ciencia, la relegion, la politica o caulquier otra ideologia que segun esto busca el beneficio humano, pero solo para unos cuantos y los demas pasamos a segundo plano.El uso de esta bio-basura que seguramente he consumido alguna vez es el producto de el surgimiento de nuevas mutaciones a las enfermedades que ya conocemos, pero que cada vez se vuelven mas resistentes a nuestro organismo causado por los miles de compuesto quimicos agregados a nustros alimentos. Cada vez mas casos de cancer,diabetes,tumores,etc. Y todo esto en pro de la vida del ser humano, dejemos de andar con falsas especulaciones, una compañia jamas publicara los resultados de cualquiera de sus investigaciones en un 100% que engañen aquien se deje, creo que en un futuro no muy lejano terminaremos en nada mas y nada menos que un SOYLENT GREEN!!!

  • @under-control,
    Has mezclado muchas cosas y no acabo de entender muy bien tu discurso, pero eso de que “cada vez hay más casos de cáncer, diabtetes, tumores, etc” merece un pequeño comentario.

    La principal causa de muerte en el mundo es estar vivo. No es una tonteria. Si a mi no me hubieran operado de apendicitis a los 30 años, 25 años después no podría escribir estas lineas. Hace cien años la gente apenas tenia càncer porque se morian antes de otras cosas. Hoy en dia, en los paises en vias de desarrollo la mortalidad por càncer es baja, sencillamente porque muchos se mueren de gastroenteritis o, directamente, de hambre. Lo mismo vale para la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

    Estoy con Lucho en que el consumidor tiene derecho a saber qué come, pero ese derecho es inutil si no tienes qué comer…

  • @ Under_Control:
    Soylent Green…tu has visto muchas peliculas :facepalm:

  • @ Lucho:
    Efectivamente, el mayor logro de los transgénicos es que se puedan patentar semillas, monopolio de la alimentación… es lo único que que faltaba ya.

  • interesante texto:

    Controla el petróleo y controlarás naciones; controla los alimentos y controlarás pueblos (Henry Kissinger)
    En cada ciclo histórico la potencia dominante de turno siempre trata de establecer el control casi absoluto de una región de interés geoeconómico buscando diferentes instrumentos para dirigir todos los aspectos de la sobrevivencia humana.
    En esta era globalizada se trata ya no del dominio de una región seleccionada por la única superpotencia existente sino del planeta entero. El uso de la maquinaria bélica y de los recursos energéticos no ha sido suficiente para el control completo de la voluntad de los pueblos. Se necesita algo más y este “algo más” resulta ser la comida diaria en el planteamiento de uno de los más siniestros globalizadores, David Rockefeller.

    Aquí el link par el texto completo:
    http://www.sp.rian.ru/opinion_analysis/20130524/157156224.html

  • Y pensar que uno de los fundadores de Greenpeace se retiró de esta organización porque están en contra de los transgénicos. No solo es ignorante sino muy irresponsable estar en contra de algo sin saber bien de qué se trata. Si no fuera por los transgénicos, no existiría el arroz dorado, creado por Instituto Federal Suizo de Tecnología, junto con Peter Beyer de la Universidad de Friburgo, para evitar que miles de niños se queden ciegos, ya que tiene vitamina A. Al ser tan pobres, estos niños no pueden comer más que arroz. Si no fuera por este arroz, quedarían ciegos por falta de vitamina A. Y para que un transgénico vea la luz, toma varios años de investigación, pruebas, etc, si no estoy mal, como 10 años. Si de verdad quieren saber más, lean este artículo muy interesante:

    http://cienciasycosas.com/2013/10/19/el-error-de-cuando-tu-unico-argumento-es-monsanto/

  • Y otra cosa. Muchos critican que se monopolicen las semillas. ¿Cuánto creen que se gasta una compañía en investigar una nueva semilla transgénica? Millones de dólares. Me parece más que obvio que tenga la patente y que cobre por esta. Nadie está obligando a un campesino a usar estas semillas (hay casos donde esto está pasando y eso sí me parece el colmo, como en mi país, Colombia). Y el ahorro al usar este tipo de semillas es mucho más grande que el costo de no usarla. Además, luego de 20 años, estas semillas dejan de ser de propiedad de una empresa, como de hecho está por suceder o ya sucedió, con ciertas semillas de maiz, sino estoy mal. Eso está como los que se quejan del costo de ciertos medicamentos. En una investigación de nuevos medicamentos, en promedio solo el 5% de estos termina viendo la luz, por lo que ese 95% restante se cubre con ese medicamento que se vende. Es más que justo que las compañías puedan recuperar su inversión y además ganar dinero con estas. Nada es gratis en la vida, estas también deben pagar empleados, impuestos, luz, agua, etc, etc, etc. Si uno va a criticar algo, por lo menos tómese el tiempo de investigar en sitios serios y no creerse todas las mentiras que promulgan organizaciones como Greenpeace, que a pesar de hacer cosas muy positivas, también están cayendo en posturas ideológicas irracionales y demagógicas.


\Incluya

Puedes seguir las respuestas a esta entrada por RSS 2.0 feed.

Trackbacks / Pingbacks



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR